Números 25: Israel acude a Baal-peor

Núm 25:6 Y he aquí un varón de los hijos de Israel vino y trajo una madianita a sus hermanos, a ojos de Moisés y de toda la congregación de los hijos de Israel, mientras lloraban ellos a la puerta del tabernáculo de reunión.

Trajo una madianita : No se sabe exactamente qué significa esto. Aparentemente constituye un desafío, un intento de introducir a un incrédulo en lo más sagrado de la fe israelita: el tabernáculo . También puede que implique un esfuerzo por introducir el culto a la fertilidad de la religión de Baal, con sus prácticas de prostitución ritual, al culto israelita. Nótese también que la mujer es madianita, no moabita. Esto prepara el escenario para la venganza de los madianitas.

La frase «trajo… a sus hermanos» se refería a la habitación interior de la tienda de la persona. Claramente a la mujer la llevaron a su tienda para tener relaciones sexuales. Zimri desestimó a tal punto la ley de Dios que hizo entrar a la mujer al campamento mismo.

Núm 25:7 Y lo vio Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, y se levantó de en medio de la congregación, y tomó una lanza en su mano;

Núm 25:8 y fue tras el varón de Israel a la tienda, y los alanceó a ambos, al varón de Israel, y a la mujer por su vientre. Y cesó la mortandad de los hijos de Israel.

A la tienda : La palabra que se traduce como «tienda» sólo aparece aquí en la Biblia. Probablemente se refiere a un espacio interior de la tienda israelita donde ocurría.

Núm 25:9 Y murieron de aquella mortandad veinticuatro mil.

Aquella mortandad : Como en otros pasajes, se trata de un instrumento del castigo divino.

Núm 25:10 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 25:11 Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, ha hecho apartar mi furor de los hijos de Israel, llevado de celo entre ellos; por lo cual yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel.

De la historia de Finees se desprende con claridad que cierta ira es adecuada y justificada. El estaba enojado por su celo de las cosas del Señor. ¿Pero cómo se sabe cuándo nuestra ira es apropiada y cuándo debe reprimirse? Pregúntese esto cuando esté molesto:

(1) ¿Por qué estoy enojado?

(2) ¿De quién son los derechos que se han violado (míos o de otros)?

(3) ¿Se está violando la verdad (un principio de Dios)? Si sólo son nuestros derechos los que están en juego, será más sabio mantener nuestros sentimientos de ira bajo control. Pero si la que está en juego es la verdad, la ira puede ser justificada, a pesar de que la violencia y la venganza son por lo general una forma incorrecta de expresarlo (el caso de Finees fue único). Si pretendemos ser más y más como Dios, el pecado debe molestarnos.

Núm 25:12 Por tanto diles: He aquí yo establezco mi pacto de paz con él;

Núm 25:13 y tendrá él, y su descendencia después de él, el pacto del sacerdocio perpetuo, por cuanto tuvo celo por su Dios e hizo expiación por los hijos de Israel.

Finees , gracias a su celo, se convierte en el siguiente sucesor para el sumo sacerdocio.

El acto de Finees hizo expiación para la nación de Israel; el castigo divino cesó. Por causa de esto, sus descendientes llegarían a ser los sumos sacerdotes de Israel. Fue así a lo largo de la historia del tabernáculo y del templo.

    Páginas: 1 2 3 4

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • Saber envejecer

    Una mujer de 92 años era trasladada a una residencia de ancianos, tras un largo tiempo de espera para ser…
  • Metas que enriquecen

    El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las…
  • Fe y paraguas

    En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos…
  • La alegría de dar

    Después de admirar una pintura en la casa de una mujer, me sorprendió su generosidad cuando la bajó y me…