2 de Samuel 22: Cántico de liberación de David

2 de Samuel 22:31  »El camino de Dios es perfecto y acrisolada la palabra de Jehová. Escudo es a todos los que en él esperan.[l]

2 de Samuel 22:32  Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová?[m] ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?

2 de Samuel 22:33  Dios es el que me ciñe de fuerza, quien despeja mi camino,

2 de Samuel 22:34  quien hace mis pies como de ciervas y me sostiene firme en las alturas;[n]

2 de Samuel 22:35  el que adiestra mis manos para la batalla, y mis brazos para que se doble el arco de bronce.

2 de Samuel 22:36  Me diste el escudo de tu salvación, y tu benignidad me ha engrandecido.

2 de Samuel 22:37  Ensanchaste mis pasos debajo de mí, y mis pies no han resbalado.

2 de Samuel 22:38  »Perseguiré a mis enemigos y los destruiré, no vuelvo hasta haberlos acabado.

2 de Samuel 22:39  Los heriré y derrotaré, de modo que no se levanten. Caerán debajo de mis pies.

2 de Samuel 22:40  Me ceñiste de fuerzas para la pelea, has humillado debajo de mí a mis enemigos,

2 de Samuel 22:41  y has hecho que mis enemigos me vuelvan las espaldas, para que yo destruyera a los que me aborrecen.

2 de Samuel 22:42  Clamaron, pero nadie los salvó; también a Jehová, mas no los oyó.

2 de Samuel 22:43  Como a polvo de la tierra los molí, como a lodo de las calles los pisé y los trituré.

2 de Samuel 22:44  Me has librado de las contiendas del pueblo, me guardaste para que fuera cabeza de naciones, pueblo que no conocía me servirá.

2 de Samuel 22:45  Los hijos de extraños se someterán a mí. Al oir de mí, me obedecerán.

2 de Samuel 22:46  Los extraños se debilitarán y saldrán temblando de sus refugios.

2 de Samuel 22:47  »¡Viva Jehová! ¡Bendita sea mi roca!, y engrandecido sea el Dios de mi salvación.

2 de Samuel 22:48  El Dios que venga mis agravios y somete pueblos a mis plantas.

2 de Samuel 22:49  El que me libera de enemigos, me exalta sobre los que se levantan contra mí y me libra del hombre violento.

2 de Samuel 22:50  Por eso te confesaré entre las naciones y cantaré, oh Jehová, a tu nombre.

2 de Samuel 22:51  Él salva gloriosamente a su rey, y usa de misericordia para con su ungido, a David y a su descendencia para siempre».

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario