Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 de Samuel 28: Saúl atacado por los filisteos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1 de Samuel 28:1  Aconteció en aquellos días que los filisteos reunieron sus ejércitos para la guerra, para pelear contra Israel. Y dijo Aquis a David: Bien sabes que saldrás conmigo a campaña, tú y tus hombres.

1 de Samuel 28:2  Respondió David a Aquis: Muy bien, tú sabrás lo que puede hacer tu siervo. Y Aquis dijo a David: Muy bien, te haré mi guarda personal de por vida.

La respuesta de David a Aquis es ambigua; no le promete nada, pero le lleva a pensar que sí lo ha hecho.

La petición de Aquis colocó a David en una posición difícil. Negarse a ayudarlo a pelear contra los israelitas hubiera revelado la lealtad de David hacia Israel y puesto en peligro la vida de sus soldados y su familia. Pero el aceptar pelear contra su propio pueblo hubiera sido herir al mismo pueblo que amaba y que pronto dirigiría. No obstante, nunca tuvo que resolver este dilema porque Dios lo protegió. Los otros líderes filisteos objetaron su presencia en la batalla. Así, no tuvo que pelear contra sus compatriotas.

1 de Samuel 28:3  Samuel había muerto, y todo Israel lo había llorado, y lo habían sepultado en Ramá su ciudad. Y Saúl había echado de la tierra a los médium y espiritistas.

Todo se ve ahora desde la perspectiva de Israel y Saúl. Los encantadores y adivinos son aquellos que tratan con los espíritus de los muertos o los ancestros, y aquellos que se ponen en contacto con los espíritus. Recurrir a los mismos está terminantemente prohibido por la Ley de Dios.

1 de Samuel 28:4  Y se reunieron los filisteos y fueron y acamparon en Sunem; y Saúl reunió a todo Israel y acamparon en Gilboa.

Gilboa : Se refiere a las colinas que corren hacia el sudeste desde la parte meridional del valle de Jezreel. Sunem está aproximadamente a 96 km al norte de la ciudad filistea de Ecrón. Esto ilustra lo lejos que habían avanzado los filisteos dentro del territorio de Israel, amenazando dividir en dos el país.

1 de Samuel 28:5  Al ver Saúl el campamento de los filisteos, tuvo miedo y su corazón se turbó en gran manera.

El Urim y el Tumim lo usaba el sumo sacerdote para determinar la dirección de Dios en algunos asuntos.

1 de Samuel 28:6  Y Saúl consultó al  Señor, pero el  Señor no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas.

Cuando Saúl mató a los sacerdotes de Nob, no apeló a ninguno de los medios que le habrían puesto en contacto con la dirección divina.

1 de Samuel 28:7  Entonces Saúl dijo a sus siervos: Buscadme una mujer que sea médium para ir a consultarla. Y sus siervos le dijeron: He aquí, hay una mujer en Endor que es médium.

Endor estaba aproximadamente a 9, 5 km al norte de las posiciones que ocupaba Saúl en Gilboa.

Dios había prohibido estrictamente a los israelitas que tuvieran que ver con la magia negra, brujería, hechicería, médiums, espiritistas o con cualquiera que consultara los muertos. En realidad, se mataban a los hechiceros. Las prácticas ocultas se llevaban a cabo en el nombre de dioses paganos y la gente se volvía al ocultismo para recibir las respuestas que Dios no daba.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Épocas

En una cena en honor de Albert Einstein, un estudiante le preguntó al gran científico: ¿Cuál es su profesión? — Me dedico al estudio de la física,

Artículo Completo

Tus pertenencias

Un hombre murió intempestivamente. Al darse cuenta, vio que se acercaba Dios, quien llevaba una maleta consigo y le dijo: — Bien hijo mío, es hora de

Artículo Completo

Camino de soluciones

Había una vez un joven que decidió dejar atrás la vida que había vivido: vida mediocre, lenta, gris y conocer otra, de la que muchos dudan y

Artículo Completo