Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Primera de Samuel 11: Saúl derrota a los amonitas

La separación de Saúl en Gilgal

Samuel estuvo allí con Saúl para esta importante ocasión. Acuden a él algunos indignados del ejército buscando venganza contra los que anteriormente despreciaron el liderazgo de Saúl. Pero con magnanimidad el rey respondió que nadie moriría aquel día y dio amnistía a sus detractores. Reconoció que la victoria pertenece a Jehová y que él mismo no merecía crédito o reconocimiento. Hasta aquí se ve que Saúl como rey actúa prudentemente dando gloria a Dios.

Samuel evidentemente aceptó su decisión como buena y sugirió que pasasen todos a Gilgal para confirmar el reino. La palabra “confirmar” quiere decir “renovar” o hacer nuevo. A veces se usa la palabra para indicar la restauración de edificios. Ahora se aplica a la instalación formal de Saúl como rey, es decir, su coronación. Y tomaría lugar en Gilgal, sitio especial en la historia de Israel. Tendrían que seguir el río Jordán hacia el sur unos 50 ó 60 km. y Gilgal quedaba entre el río y la ciudad de Jericó.

Gilgal fue el lugar de la circuncisión de Israel, al entrar en la Tierra Prometida. Samuel visitaba Gilgal regularmente y ahora sería el sitio de la coronación. Los sacrificios de paz se podrían ofrecer en cualquier momento, siendo voluntarios, y presentados en agradecimiento a Dios por su bondad. Serían una expresión de acción de gracias como en el Job 116:16-17 y recordaban el hecho de que el adorador estaba en paz y comunión con Dios. Nosotros en Cristo debemos ofrecer a Dios nuestro sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. Esto produce mucho gozo como vemos al terminar este cap. 11 que “Israel se alegró mucho”.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.

  • Job 5: Al necio lo mata la ira

    Job 5:14 De día tropiezan con tinieblas; a mediodía andan a tientas, como de noche. Job 5:15 Él libra de…
  • Jeremías 4: La amargura

    Jeremías 4:19 ¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí;…
  • Isaías 4: La purificación y gloria de Sion

    La purificación y gloria de Sion El paso de la sección anterior a la presente es abrupto. Aparentemente no tiene…
  • El sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era…