Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Isaías 26: Cántico en la tierra de Judá

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Isaías 26:1  En aquel día se cantará este cántico en la tierra de Judá: Ciudad fuerte tenemos; para protección El pone murallas y baluartes.

Continúa el cántico de alabanza del capítulo anterior. En aquel día revela otra vez su carácter apocalíptico. Fuerte ciudad : Se refiere a Jerusalén, la cual es un símbolo de la salvación del pueblo de Dios.

La gente alabará a Dios en el Día de Jehová cuando Cristo establezca su Reino. El capítulo 26 es un salmo de confianza, alabanza y meditación. Una vez más, Dios reveló el futuro a Isaías.

Isaías 26:2  Abrid las puertas para que pueda entrar la nación justa, la que permanece fiel.

Isaías 26:3  Al de firme propósito guardarás en perfecta paz, porque en ti confía.

Completa paz : Se expresa en hebreo por shalom, shalom, de acuerdo con la costumbre hebrea de repetir las palabras para enfatizar algo. Tú guardarás . . . a aquel : En todo lo que implica la palabra shalom  salud, felicidad, bienestar, paz. La palabra traducida pensamiento significa «imaginación». Lo que Isaías dice es que aquel cuya imaginación creativa (su capacidad de concebir proyectos e ideas), descansa firmemente en el Dios eterno, disfrutará de la paz en todas sus manifestaciones.

Cánticos de victoria. Nunca podremos evitar los conflictos en el mundo que nos rodea, pero con Dios conoceremos la paz perfecta aun en medio del caos. Cuando nos entregamos a El, nuestra actitud es firme y estable. Apoyados por el amor inalterable y el gran poder de Dios, la confusión que nos rodea no nos conmoverá. ¿Desea la paz? Mantenga sus pensamientos y su confianza en Dios.

Isaías 26:4  Confiad en el Señor para siempre, porque en DIOS el Señor, tenemos una Roca eterna.

Isaías 26:5  Porque El ha abatido a los que moran en lo alto, a la ciudad inexpugnable; la humilla, la humilla hasta la tierra, la derriba hasta el polvo.

Isaías 26:6  La hollará el pie: los pies de los afligidos, las pisadas de los desvalidos.

Isaías 26:7  La senda del justo es rectitud; tú, que eres recto, allana el sendero del justo.

Los juicios de Dios son una parte vital de la justicia que se enseña a los no redimidos.

Isaías 26:8  Ciertamente, siguiendo la senda de tus juicios, oh Señor, te hemos esperado; tu nombre y tu memoria son el anhelo del alma.

En ocasiones «el camino del justo» no parece ser tan apacible y no es muy fácil hacer la voluntad de Dios, pero nunca estaremos solos cuando nos enfrentemos a tiempos difíciles. Dios está ahí para ayudarnos en nuestras dificultades, para consolarnos y para guiarnos. Dios lo hace al darnos un propósito (guardando nuestras mentes centradas en El) y entregarnos sus provisiones a medida que avanzamos. Dios nos ofrece relaciones de familia, amigos y mentores. Nos da sabiduría para tomar decisiones y fe para confiar en El. No se desespere, permanezca en el camino de Dios.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El arte de la Amistad

La amistad es el arte de olvidarse por completo de uno mismo. Para llegar a conocer la personalidad y el carácter de otro también hay que olvidarse de todos los deseos

Artículo Completo

Dale vida a tus sueños

¿Cuántas veces te has dicho que no puedes? ¿Cuántas veces has dejado de lado tus más preciados sueños buscando refugio en frágiles excusas? Te mereces algo mucho

Artículo Completo