1 de Samuel 14: La hazaña de Jonatán

1 de Samuel 14:48 Reunió un ejército,[o] derrotó a Amalec[p] y libró a Israel de manos de los que lo saqueaban.

1 de Samuel 14:49 Los hijos de Saúl fueron Jonatán, Isúi[q] y Malquisúa. Los nombres de sus dos hijas eran, el de la mayor, Merab, y el de la menor, Mical.

1 de Samuel 14:50 El nombre de la mujer de Saúl era Ahinoam, hija de Ahimaas. El nombre del general de su ejército era Abner hijo de Ner, tío de Saúl.

1 de Samuel 14:51 Porque Cis, padre de Saúl, y Ner, padre de Abner, fueron hijos de Abiel.

1 de Samuel 14:52 Todo el tiempo de Saúl hubo guerra encarnizada contra los filisteos; y a todo el que Saúl veía que era hombre esforzado y apto para combatir, lo reclutaba para sí.[r]

La hazaña de Jonatán

Esta sección está conectada con el último versículo del capítulo 13. Un destacamento de los filisteos había salido del fuerte en Micmas para dirigirse al paso. Jonatán sugirió a su escudero que hicieran una investigación. Verdaderamente este Jonatán fue uno de los personajes más sobresalientes de toda la historia. Su nombre quiere decir “quien ha dado Jehová” y corresponde al nombre Teodoro en griego. Es un líder de hombres, muy querido por todos y valiente. Hubiera sido un buen rey después de su padre, si Dios no hubiese desechado su dinastía por la desobediencia de Saúl. Tiene un escudero, a veces llamado también un paje de armas. No todos los soldados tenían un paje de armas, sino más bien los de alto rango. Este llevaba sus armas más pesadas como el escudo y la lanza. A la vez sería su apoyo, sus ojos por detrás, y su mensajero si habría que llevar o transmitir órdenes.

Saúl se ve paralizado en su inactividad. Quizás todavía cavilaba en su corazón sobre lo acontecido en Gilgal, aunque hacía tiempo había regresado a Gabaa. Se ha convencido que con sólo 600 hombres no podía hacer nada. Se ve también que ya ejercía el sacerdocio el nieto de Elí y que tenía el efod. Esta vestimenta se ponía el sumo sacerdote al desempeñar sus funciones. Constaba de una prenda bien adornada, sin mangas y alcanzando hasta la cintura no más. Este llevaba el pectoral, usado en la averiguación de la voluntad y dirección de Dios.

Jonatán y su compañero iban caminando hacia Micmas. Entre Geba y Micmas hay un paso, o sea una quebrada por donde el camino pasa entre peñascos. En aquella época fue el paso principal entre Jericó y el monte central del país. Es larga la quebrada. Tiene casi 20 km. Se cuenta que el General Allenby, comandante del ejército británico durante la Primera Guerra Mundial, envió un escuadrón de soldados por entre esos peñascos para sorprender y vencer un destacamento de turcos.

Llegaron al lugar donde hay dos peñas; la del norte llamada Boses y la del sur llamada Sene. La primera palabra quiere decir brillante en hebreo, probablemente porque se gozaba de la constante luz del sol. La otra palabra se refiere a una espina o quizás árbol espinoso. Se sabe que la peña que quedaba al sur casi siempre estaba a la sombra. En este lugar se vieron los filisteos y los dos hebreos. Los filisteos hubieran estado sobre la peña asoleada y hubieran visto a los dos al otro lado entre sombras y árboles.

La sugerencia de Jonatán es inspirada por fe. Todavía le falta experiencia pero sin poder profetizar el fin del asunto se apoya en el poder de Dios para salvar. Su escudero le anima, pues es de la misma disposición. Dice el versículo 7: a tu disposición, que es lit. “estoy contigo según tu corazón”. El escudero sentía lo mismo que Jonatán.

Está convencido de que Jehová les ayudará a vencer a los incircuncisos, término que se aplica a los inconversos. La circuncisión se refiere a la pequeña cirugía que corta el pliegue flojo que cubre la punta del miembro varonil. Siendo una operación de la parte más privada, corresponde en las Escrituras a la operación espiritual que “quita el cuerpo pecaminoso carnal” del corazón incrédulo. Es evidente que aún en el AT tenía este tema su aplicación espiritual, simbolizando el perdón y la limpieza que viene con el cambio efectuado por Dios. El corazón representa lo más recóndito del hombre. El apóstol Pablo dice en Efesios 3:16 que es “el hombre interior”. La palabra incircunciso entonces en la práctica quiere decir inconverso, uno que no está bajo el pacto de Jehová.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario