1 de Samuel 24: Saúl vuelve de perseguir a los filisteos

Los hombres de David no son fácilmente restringidos. Viendo la oportunidad tan ideal, se precisaban unas palabras bien convincentes para refrenar sus inclinaciones sanguinarias. David les hace ver que todavía él es el ungido de Jehová y que habiendo sido ungido por Dios, sólo Dios le podría desheredar. Con amenazas de culpabilidad David reprimió a sus hombres, palabra que en heb. tiene la idea de despedazar o cortarles en pedazos con sus palabras. Apenas prevalecía el deseo del jefe y Saúl salió de la cueva sin noción alguna de que había estado en peligro mortal. Tenemos que admirar a David por haberse mantenido tan fiel a sus convicciones en vez de ceder a sus emociones. La unción que llevaba Saúl había venido de Jehová y no se podía abrogar sino solamente por Dios mismo que se la había dado. ¡Cómo desearíamos que todos pensaran igual en cuanto al matrimonio! A los que Dios ha unido, ningún hombre los separe.

La conversación de Enguedi

Es la primera vez que se habían hablado desde que David huyó de su casa meses antes (19:10). David llamó a Saúl “rey” y le trató como rey, desacreditando así las palabras de aquellos que le acusaron de rebelde. Pero no amaba David en palabras solamente sino también en hechos. Jehová es quien le entregó en sus manos. Le dijeron a David en la cueva que le matara, pero tuvo compasión (la idea es que le perdonó). tiene el pedazo del manto para probar que respetaba su vida y no le haría ningún mal. Con palabras y hechos afirma David su inocencia. No hay motivo por el cual Saúl le debería cazar como si fuera un animal. David reclamaba el juicio de Dios y tres veces en el versículo 15 mencionaba juez o juicio. ¡Que Dios sea el árbitro en todas nuestras diferencias! El ejemplo lo tenemos en Daniel (cuyo nombre quiere decir “Dios es mi juez”). Se encomienda al cuidado de Aquel que juzga rectamente. La iglesia primitiva hablaba bastante de juzgar y del Juez de toda la tierra (Act_17:31), y no se debe perder como tema de importancia en el día de hoy tampoco.

Saúl respondió llamándole David, mi hijo. David había llamado a Saúl padre mío y ahora siente como si fuera el eco. “La suave respuesta quita la ira.” Había demostrado respeto, humildad y cariño. Saúl es tocado y llora. La realidad y grandeza de la situación le saca de su egocentrismo, le administra un tratamiento “shock” o sea un choque que interrumpe la continuidad de sus pensamientos obsesivos. De repente ve a David como bondadoso y justo. Bien sabe que David ha demostrado un amor inusitado. Dijo: “Cuando un hombre halla a su enemigo”, donde la palabra halla tiene la idea de hallarle en su poder, con la posibilidad de hacerle daño. Una idea similar se encuentra en Romanos 5:7 y 8 donde Dios actúa de manera completamente ilógica, humanamente hablando, y envía a Jesucristo a morir por nosotros mientras todavía éramos viles pecadores. Habiéndonos hallado en condición de pecadores, con todo murió por nosotros en vez de hacernos daño. Saúl no está impresionado solamente por lo que hizo (o no hizo) David, sino por lo que era. Sus hechos se manifestaron como evidencia de su carácter y esto le constriñe a Saúl y le obliga a cambiar de pensamiento.

David, sin embargo, sabía que Saúl no cambiaría de inmediato. Podría fácilmente sufrir un relapso de neurosis y volver a lo mismo de antes. Efectivamente eso es lo que pasó. Así que David y sus hombres subieron a la fortaleza. Algunos piensan que habrá sido la fortaleza de Mazada donde Herodes después edificó su palacio. La palabra heb. es la misma, pero es un término indefinido y puede referirse a cualquier lugar de fuerte defensa. El Salmo 7 evidentemente fue escrito durante este período. El Talmud (la explicación de la ley) relaciona desde tiempos antiguos el nombre Cus, hijo de Benjamín, con Saúl. Por su contenido parece ser muy relacionado con esta experiencia que tuvo con Saúl. David crece en su fe y su confianza en Dios se madura por medio de estas aflicciones.

    Páginas: 1 2 3 4

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario