Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

2 de Cronicas 17: Reinado de Josafat

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

2 de Cronicas 17:1 Reinado de Josafat. Reinó en su lugar Josafat, su hijo, el cual se hizo fuerte contra Israel.[a]

En 2 de Crónicas se hace un recuento más detallado y sistemático del reino de Josafat que 1 Reyes. Sin embargo, 2 Reyes relata la coalición de Josafat con el hijo de Acab, Joram, y la milagrosa historia del valle de los estanques (2 R 3), mientras 2 Crónicas no lo hace. Véanse el texto y las notas a 1 de Reyes 22:1-50, y compárese con 2 de Crónicas 17-20. Como cuarto rey de Judá, Josafat representaba a una potencia con la cual había que contar por el ejército, las fortalezas y los bienes que poseía. Uno de sus más importantes logros (no mencionado en 1 Reyes) fueron los equipos de maestros que envió a enseñar la Ley.

2 de Cronicas 17:2  Puso ejércitos en todas las ciudades fortificadas de Judá y colocó gente de guarnición en tierra de Judá, y en las ciudades de Efraín que su padre Asa había tomado.

2 de Cronicas 17:3  Jehová estuvo con Josafat,[b] porque anduvo por los caminos que anteriormente había seguido David, su padre; no buscó a los baales,

2 de Cronicas 17:4  sino que buscó al Dios de su padre y anduvo en sus mandamientos, no según las obras de Israel.

2 de Cronicas 17:5  Por tanto, Jehová confirmó el reino en sus manos; todo Judá traía a Josafat presentes, y tuvo riquezas y gloria en abundancia.

2 de Cronicas 17:6  Se animó su corazón en los caminos de Jehová, y quitó los lugares altos y las imágenes de Asera[c] de en medio de Judá.

2 de Cronicas 17:7  Al tercer año de su reinado envió a sus príncipes Ben-hail, Abdías, Zacarías, Natanael y Micaías, para que enseñaran en las ciudades de Judá.

El pueblo de Judá era completamente ignorante de las cuestiones bíblicas. Nunca se había tomado el tiempo para escuchar o discutir la Palabra de Dios y comprender cómo podría cambiar su vida. Josafat se dio cuenta que conocer la Palabra de Dios era el primer paso para hacer que el pueblo comenzara a vivir como debía, así que inició una educación religiosa a todo lo largo de la nación. Revirtió la decadencia religiosa que ocurrió al final del reinado de Asa al colocar a Dios en primer lugar en la mente del pueblo y al infundirle un sentimiento de compromiso y de misión. Debido a esta acción, la nación comenzó a seguir a Dios. Las iglesias y las escuelas de hoy necesitan sólidos programas de educación cristiana. Para llevar una vida de acuerdo con los propósitos de Dios, es esencial que tengamos una buena enseñanza bíblica a través de la Escuela Dominical, la iglesia, los estudios bíblicos y los devocionales personales y familiares.

2 de Cronicas 17:8  Con ellos envió a los levitas Semaías, Netanías, Zebadías, Asael, Semiramot, Jonatán, Adonías, Tobías y Tobadonías, y también a los sacerdotes Elisama y Joram,[d]

2 de Cronicas 17:9  los cuales enseñaron en Judá, llevando consigo el libro de la ley de Jehová; y recorrieron todas las ciudades de Judá enseñando al pueblo.[e]

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Comodidad

Un día, un hombre sabio y piadoso clamó al cielo por una respuesta. El hombre encabezaba un grupo de misioneros que oraban por la paz del mundo,

Artículo Completo

Pelea por tu causa

Cuando Honorious era emperador de Roma, el gran Coliseo a menudo se llenaba hasta rebosar con espectadores que venían de cerca y de lejos para ver los

Artículo Completo

La fuerza del ejemplo

En 1912 el misionero bautista americano Adoniram Judson, marchó a Birmania. Su vida no fue fácil allí. El gobierno del lugar hizo todo lo que pudo para

Artículo Completo