1 de Samuel 7: El arca encuentra casa

Los hijos de Israel estaban listos con sus armas, pero antes de poderlas usar, Dios tomó la iniciativa. Tronó, es una palabra que básicamente tiene que ver con hacer temblar. El estruendo fue grande, ensordecedor, alborotador. El resultado fue confusión. El hebreo aquí da la impresión de que en su confusión los filisteos se echaron a correr o a moverse desorganizadamente. Esto dio oportunidad a que Israel persiguiera a sus enemigos y los venciera, golpeándolos y derrotándolos. Israel los hirió hasta Betcvar. Este nombre quiere decir “casa de pastizal” en hebreo. La LXX tiene aquí Baithjor. Por eso algunos lo han relacionado con Bethorón que se ubicaba unos 7 km. distante de Mizpa. “Horón” viene de la palabra hebrea “para cuenca o bajo”. Aquí en el bajo el enemigo logró dispersarse y los hijos de Israel dejaron de perseguirles. Es curioso que el historiador Josefo relate en sus Antigüedades que Dios hizo temblar la tierra con un terremoto y que se abrieron hendiduras que tragaron a los filisteos. Como sea el caso, los filisteos no volvieron a invadir la tierra de Israel por un buen tiempo.

Samuel hizo levantar una piedra como memorial en el lugar que llamó Ebenezer, o sea “piedra de ayuda”. Vemos muchas veces que Dios o Jesucristo es la piedra (o roca) como en Genesis 49:24 o la piedra del ángulo como en el Job 118:22. En Isaias 28:16 es una piedra probada o de “prueba”. Israel levantaba piedras a menudo para conmemorar algo grande. Jacob así marcó el lugar de su encuentro con Dios. Josué marcó el lugar de su paso del Jordán. En el NT “piedra” o “roca” se usa por lo menos 12 veces en relación con Jesucristo.

El final

Israel pudo recuperar su territorio desde Ecrón hasta Gat, o sea que venció por todo el largo de la frontera con los filisteos. Tenía ahora paz con los amorreos. La palabra amorreos se usa en un sentido técnico para designar a una tribu de cananeos. Casi siempre ocupaban las áreas montañosas. El rey Salomón les hizo tributarios. Se usa a veces en sentido general para designar a todos los cananeos. Parece que en este contexto se usa para referirse específicamente a esa tribu en el sentido técnico. Es notable que cuando los caminos del hombre le agradan a Jehová, aun a sus enemigos reconciliará con él.

Aquí se menciona el recorrido de Samuel en el desempeño de su ministerio. No quiere decir que en ocasiones no hubiera ido a otros lugares, pero esta fue su ruta regular. Forma una especie de triángulo entre la cordillera, y el río Jordán. Representa un viaje de por lo menos 60 km. mayormente dentro de los límites del territorio dado originalmente a la tribu de Benjamín. Por falta de tabernáculo establecido como antes en Silo, Samuel edificó un altar en Ramá donde vivía y funcionaba como sacerdote. Un altar es un lugar sobre todo de sacrificio. La raíz de la palabra altar quiere decir “matar” o “inmolar”. En el día de hoy tenemos altar, pero no es terrenal. Es la cruz donde murió Cristo; y nuestra participación en ella, por la fe, es comer o aceptar sus beneficios. Nos acercamos a él espiritualmente porque no tenemos altar en el sentido material. Ese altar ya no existe ni hace falta que exista.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario