Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

2 de Reyes 4: Milagros de Elias y Eliseo

Es importante notar la motivación del hombre de Dios en este capítulo. Es la de compasión y de ternura, a pesar de tres posibles excepciones: su celo excesivo que lo lleva a insistir en dar el regalo de un hijo a una mujer renuente, un sentido de insuficiencia al tratar de resucitar a su hijo y su orgullo tribal o nacionalista, pues siendo un leal gadita posiblemente pronunció una profecía extremadamente severa contra Moab. Su compasión se ve especialmente en su contacto con la viuda y sus hijos, la mujer afligida y en las dos ocasiones con sus compañeros hambrientos. Su ternura y compasión para la gente necesitada indudablemente vislumbraba el futuro modo de ser del Mesías cuando atendía a las necesidades de mujeres desdichadas; resucitaba a los muertos; y alimentaba a las multitudes hambrientas.

El ministerio de Eliseo se caracterizaba por sus pequeños favores, gentilezas y atenciones individuales a la gente común y corriente. Su estilo de ministerio era uno que se enfocaba en personas necesitadas de todos los niveles de la sociedad; era un ministerio que demostraba gentileza y sensibilidad para el sufrimiento humano, que cuidaba personalmente de otros. Caminaba con los hombres y les llevaba valentía y felicidad para con las almas desalentadas y confusas. Como un varón de Dios, ganaba la confianza de otros y probó serles confiable. Se le podía acercar con confianza en momentos de apuro como lo hizo la señora de Sunem, sabiendo que él tomaría la iniciativa para tenderle la mano aun cuando no era el día normal para recibir visitantes y aconsejarles —que era la luna nueva, un día con sus sacrificios y fiestas sagradas familiares— y el día de reposo. Este hombre de Dios no pretendía ser o saber más de la cuenta; admitía con sinceredad, humildad y honestidad los límites de su conocimiento. Así, también cumplió con la ley.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.