Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

2 de Reyes 9: Jehú es ungido rey de Israel

Jehú mata a Joram

Así conspiró Jehú hijo de Josafat hijo de Nimsi, contra Joram. (Estaba entonces Joram defendiendo a Ramot de Galaad con todo Israel, a causa de Hazael, rey de Siria.

2Re 9:15 Pero el rey Joram había vuelto a Jezreel para curarse de las heridas que los sirios le habían hecho cuando peleaba contra Hazael, rey de Siria.) Y Jehú dijo: «Si esta es vuestra voluntad, ninguno escape de la ciudad para ir a dar la noticia en Jezreel».

2Re 9:16 Jehú cabalgó entonces y se fue a Jezreel, porque Joram estaba allí enfermo. También estaba allí Ocozías, rey de Judá, que había descendido a visitar a Joram.[ñ]

2Re 9:17 El atalaya que estaba en la torre de Jezreel vio la tropa de Jehú que venía, y dijo:

–Veo una tropa.

Joram dijo:

–Ordena a un jinete que vaya a reconocerlos y les pregunte: “¿Vienen en son de paz?”.

2Re 9:18 Fue, pues, el jinete a reconocerlos y les preguntó:

–El rey dice: “¿Vienen en son de paz?”.

Jehú le dijo:

–¿Qué tienes tú que ver con la paz? Ponte detrás de mí.

Luego el atalaya avisó diciendo:

–El mensajero llegó hasta ellos, pero no vuelve.

2Re 9:19 Entonces el rey envió otro jinete, que al llegar adonde estaban ellos, dijo:

–El rey dice así: “¿Vienen en son de paz?”.

Y Jehú respondió:

–¿Qué tienes tú que ver con la paz? Ponte detrás de mí.

Los jinetes encontraron a Jehú y le preguntaron si venía en son de paz. Pero Jehú respondió: “¿Qué tienes tú que ver con la paz?” Esta cualidad, propiamente entendida, viene de Dios. No es genuina a menos que tenga su fundamento en la creencia en Dios y el amor por El. Jehú sabía que los hombres representaban a un rey desobediente y malvado. No busque paz y amistad con aquellos que son enemigos del bien y de la verdad. La paz duradera sólo pueden llegar cuando se conoce al Dios que la otorga.

2Re 9:20 El atalaya volvió a decir:

–También este llegó hasta ellos, pero no vuelve, y el marchar del que viene es como el marchar de Jehú hijo de Nimsi, pues viene impetuosamente.

2Re 9:21 Entonces dijo Joram:

–Unce el carro.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.