2 de Reyes 13: Reinado de Joacaz

2 de Reyes 13:19 Entonces el varón de Dios, enojado contra él, le dijo: –De dar cinco o seis golpes, habrías derrotado a Siria hasta no quedar ninguno, pero ahora derrotarás a Siria solo tres veces.[h] 

2 de Reyes 13:20 Eliseo murió y lo sepultaron. Ya entrado el año, vinieron bandas armadas de moabitas a la tierra.

Eliseo estaba muerto, pero permaneció su buena influencia, incluso haciendo milagros. Esto demostró que realmente Eliseo era un profeta de Dios. Además era un testimonio del poder de Dios, ningún ídolo pagano resucitó a nadie de la muerte. Este milagro sirvió como un recordatorio más para Israel de que había rechazado la Palabra de Dios dada a través de Eliseo.

2 de Reyes 13:21 Aconteció que estaban unos sepultando a un hombre cuando súbitamente vieron una banda armada; entonces arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo. Pero tan pronto tocó el muerto los huesos de Eliseo, revivió y se puso en pie.

2 de Reyes 13:22 Así pues, Hazael, rey de Siria, afligió a Israel todo el tiempo de Joacaz.

2 de Reyes 13:23 Pero Jehová tuvo misericordia y se compadeció de ellos; se volvió hacia ellos a causa de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob,[i] y no quiso destruirlos ni echarlos de delante de su presencia hasta hoy.

2 de Reyes 13:24 Murió Hazael, rey de Siria, y reinó en su lugar Ben-adad, su hijo.

2 de Reyes 13:25 Regresó Joás hijo de Joacaz y rescató de manos de Ben-adad hijo de Hazael las ciudades que este había tomado de manos de Joacaz, su padre, en la guerra. Tres veces lo derrotó Joás, y restituyó las ciudades a Israel.

Como había profetizado Eliseo, Joacaz obtuvo la victoria sobre Siria en tres ocasiones.

 Dios o ídolos

¿Por qué el pueblo continuamente se volvía a los ídolos y no a Dios?

Los ídolos eran: Tangibles Intangible, Moralmente similares, tenían características humanas, Comprensibles, Se podían manipular.

Dios es:  no tiene forma física,  Moralmente diferente, tenía características divinas,  Incomprensible, No se puede manipular

El caso del rey Joacaz

Durante los 17 años del reinado de Joacaz, el hijo de Jehú y contemporáneo de Joás de Judá auspició las ceremonias religiosas del Estado que Jeroboam había establecido en Betel y Dan, junto con los becerros fundidos que simbolizaban la fuerza y la virilidad de Jehová. Así regresó a las tradiciones practicadas antes de la revolución de su padre Jehú. Las consecuencias de esta apostasía nacional e infidelidad al Dios del Antiguo Pacto se vieron en el ámbito internacional en su derrota, el desmembramiento de su territorio y la opresión de Israel por Hazael y Benhadad, su hijo, ambos reyes de Siria. La causa de la derrota fue el pecado y la resultante ira de Dios. El gran ejército de Israel se redujo a un remanente pequeño comparado con su tamaño anterior; se estima que en otros tiempos Israel tenía unos 78.000 hombres de infantería y 2.000 carros. Pero ahora, para todo el país, tenía solamente 50 jinetes, 10 carros y 10.000 soldados de infantería; del otro lado todavía disponían del poderío representado por Eliseo.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario