Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

2 de Crónicas 21: Reinado de Joram de Judá

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

2 de Crónicas 21:8 En sus días se rebeló Edom contra el dominio de Judá,[c] y proclamó su propio rey.

El reinado de Joram se vio marcado por el pecado y la crueldad. Se casó con una mujer que adoraba ídolos, mató a sus seis hermanos, permitió y hasta promovió la idolatría. Aun así no fue muerto en batalla o por traición, murió de una enfermedad prolongada y dolorosa. El castigo por el pecado no es siempre inmediato o dramático. Si ignoramos las leyes de Dios a la larga sufriremos las consecuencias de nuestro pecado.

2 de Crónicas 21:9 Entonces pasó Joram con sus príncipes, y todos sus carros; se levantó de noche y derrotó a los edomitas que le habían sitiado, y a todos los comandantes de sus carros.
2 de Crónicas 21:10 No obstante, Edom se libertó del dominio de Judá hasta el día de hoy. Por ese mismo tiempo Libna se libertó también de su dominio, por cuanto Joram había abandonado a Jehová, el Dios de sus padres.[d]

2 de Crónicas 21:11 Además de esto, construyó lugares altos en los montes de Judá, e incitó a los habitantes de Jerusalén a la prostitución, y empujó a ella a Judá.

2 de Crónicas 21:12 Le llegó una carta del profeta Elías[e] que decía: «Jehová, el Dios de tu padre David, ha dicho así: “Por cuanto no has andado en los caminos de Josafat, tu padre, ni en los caminos de Asa, rey de Judá,

Se deduce que Elías fue traspuesto antes o durante el reinado de Josafat. Sólo en este versículo Crónicas menciona a Elías, pero se puede encontrar mucho más acerca de este gran profeta en 1 de Reyes 17.1-2 de Reyes 2:11.

2 de Crónicas 21:13 sino que has andado en el camino de los reyes de Israel, y has hecho que Judá y los habitantes de Jerusalén forniquen, como fornicó la casa de Acab; y además has dado muerte a tus hermanos, a la familia de tu padre, los cuales eran mejores que tú;

2 de Crónicas 21:14 Jehová herirá a tu pueblo con una gran plaga, a tus hijos, a tus mujeres y a todo cuanto tienes;

2 de Crónicas 21:15 tú mismo padecerás muchas enfermedades, y una dolencia tal de tus intestinos, que se te saldrán a causa de tu persistente enfermedad”».

2 de Crónicas 21:16 Entonces Jehová despertó contra Joram la ira de los filisteos y de los árabes que estaban junto a los etíopes,

2 de Crónicas 21:17 que subieron contra Judá, invadieron la tierra y tomaron todos los bienes que hallaron en la casa del rey, a sus hijos y a sus mujeres; y no le quedó más hijo sino solamente Joacaz, el menor de ellos.

2 de Crónicas 21:18 Después de todo esto, Jehová lo hirió con una enfermedad incurable en los intestinos.

2 de Crónicas 21:19 Y aconteció que al pasar muchos días, al cabo de dos años, los intestinos se le salieron por la enfermedad, y murió así de enfermedad muy penosa. Y no encendieron fuego en su honor, como lo habían hecho con sus padres.

2 de Crónicas 21:20 Cuando comenzó a reinar tenía treinta y dos años de edad, y reinó en Jerusalén durante ocho años. Murió sin que nadie lo llorara y lo sepultaron en la Ciudad de David, pero no en los sepulcros de los reyes.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Una sonrisa de terapia

Visitando una leproserí­a en una isla del Pací­fico me sorprendió que, entre tantos rostros muertos y apagados, hubiera alguien que habí­a conservado unos ojos claros

Artículo Completo

La telaraña

En un país muy lejano vivía un príncipe que se quejaba continuamente de que Dios hubiese creado insectos tan inútiles y tan molestos como las

Artículo Completo