Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 de Samuel 19: Saúl trata de matar a David

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1 de Samuel 19:1  Saúl trata de matar a David. Habló Saúl a Jonatán, su hijo, y a todos sus siervos, para que mataran a David; pero Jonatán, hijo de Saúl, amaba mucho a David,

¿Es correcto desobedecer a un padre, como lo hizo Jonatán? Es claramente un principio de las Escrituras que cuando un padre ordena al hijo quebrantar la ley de Dios, el hijo debe obedecer a Dios y no al hombre. Este principio presupone que el hijo es lo suficientemente grande para ser responsable y discernir cualquier engaño. Un hijo debe ser respetuoso, servicial y obediente a su padre, pero no de obedecer órdenes ni aceptar consejos que violen la ley de Dios.

1 de Samuel 19:2  y le avisó diciendo: –Mi padre Saúl procura matarte; por tanto, cuídate hasta la mañana, estáte en lugar oculto y escóndete.

1 de Samuel 19:3  Yo saldré y estaré junto a mi padre en el campo donde tú estés; hablaré de ti a mi padre y te haré saber lo que haya.

1 de Samuel 19:4  Jonatán habló bien de David a su padre Saúl, y le dijo: –No peque el rey contra su siervo David, porque ningún pecado ha cometido contra ti y, al contrario, sus obras han sido muy beneficiosas para ti,

1 de Samuel 19:5  pues él puso su vida en peligro para matar al filisteo, y Jehová le dio una gran victoria a todo Israel. Tú lo viste y te alegraste. ¿Por qué, pues, vas a pecar contra sangre inocente, matando a David sin causa?

1 de Samuel 19:6  Escuchó Saúl las palabras de Jonatán y juró: –¡Vive Jehová!, no morirá.

1 de Samuel 19:7  Llamó entonces Jonatán a David y le contó todas estas palabras; él mismo llevó a David ante Saúl, y se quedó a su servicio como antes.

1 de Samuel 19:8  Después hubo de nuevo guerra; salió David y peleó contra los filisteos, les causó un gran estrago y huyeron ante él.

1 de Samuel 19:9  Pero el espíritu malo[a] de parte de Jehová se apoderó de Saúl; y estando sentado en su casa con una lanza en la mano, mientras David tocaba,

1 de Samuel 19:10  Saúl procuró clavar a David con su lanza en la pared, pero él se apartó de delante de Saúl, y la lanza se clavó en la pared. David huyó y se puso a salvo aquella noche.

1 de Samuel 19:11  Saúl envió luego mensajeros a casa de David para que lo vigilaran y lo mataran por la mañana.[b] Pero Mical, su mujer, le avisó a David: «Si no salvas tu vida esta noche, mañana estarás muerto».

1 de Samuel 19:12  Descolgó Mical a David por una ventana. Él se fue y huyó poniéndose a salvo.

1 de Samuel 19:13  Tomó luego Mical una estatua[c] y la puso sobre la cama, le acomodó por cabecera una almohada de pelo de cabra[d] y la cubrió con la ropa.

Una estatua era un terafín o un ídolo pagano. Parece que esta era de tamaño natural.

1 de Samuel 19:14  Cuando Saúl envió mensajeros para capturar a David, ella dijo: «Está enfermo».

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El príncipe y el gnomo

Traslada tu conciencia a un lugar muy bello, a un paraíso en esta tierra. Ponte en disposición de escuchar un cuento sentado cómodamente para que puedas percibir

Artículo Completo

De Roma a Constantinopla

Aun antes de la batalla del Puente Milvio, Constantino se había estado preparando para asumir el poder sobre un territorio cada vez más vasto. Esto lo hizo

Artículo Completo

Cómo hacerte saber

Que nadie establece normas, salvo la vida. Que la vida sin ciertas normas pierde la forma. Que la forma no se pierde con abrirnos. Que abrirnos no

Artículo Completo

Rut 1: Rut y Noemí

Ruth 1:1 Aconteció en los días que gobernaban los jueces, que hubo hambre en la tierra. Y un varón de Belén de Judá fue a morar en

Artículo Completo