Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

2 de Reyes 9: Jehú es ungido rey de Israel

2Re 9:30

Muerte de Jezabel

Después se fue Jehú a Jezreel. Al enterarse Jezabel, se pintó los ojos con antimonio, atavió su cabeza y se asomó a una ventana.

2Re 9:31 Y cuando entraba Jehú por la puerta, ella dijo:

–¿Todo le va bien a Zimri, asesino de su señor?[r]

2Re 9:32 Alzó él entonces su rostro hacia la ventana y dijo:

–¿Quién está conmigo? ¿quién?

Se inclinaron hacia él dos o tres eunucos.

Los eunucos

9:32; 20:18; 23:11

En la Biblia encontramos varias referencias a los eunucos. En el sentido griego, eunuco significa “cuidador de lechos”. Este es el uso más frecuente en la Biblia. Era el trabajo de esclavos en las cortes reales; algunos estaban a cargo del harén real. La reina Ester tenía un eunuco a su servicio llamado Hatac. Para realizar este trabajo, los hombres eran castrados. Esta era una práctica de los pueblos paganos, aunque la perversa reina Jezabel tenía eunucos a su servicio. El etíope a quien evangelizó y bautizó Felipe era un eunuco servidor en el palacio de la reina Candace. Algunos eunucos, además de cuidar el harén real, servían en la educación de los niños del rey. Daniel en Babilonia fue servido por varios eunucos; p. ej. Melsar estaba a cargo del cuidado de Daniel.

Otros eunucos estaban a cargo de las puertas. Otros eran mensajeros. Otros al servicio exclusivo del rey. En este sentido, el concepto hebreo saris significa “militar comisionado” “y allegado al rey”, como Potifar. Había siete eunucos al servicio del rey Asuero y otros de Naducodonosor.

Otros eunucos servían como sacerdotes para realizar oficios religiosos, como los sacerdotes de la diosa Diana de Efeso. Un eunuco es el que intercede por el profeta Jeremías ante el rey Sedequías. Isaías le profetiza al rey Ezequías que servirían como eunucos en Babilonia si no se volvían a Dios.

Jesús menciona tres clases de eunucos. Los que lo eran por nacimiento; por enfermedad o deformaciones físicas no podían tener relaciones sexuales. Los hechos por los hombres; estos eran los castrados en las cortes reales de los pueblos paganos. Y en tercer lugar están los que se hacen eunucos por causa del reino; son aquellos que renuncian a una vida sexual y matrimonial para dedicarse al servicio de la obra de Dios. No es porque las relaciones sexuales sean consideradas malas sino porque el soltero no tendrá más preocupación que servir a Dios. La castración era prohibida en Israel y los eunucos eran excluidos de la congregación. El profeta Isaías proclamó que los eunucos también serán recibidos por Dios.

2Re 9:33 Y Jehú les ordenó:

–Echadla abajo.

Ellos la echaron, y parte de su sangre salpicó la pared y los caballos. Y él la atropelló.

2Re 9:34 Entró luego Jehú, y después que comió y bebió, dijo:

–Id ahora a ver a aquella maldita y sepultadla, pues es hija de rey.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.

  • Job 5: Al necio lo mata la ira

    Job 5:14 De día tropiezan con tinieblas; a mediodía andan a tientas, como de noche. Job 5:15 Él libra de…
  • Jeremías 4: La amargura

    Jeremías 4:19 ¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí;…
  • Isaías 4: La purificación y gloria de Sion

    La purificación y gloria de Sion El paso de la sección anterior a la presente es abrupto. Aparentemente no tiene…
  • El sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era…