1 de Samuel 7: El arca encuentra casa

1 de Samuel 7:15 Samuel juzgó a Israel todo el tiempo que vivió.[n]

1 de Samuel 7:16 Hacía cada año un recorrido por Bet-el, Gilgal[ñ] y Mizpa. Juzgaba a Israel en todos estos lugares.

Puede que estos sean los sitios donde se hallaban los santuarios en que Samuel ministró y desde los cuales dirigió los asuntos de la nación.

1 de Samuel 7:17 Después volvía a Ramá, porque allí estaba su casa. Allí juzgaba a Israel y también allí edificó un altar a Jehová.

Tras la muerte de Elí y el abandono de Silo, Samuel regresa a Ramá, el lugar de su nacimiento y residencia de su familia, para vivir y ministrar.

Antes que David se convirtiera en Rey. David derrotó al gigante Goliat cerca de Soco. Cuando se aplacó la ira de Saúl contra el pastor soldado, David huyó de la presencia de Saúl y viajó a Adulam. Tras resguardar a su familia en Moab, se fue al «lugar fuerte», ahora conocido por Masada. De ahí se movía hacia el norte hasta Afec y hacia el sur hasta Amalec.

El arca encuentra casa

Quiriatjearim (ciudad de bosques) quedaba a 15 km. de distancia, al noreste de Betsemes. Pero es mucho más alto. Esta última tiene una altura de 282 m. sobre el nivel del mar, mientras Quiriatjearim tiene 730 m. Por eso dice subieron. Y la llevaron a casa de Abinadab, que es “padre de generosidad” en hebreo. El arca de Dios se quedó allí por 20 años. Eleazar fue dedicado solamente para “guardar” el arca. Sin duda esta familia era levita para poder cumplir con esta función. Al guardar el arca Eleazar vigilaba por ella. No servía de sacerdote ni ofrecía sacrificios. ¿Por qué no la llevaron a Silo? Evidentemente con la muerte de Elí y sus hijos, como también la pérdida del arca, Silo cayó en desuso. Samuel probablemente fue a su casa. El arca fue el centro y enfoque principal del servicio del tabernáculo y sin ella no podía seguir existiendo. La ciudad de Silo fue excavada entre 1923-31 por el danés Aage Schmidt y se pudo comprobar que dejó de ocuparse como sitio cerca del año 1050 a. de J.C. Quedó desocupada hasta el año 300 a. de J.C. La evidencia indica que fue destruida por fuego. Quizás los filisteos la quemaron. De todas maneras el lugar fue removido por el pecado de sus sacerdotes como señala Jeremias 7:12. Hubiera podido ser un lugar de gloria y bendición. Fue convertido en un lugar sin gloria y sin bendición. ¿Cuántos lugares y cuántas personas hubieran podido tener una gloriosa historia si no hubiera sido por el pecado?

Durante los 20 años que el arca estuvo en Quiriatjearim, Samuel creció a la madurez y se casó. Vamos a ver que también seguía activo en el ministerio. Israel gemía por Jehová. La palabra para gemía quiere decir lamentar, pero viene del verbo congregar, dando a entender que se unían en su gemir. Aquí termina lo que llamamos anteriormente un paréntesis que comenzó en 4:1. Samuel habló a todo Israel, pero fue necesario que se humillara y los acontecimientos del paréntesis efectuaron el cambio de actitud que Dios deseaba. Los ojos altivos del hombre serán humillados, y la soberbia del ser humano será postrada. Sólo Jehová será enaltecido en aquel día.

El altercado con los filisteos

Más de 20 años habían pasado desde que el arca fue capturada, según el relato Deuteronomio 4:11. Israel andaba en derrota. Pero Samuel no había estado inmóvil. Seguramente iba viajando de lugar en lugar animando, amonestando y apacentando. Un avivamiento no se crea en un día. Lleva tiempo. Ahora ha llegado el momento de concretar ese avivamiento. Y Samuel entregaba su mensaje.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario