2 de Samuel 16: David sube el monte de los Olivos

2 de Samuel 16: David sube el monte de los Olivos

2 de Samuel 16:1 Apenas había pasado David un poco más allá de la cumbre del monte, cuando Siba,[a] el criado de Mefi-boset, salió a recibirlo[b] con un par de asnos ensillados y cargados con doscientos panes, cien racimos de pasas, cien panes de higos secos y un cuero de vino.

2 de Samuel 16:2 El rey preguntó a Siba: –¿Para qué es esto? Y Siba respondió: –Los asnos son para que monte la familia del rey, los panes y las pasas para que coman los criados, y el vino para que beban los que se cansen en el desierto.[c]

2 de Samuel 16:3 –¿Dónde está el hijo de tu señor? –preguntó el rey. Siba respondió: –Se ha quedado en Jerusalén, porque ha dicho: “Hoy me devolverá la casa de Israel[d] el reino de mi padre”.[e]

El hijo de tu señor : Es Mefi-boset. Siba engaña a David, y éste le retira la pensión real a Mefi-boset y le devuelve su tierra a Siba.

El rey Saúl era el abuelo de Mefi-boset. Muy probablemente Siba estaba mintiendo, esperando recibir una recompensa de parte de David.

2 de Samuel 16:4 –Sea tuyo todo lo que tiene Mefi-boset –dijo el rey a Siba. Inclinándose respondió Siba: –Rey y señor mío, halle yo gracia delante de ti.

David creyó los cargos que hizo Siba en contra de Mefi-boset sin verificarlos. No se apresure a aceptar la condenación que alguien hace de otro, especialmente cuando el acusador puede sacar provecho de la caída del otro. David debió haber sido escéptico a los comentarios de Siba hasta haberse asegurado por él mismo.

2 de Samuel 16:5 Cuando el rey David llegó a Bahurim,[f] salía uno de la familia de la casa de Saúl, el cual se llamaba Simei hijo de Gera. Iba maldiciendo

Simei : Pariente lejano de Saúl, oriundo de Bahurim , una ciudad al este del Monte de los Olivos. Esta es también la ciudad hasta donde el esposo de Mical la persiguió cuando fue devuelta a David por Abner.

2 de Samuel 16:6 y arrojando piedras contra David y contra todos los siervos del rey David, mientras todo el pueblo y todos los hombres valientes marchaban a su derecha y a su izquierda.

2 de Samuel 16:7 Simei lo maldecía diciendo: «¡Fuera, fuera, hombre sanguinario y perverso!

2 de Samuel 16:8 Jehová te ha dado el pago por toda la sangre de la casa de Saúl, en lugar del cual tú has reinado, y Jehová ha entregado el reino en manos de tu hijo Absalón; has sido sorprendido en tu maldad, porque eres un hombre sanguinario».[g]

2 de Samuel 16:9 Entonces Abisai hijo de Sarvia dijo al rey: –¿Por qué maldice este perro muerto[h] a mi señor, el rey? Te ruego que me dejes pasar, y le cortaré la cabeza.

2 de Samuel 16:10 El rey respondió: –¿Qué tengo yo que ver con vosotros, hijos de Sarvia? Si él así maldice, es porque Jehová le ha dicho que maldiga a David. ¿Quién, pues, le dirá: “¿Por qué haces esto?”. 

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte