Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

2 de Crónicas 16: Alianza de Asa con Ben-adad

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Confrontado con esta pérdida, Baasa dejó de reedificar Ramá e hizo cesar su obra. Aparentemente la estrategia de Asa había sido todo un éxito. Asa dio cuenta del botín de construcción dejado en Ramá y decidió usarlo en Geba y Mizpa, ciudades al este y al oeste de Ramá.

Los versículos 7-10 no tienen paralelo en el libro de los Reyes; Hanani, el profeta, era padre de Jehú, quien más tarde sirvió a Josafat, hijo de Asa. Hanani condenó la alianza entre Asa y Benhadad, así como su pérdida de confianza en Jehová. Dios habría entregado a Benhadad en sus manos, si se hubiera mantenido fiel al Señor. La alianza entre Benhadd y Asa había fracasado. Con una ligera y todavía reciente referencia histórica de las acciones de Dios a favor de Judá, Hanani le hace ver la magnitud de su falta de fe: Asa había olvidado las bendiciones que vienen por una total dependencia de Dios: “Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?”. Como resultado de esta falta de fe en Dios, y por su insensatez, Asa trajo muchas guerras contra Judá.

Al oír estas palabras, Asa se enfureció, y encarceló al profeta y maltrató a algunos judíos que sin duda se oponían a su política y simpatizaban con Hanani. Los apuntes bibliográficos del cronista se limitan a la referencia en 1 de Crónicas 9:1, como su fuente primaria en la historia de los reyes de Judá e Israel.

En el 871 a. de J.C. Asa enfermó, después de reinar durante 39 años sobre Judá y Benjamín. Al encontrarse mal de los pies no consultó a Jehová, sino a los médicos. Asa sabía que Jehová sanaba, pero no lo consultó. Dos años después murió y fue sepultado en la Ciudad de David. La gran hoguera no era el crematorio, sino una ceremonia en su honor. Su cuerpo fue embalsamado y colocado en su propia tumba.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Porcelana

Se cuenta que una vez en Inglaterra, existía una pareja que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Una de sus tiendas

Artículo Completo

Abrázame

No me ahorques! ¡Abrázame! Lee Shapiro es un juez jubilado. Realmente es también de las personas más cariñosas que conozco. En un momento de su

Artículo Completo

Jeremías 4: La amargura

Jeremías 4:19 ¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí; no callaré; porque sonido de

Artículo Completo