Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 de Samuel 16: David, ungido rey para suceder a Saúl

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1 de Samuel 16:8 Entonces llamó Isaí a Abinadab y lo hizo pasar delante de Samuel, el cual dijo: –Tampoco a este ha escogido Jehová.

1 de Samuel 16:9 Hizo luego pasar Isaí a Sama. Pero Samuel dijo: –Tampoco a este ha elegido Jehová.

1 de Samuel 16:10 Hizo luego pasar Isaí siete hijos suyos delante de Samuel; pero Samuel dijo a Isaí: –Jehová no ha elegido a estos.

1 de Samuel 16:11 Entonces dijo Samuel a Isaí: –¿Son estos todos tus hijos? Isaí respondió: –Queda aún el menor, que apacienta las ovejas. Y dijo Samuel a Isaí: –Envía por él, porque no nos sentaremos a la mesa hasta que él venga aquí.

1 de Samuel 16:12 Envió, pues, por él, y lo hizo entrar. Era rubio, de hermosos ojos y de buen parecer.[d] Entonces Jehová dijo: «Levántate y úngelo, porque este es».

Rubio : Se refiere a su tipo físico.

1 de Samuel 16:13 Samuel tomó el cuerno del aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. A partir de aquel día vino sobre David el espíritu de Jehová.[e] Se levantó luego Samuel y regresó a Ramá. 

Como en el caso de Saúl, el Espíritu de Jehová acompaña el ungimiento de David por Samuel. Desde ese momento Dios comienza a preparar a David: guía todos los detalles de su vida, aunque todavía faltan algunos años para que ascienda al trono. David tiene ahora alrededor de 15 años. Este es el primero de los tres ungimientos que experimentará; más adelante será ungido rey de Judá y, siete años después, rey de todo Israel.

David fue ungido rey, pero se hizo en secreto. No fue coronado sino hasta mucho tiempo después. Saúl seguía siendo legalmente el rey, pero Dios estaba preparando a David para sus responsabilidades futuras. El aceite de la unción que fue derramado sobre la cabeza de David simbolizaba santidad. Era utilizado para apartar personas u objetos para el servicio a Dios. Cada rey y sumo sacerdote de Israel era ungido con aceite. Esto los comisionaba como representantes de Dios ante la nación. A pesar de que Dios rechazó el reinado de Saúl al no permitir que ninguno de sus descendientes se sentaran en el trono de Israel, Saúl mismo permaneció en su puesto hasta su muerte.

1 de Samuel 16:14 David entra al servicio de Saúl El espíritu de Jehová se apartó de Saúl, y un espíritu malo de parte de Jehová lo atormentaba.

Y le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová : Ilustra que en ausencia del Espíritu de Dios los seres humanos quedan expuestos a la influencia de malos espíritus. Dios es soberano en todas las esferas, la física y la espiritual. Sin embargo, a menos que nos sometamos a él y a su dirección, estaremos indefensos ante el mal y sus consecuencias. Es en este sentido que se dice que Dios mandó el espíritu.

¿Qué era este espíritu malo que lo atormentaba de parte de Jehová? Quizá Saúl estuviera simplemente deprimido. O quizá, el Espíritu Santo había dejado a Saúl y Dios permitió que un espíritu inicuo (un demonio) lo atormentara como castigo por su desobediencia (esto demostraría el poder de Dios sobre el mundo espiritua). De todos modos Saúl se estaba enloqueciendo, por lo cual intentó matar a David.

1 de Samuel 16:15 Y los criados de Saúl le dijeron: –Mira, un espíritu malo de parte de Dios te atormenta.

1 de Samuel 16:16 Diga, pues, nuestro señor a tus siervos que están en tu presencia, que busquen a alguno que sepa tocar el arpa, para que cuando esté sobre ti el espíritu malo de parte de Dios, toque con su mano y tengas alivio.

La música de David, porque «Jehová está con él», tiene poder para expulsar el espíritu malo. Arpa, o lira, es el primer instrumento musical del que se habla en la Escritura. Ya mencionada en relación con los profetas, desempeñó un papel importante en la vida de Israel.

Las arpas eran instrumentos musicales populares en los días de Saúl, y su música sigue siendo conocida por sus cualidades sedantes. Las arpas más sencillas eran de sólo dos piezas de madera atadas entre sí en ángulos. Las cuerdas se extendían entre las maderas para dar al arpa una forma triangular. Las cuerdas simples podían hacerse con hojas de hierbas retorcidas, sin embargo las mejores cuerdas se hacían de intestinos secos de animales. Las arpas podían tener hasta cuarenta cuerdas y sonaban más fuerte que los pequeños instrumentos de tres o cuatro cuerdas llamados liras. David, conocido por sus habilidades como pastor y su valentía, era además un talentoso arpista y músico que a la larga escribiría muchos de los salmos encontrados en la Biblia.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La viejecita

Cuentan de una viejecita irlandesa que nunca hablaba mal de nadie. Siempre encontraba algo bueno en la peor persona. Un día falleció un hombre que parecía atesorar

Artículo Completo

El perro y el conejo

Un señor les compró un conejo a sus hijos. Los hijos del vecino del costado, le pidieron una mascota al padre. El hombre compró un cachorro de

Artículo Completo

Hay esperanza

Leslie Weatherhead narró una historia de esperanza en medio de los días obscuros de la Segunda Guerra Mundial y de los bombardeos relámpagos de los nazis contra

Artículo Completo

Juicio injusto

Cuenta una antigua leyenda, que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer. En realidad, el verdadero autor

Artículo Completo