2 de Crónicas 5: Salomón traslada el Arca al Templo

2 de Crónicas 5:4 Cuando llegaron todos los ancianos de Israel, los levitas tomaron el Arca,

2 de Crónicas 5:5 y la llevaron, junto con el Tabernáculo de reunión y todos los utensilios del santuario que estaban en el Tabernáculo. Los sacerdotes y los levitas los llevaron.[c]

2 de Crónicas 5:6 El rey Salomón y toda la congregación de Israel que se había reunido con él delante del Arca, sacrificaron ovejas y bueyes, que por ser tantos no se pudieron contar ni calcular.

2 de Crónicas 5:7 Los sacerdotes metieron el Arca del pacto de Jehová en su lugar, en el santuario de la Casa, en el Lugar santísimo, bajo las alas de los querubines;

Los sacerdotes salieron del Lugar Santo, luego de haber colocado el arca en el Lugar Santísimo del templo. El Lugar Santo era el cuarto exterior, donde se guardaban el pan de la presencia, el altar del incienso y el candelabro. Por lo común, el sumo sacerdote sólo podía entrar al Lugar Santísimo una vez al año en el Día de la Expiación. En esta ocasión única, sin embargo, varios sacerdotes tenían que entrar a ese lugar para poder trasladar el arca a su nuevo lugar. Los levitas alabaron a Dios cuando estos sacerdotes salieron del Lugar Santo porque fue entonces cuando supieron que Dios había aceptado el nuevo hogar del arca

2 de Crónicas 5:8 pues los querubines extendían las alas sobre el lugar del Arca, cubriendo así tanto el Arca como sus barras por encima.

2 de Crónicas 5:9 E hicieron salir las barras, de modo que se vieran las cabezas de las barras del Arca delante del Lugar santísimo,[d] pero no se veían desde fuera; y allí están hasta el día de hoy.

Bajo la inspiración de Dios, algunos libros de la Biblia fueron recopilados y editados de otras fuentes. Debido a que los dos libros de Crónicas cubren muchos siglos, fueron recopilados de diversas fuentes por una sola persona. La frase, «y allí están hasta hoy» fue tomada del material escrito antes del exilio de Judá en 586 a.C. Aun cuando 1 y 2 Crónicas fueron compilados después del exilio, y después de que el templo de Salomón fue destruido, el escritor pensó que era mejor dejar esta frase en la narración.

2 de Crónicas 5:10 En el Arca no había nada más que las dos tablas que Moisés había puesto en Horeb,[e] las tablas del pacto que Jehová había hecho con los hijos de Israel cuando salieron de Egipto.

2 de Crónicas 5:11 Cuando los sacerdotes salieron del santuario (porque todos los sacerdotes que se hallaban presentes habían sido santificados, sin tener en cuenta su distribución por turnos),

2 de Crónicas 5:12 los levitas cantores, todos los de Asaf, los de Hemán y los de Jedutún, junto con sus hijos y sus hermanos, vestidos de lino fino, estaban con címbalos, salterios y arpas al oriente del altar. Con ellos había ciento veinte sacerdotes que tocaban trompetas.

2 de Crónicas 5:13 Hacían sonar, pues, las trompetas y cantaban al unísono, alabando y dando gracias a Jehová. Y sucedió que mientras ellos alzaban la voz al son de las trompetas, de los címbalos y de los otros instrumentos de música, y alababan a Jehová diciendo: «Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre»,[f] una nube llenó la Casa, la casa de Jehová.[g]

Nube : Esto es posiblemente una referencia al Espíritu Santo.

El poder unificador de la alabanza. La senda de la alabanza. Este texto demuestra el poder unificador del agradecimiento, la alabanza y la música:

1) los trompetistas y los cantores eran como si fueran uno;

2) hacían sonar sus instrumentos en agradecimiento y alabanza al Señor, diciendo: «Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre»;

3) la casa (el templo) se llenó de una nube (la gloria de la presencia de Dios).

Recordemos que aun en la alabanza y en la acción de gracias «Dios no es Dios de confusión». Cualquier cosa dicha o hecha que llame la atención hacia quien adora y no hacia Dios, Jesús y el Espíritu Santo, necesita reconsiderarse.

El primer servicio en el templo comenzó honrando a Dios y reconociendo su presencia y bondad. De la misma forma, nuestra adoración debe comenzar con un reconocimiento del amor de Dios. Primero alabe a Dios, luego usted estará preparado para presentar sus necesidades ante El. Recordar el amor y la misericordia de Dios le inspirará a adorarlo diariamente. El Salmo 107 es un ejemplo de la forma en la que David recordó el amor protector de Dios.

2 de Crónicas 5:14 Y no podían los sacerdotes estar allí para ministrar, por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Dios.

    Páginas: 1 2 3 4

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • Saber envejecer

    Una mujer de 92 años era trasladada a una residencia de ancianos, tras un largo tiempo de espera para ser…
  • Metas que enriquecen

    El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las…
  • Fe y paraguas

    En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos…
  • La alegría de dar

    Después de admirar una pintura en la casa de una mujer, me sorprendió su generosidad cuando la bajó y me…