Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

1 de Samuel 17: David mata a Goliat

1 de Samuel 17:9  Si él puede pelear conmigo y me vence, nosotros seremos vuestros siervos; y si yo puedo más que él y lo venzo, vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis.

A veces un ejército evadía una batalla muy costosa al enfrentar a su guerrero más fuerte, contra el guerrero más fuerte de su enemigo. Esto evitaba un gran derramamiento de sangre, porque el ganador de la pelea era considerado el ganador de la batalla. Goliat tenía una ventaja definitiva sobre David desde del punto de vista humano. Pero Goliat no se daba cuenta de que al pelear con David, también tenía que pelear con Dios.

1 de Samuel 17:10  Hoy yo he desafiado –añadió el filisteo– al campamento de Israel; dadme un hombre que pelee conmigo.

1 de Samuel 17:11  Al escuchar Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron mucho miedo.

1 de Samuel 17:12  David era hijo de aquel hombre efrateo, oriundo de Belén de Judá, llamado Isaí, el cual tenía ocho hijos. En tiempos de Saúl este hombre era ya viejo, de edad muy avanzada,[d]

1 de Samuel 17:13  y los tres hijos mayores de Isaí se habían ido a la guerra para seguir a Saúl. Los nombres de sus tres hijos que se habían ido a la guerra eran: Eliab, el primogénito, el segundo, Abinadab, y el tercero, Sama.

1 de Samuel 17:14  David era el menor. Siguieron, pues, los tres mayores a Saúl,

1 de Samuel 17:15  pero David había ido y vuelto, dejando a Saúl, para apacentar las ovejas de su padre en Belén.

David va y viene; toca el arpa para Saúl en los períodos en que experimenta una recaída, o cuida del rebaño de su padre cuando mejora. Ello explica por qué no estaba junto a Saúl en este momento.

1 de Samuel 17:16  Salía, pues, aquel filisteo por la mañana y por la tarde, y así lo hizo durante cuarenta días.

¿Por qué sucedería esto de manera continuada por cuarenta días, sin que un bando atacara al otro? Estaban acampados a los lados opuestos de un valle de empinadas paredes. Quienquiera se apresurara a descender al valle y subir a los escarpados peñascos estaría en desventaja al principio de la batalla y probablemente sufriría grandes pérdidas. Cada lado estaba esperando que el otro atacara primero.

1 de Samuel 17:17  Y dijo Isaí a David, su hijo: «Toma ahora para tus hermanos un efa de este grano tostado y estos diez panes; llévalo pronto al campamento a tus hermanos.

Efa : Aproximadamente treinta y siete litros.

1 de Samuel 17:18  Estos diez quesos de leche los llevarás al jefe de los mil; fíjate si tus hermanos están bien y trae algo de ellos como prenda».

1 de Samuel 17:19  Mientras tanto, Saúl, ellos, y todos los de Israel, estaban en el valle de Ela, peleando contra los filisteos.

1 de Samuel 17:20  Se levantó, pues, David de mañana, y dejando las ovejas al cuidado de un guarda, se fue con su carga como Isaí le había mandado. Llegó al campamento cuando el ejército salía en orden de batalla y daba el grito de combate.

1 de Samuel 17:21  Se pusieron en orden de batalla Israel y los filisteos, ejército frente a ejército.

Orden de batalla : Los dos ejércitos se formaron para la batalla en los extremos de la hondonada.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.