Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

1 de Samuel 2: Cántico de Ana

El pecado de Elí

Nos acordamos que Elí equivocadamente había acusado a Ana de ser una mujer impía. En realidad eran sus propios hijos que la Palabra de Dios acusa de ser impíos. Levítico 7 establecía la porción del sacrificio que el adorador le podría dar al sacerdote. Los hijos de Elí ni pedían permiso ni esperaban que se les diera del sacrificio. Ellos se servían de la carne y su conducta fue muy grosera. Además no seguían las instrucciones dadas por Dios en ese capítulo de Levítico referente a la manera correcta de ofrecer el sacrificio (versículo 16). Y sobre todo trataban con irreverencia (versículo 17) las ofrendas de Jehová. La palabra hebrea aquí quiere decir no solamente despreciar sino también rechazar. Este fue el mismo pecado de Coré, Datán y Abiram. Ellos “menospreciaron” (la misma palabra que aquí es traducida trataban con irreverenciai ) a Jehová y descendieron vivos al Seol condenados por el juicio divino. Igualmente en el día de hoy dice : … el que desobedece (o rehusa creer) al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él.

Un niño como Samuel Hace años tuvimos el privilegio de conocer a un niño que como Samuel comenzó a servir al Señor a la edad de ocho años. Tuvo una temprana y notable conversión bajo el ministerio de un misionero cuyo nombre permanece en el anonimato y que además fue muy fugaz en tierra de los incas, al parecer el único fruto de ese ministerio, su nombre: Eduardo Palací.

Eduardo había nacido en 1884. Desde muy joven se afilió al Ejército de Salvación, pasando todas las etapas de su servicio hasta alcanzar el grado de Coronel, rango máximo para la categoría de oficiales de un área territorial.

Fue un notable predicador del evangelio. Poeta y escritor de libros inspiracionales. Traductor, en este campo fue considerado «príncipe» de traductores. Palací, como Samuel en la Biblia, dejó huellas profundas en la obra del Señor en la Argentina. Las plazas y calles de Buenos Aires donde murió en 1961 siguen siendo testigos mudos de su voz ronca, pero clara y emotiva donde enaltecía al nombre de Jesucristo a quien aprendió a amar desde su niñez.

El crecimiento de Samuel

Samuel, aunque pequeño, ministraba. Habría sido algo correspondiente a su edad; encender velas, tener la copa, cumplir diligencias, cerrar una puerta. Pero todo lo hacía con cariño y con gusto. Lógicamente su vida incluiría entrenamiento en la escuela del área y ejercicios o juegos apropiados para un niño. Su ministerio después manifestó una alta capacidad ministerial y administrativa. Llevaba un efod de lino especialmente tejido y una túnica de hechura maternal. La palabra efod es netamente hebrea y no se traduce. En su sentido original quería decir una vestimenta que consistía de dos piezas, atrás y adelante, ceñidas con un cinto. El lino era un material especialmente designado para el sacerdote que servía en el tabernáculo. Era un material que no hacía sudar. La túnica, en cambio, llegaba a los pies o rodillas, con o sin mangas, y tenía un agujero para meter la cabeza. Sería tejida desde arriba y sin costura, de algodón o lino. Desde luego el efod fue algo asociado con el sacerdocio de Aarón. No hay indicación alguna en el NT de que los pastores o ministros hubieran llevado una vestidura especial. Incluso sería incompatible con el hecho de que todo creyente en Cristo es sacerdote ante Dios. Así crecía Samuel espiritualmente (versículo 21), físicamente y socialmente (versículo 26). Esto nos recuerda de la fraseología referente a Jesús.

Hay una pequeña posdata aquí que es muy linda. El versículo 21 nos informa que Jehová le dio a Ana tres hijos y dos hijas. En el Salmo 10:22 dice: La bendición de Jehová es la que enriquece y no añade tristeza con ella. Nos recuerda otra vez que debemos buscar primeramente el reino de Dios… y todas estas cosas os serán añadidas.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.