Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Génesis 5: Generaciones de Adán

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

La vida relativamente corta de Enoc puede ser vista como una bendición, al escapar más bien temprano de la corrupción que reinaba sobre la tierra. El profeta Elías también fue traspuesto por Dios por medio de un «torbellino» (2Reyes 2:11). Nada más se sabe de Enoc en la Biblia, excepto la afirmación de Hebreos 11:5 de que había «agradado a Dios».

Gén 5:25  Vivió Matusalén ciento ochenta y siete años,  y engendró a Lamec.

Gén 5:26  Y vivió Matusalén,  después que engendró a Lamec,  setecientos ochenta y dos años,  y engendró hijos e hijas.

Gén 5:27  Fueron,  pues,  todos los días de Matusalén novecientos sesenta y nueve años;  y murió.

¿Cómo fue que esta gente vivió tanto tiempo? Algunos creen que las grandes edades que aparecen en la lista se refieren a la duración de la dinastía, más que a la edad del individuo. Los que opinan que estas eran edades reales las explican de tres maneras importantes:

(1) La raza humana era genéticamente pura en esos primeros tiempos, y no había enfermedades que acortaran la vida.

(2) Todavía no había llovido en la tierra y el vapor de arriba mantenía a raya los peligrosos rayos cósmicos; consecuentemente, los factores ambientales que causan la vejez eran menos pronunciados.

(3) Dios dio a la gente larga vida para que tuvieran tiempo de «llenar la tierra».

Gén 5:28  Vivió Lamec ciento ochenta y dos años,  y engendró un hijo;

Gén 5:29  y llamó su nombre Noé,  diciendo:  Este nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de nuestras manos,  a causa de la tierra que Jehová maldijo.

Gén 5:30  Y vivió Lamec,  después que engendró a Noé,  quinientos noventa y cinco años,  y engendró hijos e hijas.

Gén 5:31  Y fueron todos los días de Lamec setecientos setenta y siete años;  y murió.

Gén 5:32  Y siendo Noé de quinientos años,  engendró a Sem,  a Cam y a Jafet.

La Biblia contiene varias listas de antepasados, llamadas genealogías. Hay dos perspectivas básicas respecto a estas listas:

(1) Están completas, registran la historia completa de una familia, tribu o nación; o

(2) no pretenden ser exhaustivas y puede ser que incluyan únicamente gente famosa o cabezas de familia. «Engendró a» también podía significar «era antepasado de».

¿Por qué se incluyen las genealogías en la Biblia? Los hebreos transmitían sus creencias por medio de la tradición oral. La escritura todavía era primitiva y, en muchos lugares, inexistente. Contaban las historias a los niños, los que a su vez las trasmitían a sus hijos. Las genealogías daban un bosquejo esquemático que ayudaba a la gente a recordar las historias. Durante siglos estas genealogías fueron creciendo y difundiéndose de familia en familia. Aun más importante que la tradición familiar, las genealogías se incluyeron para confirmar la promesa bíblica de que el Mesías que habría de llegar, Jesucristo, nacería dentro de la descendencia de Abraham.

Las genealogías señalan una característica importante de Dios. Las personas son importantes para El como individuos, no sólo como grandes masas. Dios las llama por su nombre, mencionando el tiempo que vivieron y sus descendientes. La próxima vez que usted se sienta agobiado en una inmensa multitud, recuerde que el centro de la atención y el amor de Dios es el individuo, ¡y usted!

El propósito de estas genealogías es doble: hacer constar que seres humanos reales vivieron sobre la tierra antes del diluvio, y consignar su muerte física como resultado del cumplimiento del juicio divino. Ellas vinculan la creación con el diluvio por medio de 10 patriarcas.

La descendencia de Adán a través de Set

Este capítulo presenta la lista de los descendientes de Adán hasta la décima generación. Se la llama “genealogía” y aparece repetidas veces en la Biblia por la importancia de identificar la ascendencia familiar o tribal. Debemos reconocer que las genealogías o árboles genealógicos se confeccionan desde las generaciones posteriores o últimas. Es decir, se las inicia de las últimas ramas y no del tronco. Las genealogías mencionan por lo general sólo al patriarca o jefe del clan. Por ello son selectivas y a veces con un nombre se cubren varias generaciones.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El cuarto Rey Mago

Cuenta una leyenda rusa que fueron cuatro los Reyes Magos. Luego de haber visto la estrella en el oriente, partieron juntos llevando cada uno sus regalos de

Artículo Completo

Los otros te necesitan

La vida es un don maravilloso. Tiene sentido vivirla si, saliendo del cerco estrecho de tu egoísmo, te abres a los demás con una entrega generosa. “La

Artículo Completo