Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 de Samuel 29: Los filisteos rechazan a David

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1 de Samuel 29:1  Reunieron los filisteos todos sus ejércitos en Afec, mientras los israelitas acamparon junto a la fuente que está en Jezreel.

Afec es el lugar donde los filisteos habían derrotado a Israel y capturado el arca cerca de 90 años antes

1 de Samuel 29:2  Y los príncipes de los filisteos iban avanzando por cientos y por miles, y David y sus hombres marchaban en la retaguardia con Aquis.

Los príncipes de los filisteos eran los líderes de sus cinco principales ciudades.

1 de Samuel 29:3  Entonces los jefes de los filisteos dijeron: ¿Qué hacen aquí estos hebreos? Y Aquis dijo a los jefes de los filisteos: ¿No es éste David, el siervo de Saúl, rey de Israel, que ha estado conmigo estos días, o más bien estos años, y no he hallado falta en él desde el día en que se pasó a mí hasta hoy?

1 de Samuel 29:4  Pero los jefes de los filisteos se enojaron contra él, y le dijeron: Haz volver a ese hombre y que se vuelva al lugar que le asignaste, y no le permitas que descienda a la batalla con nosotros, no sea que en la batalla se convierta en nuestro adversario. Pues, ¿con qué podría hacerse él aceptable a su Señor? ¿No sería con las cabezas de estos hombres?

Volvería mejor a la gracia de su Señor : Se temía que, en medio del fragor de la batalla, David desertara y arrancara las cabezas a los filisteos para congraciarse con «su Señor» Saúl.  Los otros príncipes filisteos sabían que David fue aquel que, cuando joven, mató a su campeón Goliat, mató cientos de soldados filisteos y era el héroe de las canciones de victoria de los israelitas. Temían de que, en el calor de la batalla, David se volvería en su contra. A pesar de que al principio David se molestó, Dios usó la sospecha de los príncipes para evitar que tuviera que pelear contra Saúl y sus compatriotas.

1 de Samuel 29:5  ¿No es éste David, de quien cantaban en las danzas, diciendo: «Saúl mató a sus miles, y David a sus diez miles»?

1 de Samuel 29:6  Aquis llamó a David y le dijo: Vive el Señor que tú has sido recto; tu salir y tu entrar en el ejército conmigo son agradables a mis ojos, pues no he hallado mal en ti desde el día en que te pasaste a mí hasta hoy. Sin embargo, no eres agradable a los ojos de los príncipes.

1 de Samuel 29:7  Ahora pues, vuelve y vete en paz, para que no desagrades a los príncipes de los filisteos.

1 de Samuel 29:8  Y David dijo a Aquis: Pero, ¿qué he hecho? ¿Y qué has hallado en tu siervo desde el día en que estuve delante de ti hasta hoy, para que yo no vaya y pelee contra los enemigos de mi Señor el rey?

1 de Samuel 29:9  Respondió Aquis y dijo a David: Yo sé que eres grato a mis ojos como un ángel de Dios; sin embargo, los jefes de los filisteos han dicho: «No debe subir con nosotros a la batalla.»

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

A los que hoy somos padres

Recordamos, o ya lo tenemos olvidado aquel ayer cuando fuimos hijos, y nos dolía y nos quejábamos al no ser escuchados, al no ser comprendidos por nuestros

Artículo Completo

El sendero

Un día, un becerro tuvo que atravesar un bosque virgen para volver a su pastura. Siendo animal irracional, abrió un sendero tortuoso, lleno de curvas, subiendo y

Artículo Completo