Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

2 de Crónicas 28: El reinado de Acaz y su perversidad

2 de Crónicas 28:26  Los demás de sus hechos y todos sus caminos, los primeros y los postreros, he aquí, están escritos en el libro de los reyes de Judá y de Israel.

2 de Crónicas 28:27  Y durmió Acaz con sus padres, y lo sepultaron en la ciudad, en Jerusalén, pues no lo pusieron en los sepulcros de los reyes de Israel; y su hijo Ezequías reinó en su lugar.

El reinado de Acaz y su perversidad

El pasaje paralelo de este capítulo se encuentra en 2 de Reyes 16, con algunos cambios y adiciones. De los 20 monarcas que tuvo Judá, Acaz fue uno de los más débiles, corruptos y apóstatas. Tanto 2 Reyes como 2 de Crónicas aportan la información histórica sobre el reinado de Acaz en dos etapas: Primera, una de apostasía religiosa y su resultante vulnerabilidad ante el ataque sirioefrateo. Segunda, su subsecuente apelación y capitulación ante las fuerzas de Asiria que lo condujo aún más hacia la idolatría y corrupción al abrazar la religión de sus conquistadores.

Entre estas dos etapas, el cronista inserta un párrafo indicando cómo el profeta Obed tuvo éxito en su intento de rescatar a un grupo de judíos cautivos a manos de los efrateos. Es preciso observar que este párrafo no se encuentra en 2 de Reyes.

Entre las distinciones que 2 de Reyes hace sobre las maldades de Acaz, se encuentran referencias bien claras de su degradación moral y espiritual:

Primera, “Anduvo en los caminos de los reyes de Israel”. Esta es una referencia tanto a sus prácticas licenciosas como al hecho de adorar a becerros y practicar el culto a la fertilidad, adorando a Baal.

Segunda, Acaz introdujo la práctica abominable de sacrificar infantes. Es posible que Acaz, al rechazar la ayuda de Dios, y en desesperación, sacrificara a su propio hijo, esperanzado de obtener liberación.

Tercera, Acaz violó el mandato de adorar solamente al  Señor Dios de Israel en el lugar indicado y de la manera correcta. El mandato era claro: “Ciertamente destruiréis todos los lugares donde las naciones que vosotros habéis de desalojar han servido a sus dioses sobre los montes altos, sobre las colinas y debajo de todo árbol frondoso”.

Acaz tenía 20 años cuando comenzó a reinar. Si esta edad corresponde al tiempo en que llegó a gobernar como corregente en el 743 a. de J.C., es posible que su padre Jotam tuviera solo 13 años cuando Acaz nació. Por eso, tanto Jotam como Acaz son los gobernantes más jóvenes. En el caso de Acaz, ¿será esto una explicación de su incompetencia administrativa? A este monarca le correspondió escuchar las profecías del gran profeta Isaías. Cuando tuvo la oportunidad de contar con la ayuda divina, la rechazó.

Acaz no hizo lo recto ante los ojos de Jehová. El que rechaza la voz de Dios, y su voluntad para la vida, no está haciendo lo recto delante de Dios. Hizo de metal fundido imágenes de los Baales.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.