Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 de Samuel 19: Saúl trata de matar a David

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

1 de Samuel 19:1  Saúl trata de matar a David. Habló Saúl a Jonatán, su hijo, y a todos sus siervos, para que mataran a David; pero Jonatán, hijo de Saúl, amaba mucho a David,

¿Es correcto desobedecer a un padre, como lo hizo Jonatán? Es claramente un principio de las Escrituras que cuando un padre ordena al hijo quebrantar la ley de Dios, el hijo debe obedecer a Dios y no al hombre. Este principio presupone que el hijo es lo suficientemente grande para ser responsable y discernir cualquier engaño. Un hijo debe ser respetuoso, servicial y obediente a su padre, pero no de obedecer órdenes ni aceptar consejos que violen la ley de Dios.

1 de Samuel 19:2  y le avisó diciendo: –Mi padre Saúl procura matarte; por tanto, cuídate hasta la mañana, estáte en lugar oculto y escóndete.

1 de Samuel 19:3  Yo saldré y estaré junto a mi padre en el campo donde tú estés; hablaré de ti a mi padre y te haré saber lo que haya.

1 de Samuel 19:4  Jonatán habló bien de David a su padre Saúl, y le dijo: –No peque el rey contra su siervo David, porque ningún pecado ha cometido contra ti y, al contrario, sus obras han sido muy beneficiosas para ti,

1 de Samuel 19:5  pues él puso su vida en peligro para matar al filisteo, y Jehová le dio una gran victoria a todo Israel. Tú lo viste y te alegraste. ¿Por qué, pues, vas a pecar contra sangre inocente, matando a David sin causa?

1 de Samuel 19:6  Escuchó Saúl las palabras de Jonatán y juró: –¡Vive Jehová!, no morirá.

1 de Samuel 19:7  Llamó entonces Jonatán a David y le contó todas estas palabras; él mismo llevó a David ante Saúl, y se quedó a su servicio como antes.

1 de Samuel 19:8  Después hubo de nuevo guerra; salió David y peleó contra los filisteos, les causó un gran estrago y huyeron ante él.

1 de Samuel 19:9  Pero el espíritu malo[a] de parte de Jehová se apoderó de Saúl; y estando sentado en su casa con una lanza en la mano, mientras David tocaba,

1 de Samuel 19:10  Saúl procuró clavar a David con su lanza en la pared, pero él se apartó de delante de Saúl, y la lanza se clavó en la pared. David huyó y se puso a salvo aquella noche.

1 de Samuel 19:11  Saúl envió luego mensajeros a casa de David para que lo vigilaran y lo mataran por la mañana.[b] Pero Mical, su mujer, le avisó a David: «Si no salvas tu vida esta noche, mañana estarás muerto».

1 de Samuel 19:12  Descolgó Mical a David por una ventana. Él se fue y huyó poniéndose a salvo.

1 de Samuel 19:13  Tomó luego Mical una estatua[c] y la puso sobre la cama, le acomodó por cabecera una almohada de pelo de cabra[d] y la cubrió con la ropa.

Una estatua era un terafín o un ídolo pagano. Parece que esta era de tamaño natural.

1 de Samuel 19:14  Cuando Saúl envió mensajeros para capturar a David, ella dijo: «Está enfermo».

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Dejando huellas

Un hombre que acababa de encontrarse con Jesús Resucitado, iba a toda prisa por el Camino de la Vida, mirando por todas partes y buscando.

Artículo Completo

El oso

Dos adolescentes caminaban por un bosque cuando de pronto un enorme oso se les apareció; uno, sin decir nada al otro corrió a treparse a

Artículo Completo

El hombre y su esposa

Tal vez haya leído en este u otro portal una historia que le haya hecho llorar, o al menos reflexionar en su relación matrimonial. Nada,

Artículo Completo