Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 23: Balaam deja los altares paganos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

La tercera profecía del grupo tiene que ver con este pueblo de los asirios o los asureos. Predice que sus conquistadores vendrán de Quitim, que se refiere a Chipre o a las islas del Mediterráneo en general. Si la profecía trata de los asirios, puede leerse como una predicción de la conquista de la región de Asiria y Mesopotamia (Heber) por Alejandro Magno en el siglo IV a. de J.C., o aun por Roma en el siglo I a. de J.C. Pero si se trata de los asureos, parece ser una predicción de la invasión de los filisteos (uno de los “pueblos del mar”) aprox. 1200 a. de J.C. Según esta interpretación, Heber puede referirse a los mismos israelitas (el nombre “hebreo” puede venir de Heber;, porque los filisteos dominaron también a los israelitas por un tiempo. Pero este conquistador también será destruido al fin. Es de notar que el rey David, conquistador de Moab y Edom, también sometió a los filisteos.

Es posible entonces interpretar que todos estos últimos oráculos de Balaam se refieren al tiempo de David, quien conquistó a Moab, Edom, Amalec y los filisteos. Pero el dominio de Israel sobre sus vecinos fue temporal; las varias naciones mencionadas lograron su independencia otra vez en períodos de debilidad en Israel y Judá. Por eso, encontramos pasajes que hablan contra los pueblos vecinos de Israel en los profetas. A veces, los profetas aun citan las palabras de Balaam. Este uso del pasaje por los profetas en los siglos después de David demuestra que reconocieron que el cumplimiento pleno quedaba todavía en el futuro. Como cristianos, no podemos dejar de ver este cumplimiento pleno en Jesucristo, el verdadero Rey de reyes.

Después de pronunciar estas profecías, Balaam sale para volver a su tierra. Sin embargo, fue él quien aconsejó a los madianitas a seducir a Israel para participar en la idolatría con Baal de Peor. Además, estaba presente con los madianitas cuando Israel los aniquiló. Quizá debemos entender que Balaam volvió de su tierra o aunque se desvió del camino antes de llegar en respuesta al pedido de los madianitas.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

No trataban bien al pastor

Un joven pastor de una Iglesia de un pueblo del centro de la Isla de Puerto Rico, se quejaba amargamente con un predicador visitante, contándole acerca de

Artículo Completo

Vitaminas para el alma

Cuando las horas de desaliento te invadan el alma, y las lágrimas afloren en tus ojos, búscame: Yo Soy aquel que sabe consolarte y pronto detiene tus

Artículo Completo

Providencia Divina

Se hallaba un pastor sentado en su escritorio junto a la ventana, preparando un sermón sobre la Providencia Divina. De pronto oyó algo como una explosión, y

Artículo Completo