2 de Crónicas 35: Celebración de la Pascua

La batalla en carquemis : En 609 a.C. se gestaba una guerra mundial cuando el Faraón ecao de Egipto salió hacia la ciudad de Carquemis para unirse a los asirios en un intento por derrotar a los babilonios que estaban volviéndose muy poderosos. Necao marchó con sus ejércitos a través de Judá, donde el rey Josías trató de detenerlo en Meguido, pero fue muerto. La batalla comenzó en Carquemis en 605 a.C. y los egipcios y asirios fueron derrotados grandemente, perseguidos hasta Hamat y derrotados otra vez. Babilonia era ahora la nueva potencia mundial.

2 de Crónicas 35:21 Pero Necao le envió mensajeros a decirle: «¿Qué tengo yo contigo, rey de Judá? No vengo hoy contra ti, sino contra la casa que me hace la guerra; y Dios me ha dicho que me apresure. Deja de oponerte a Dios, quien está conmigo, no sea que él te destruya».

2 de Crónicas 35:22 Pero Josías no se retiró, sino que se disfrazó para darle batalla, y no atendió a las palabras de Necao, que venían de la boca de Dios. Así que fue a presentarle batalla en el campo de Meguido,

2 de Crónicas 35:23 y los arqueros tiraron contra el rey Josías. Entonces dijo el rey a sus siervos: «Sacadme de aquí, porque estoy gravemente herido».[j]

2 de Crónicas 35:24 Sus siervos lo sacaron de aquel carro, lo pusieron en un segundo carro que tenía y lo llevaron a Jerusalén, donde murió. Fue sepultado en los sepulcros de sus padres y todo Judá y Jerusalén hicieron duelo por Josías.

Josías ignoró el mensaje de Necao debido a lo que este era: rey de una nación pagana. Esta conjetura equivocada, de que Necao no podía ser parte del plan mayor de Dios, le costó la vida a Josías. No todos los que afirman tener una palabra de parte de Dios la tienen en realidad. Sin embargo, Dios puede hablar en formas inesperadas. Dios había hablado a reyes paganos en el pasado. No permita que el prejuicio o suposiciones falsas lo cieguen al mensaje de Dios.

2 de Crónicas 35:25 Jeremías[k] endechó en memoria de Josías. Todos los cantores y cantoras recitan esas lamentaciones sobre Josías hasta el día de hoy; y las tomaron por norma para endechar en Israel. Están escritas en el libro de Lamentos.

A pesar de que Jeremías registró estos lamentos por la muerte de Josías, no son los mismos que el libro de Lamentaciones.

2 de Crónicas 35:26 Los demás hechos de Josías y sus obras piadosas conforme a lo que está escrito en la ley de Jehová,

2 de Crónicas 35:27 y sus hechos, los primeros y los últimos, están escritos en el libro de los reyes de Israel y de Judá.

El campo de acción en este programa de purificación abarcaba toda la nación (v. 6). La limpieza fue total. Hizo que todos los que estaban en Jerusalén y en Benjamín sirvieran a Jehová su Dios. Aunque el pueblo siguió al Señor mientras Josías vivía, nunca demostraron verdadero amor por el Señor y su reino; sus corazones todavía seguía aferrado al pecado.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario