Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Prohibido aburrirse

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El último día en la clase, la profesora propuso una redacción:

«Contad en el cuaderno que actividades se pueden hacer en vacaciones para no aburrirse»

Todos bajaron sus cabezas y muy aplicados empezaron la tarea, menos uno. El mismo que chico preguntó a la maestra:

— ¿Qué es aburrirse?

La profesora lo miró sorprendida de que no estuviera en el vocabulario de un niño tan mayor esa palabra y le explicó con paciencia:

— El aburrimiento es un estado de desgano, en el que no se actúa porque nada estimula…

El chico le dio las gracias a la maestra, afiló su lápiz y comenzó su redacción:

«Nunca he estado aburrido, pero si lo estuviera, intentaría distraer a los demás: escribiendo, dibujando, contándoles cuentos, arreglándoles la bicicleta, haciendo teatro…»

Todos fueron terminando y salieron del aula, menos aquel chico que seguía escribiendo :

«…enseñándoles a pescar, montándoles un álbum de fotografías, construyendo una caseta en un árbol, aprendiendo juntos a tocar un instrumento, paseando…».

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El gran mandamiento

Lo que habiendo oído el pueblo, estaba asombrado de su doctrina. Pero los fariseos, informados de que había tapado la boca a los saduceos, se unieron; y

Artículo Completo