Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 de Samuel 13: Luces y sombras en el reinado de Saúl

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1 de Samuel 13:1 Luces y sombras en el reinado de Saúl (13.1–15.35) Guerra contra los filisteos Había ya reinado Saúl un año,[a] y cuando llevaba reinando dos años sobre Israel,

Este es un pasaje difícil, porque se han perdido algunas cifras del texto hebreo.

[private]1 de Samuel 13:2 escogió a tres mil hombres de Israel; estaban con Saúl dos mil en Micmas y en el monte Bet-el, y mil estaban con Jonatán en Gabaa de Benjamín, y envió al resto del pueblo cada uno a sus tiendas.[b]

Independientemente de cuándo haya comenzado a reinar, este acontecimiento tuvo lugar en el segundo aniversario de su reinado. Saúl forma un ejército permanente en Micmas, a 14 km al norte de Jerusalén y a 8 km al noreste de Gabaa, en un territorio muy abrupto que está a más de 600 m sobre el nivel del mar. Bet – el se halla a 8 km al noroeste de Micmas, a una altura de 900 m sobre el nivel del mar.

1 de Samuel 13:3 Jonatán atacó a la guarnición de los filisteos que había en el collado, y lo supieron los filisteos. Entonces Saúl hizo tocar trompeta por todo el país, diciendo: «¡Que oigan los hebreos!».

El toque de trompeta anunciaba la victoria de Jonatán y llamaba a las armas. El ataque de Jonatán constituyó la señal que dio inicio a la guerra de independencia de los filisteos.

Jonatán atacó y destruyó la guarnición de los filisteos, pero la victoria se la adjudicó Saúl. Aunque esto era normal en esa cultura, no por eso fue una acción correcta. La creciente arrogancia de Saúl comenzó pequeña, acreditándose el triunfo de una batalla que había ganado su hijo. Al no recibir corrección, su arrogancia creció hasta llegar a ser una horrible obsesión. Lo destruyó a él y a su familia, y puso en peligro el bienestar de la nación. Adjudicarnos los logros de otros indica que hay arrogancia en nuestra vida. Cuando note que la soberbia está anidándose en usted, tome medidas inmediatas para eliminarla, atribuyéndole el honor a quien corresponde.

1 de Samuel 13:4 Cuando todo Israel supo que se decía: «Saúl ha atacado a la guarnición de los filisteos», y también que Israel se había hecho odioso a los filisteos, se reunió el pueblo tras Saúl en Gilgal.

1 de Samuel 13:5 Se concentraron entonces los filisteos para pelear contra Israel: treinta mil carros, seis mil hombres de a caballo, y pueblo numeroso como la arena que está a la orilla del mar. Luego subieron y acamparon en Micmas, al oriente de Bet-avén.[c]

El número de carros debe haber sido de tres mil, como atestiguan algunos manuscritos hebreos antiguos, y no treinta mil. Un ejército con treinta mil carros de guerra habría sido el mayor de que se tenga memoria en el mundo antiguo, y un país pequeño como el de los filisteos no hubiera podido contar con esa fuerza.

1 de Samuel 13:6 Cuando los hombres de Israel vieron que estaban en peligro (porque el pueblo estaba en grave aprieto), se escondieron en cuevas, en fosos, en peñascos, en rocas y en cisternas.

Cuando olvidamos al que está de nuestro lado, o vemos sólo nuestros propios recursos, tendemos a atemorizarnos cuando nos enfrentamos a la oposición. Los israelitas tuvieron pánico y se escondieron cuando vieron el poderoso ejército filisteo. Se olvidaron de que Dios estaba de su lado y que es invencible. Cuando se enfrente a problemas o tentaciones, centre su atención en Dios y en sus recursos, confiando en que El lo ayudará

1 de Samuel 13:7 Algunos de los hebreos[d] pasaron el Jordán hacia la tierra de Gad y de Galaad; pero Saúl permanecía aún en Gilgal, y todo el pueblo iba tras él temblando.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

No dejes nunca de soñar

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento.

Artículo Completo

Hoy recibí flores

No es mi cumpleaños o ningún otro día especial; tuvimos nuestro primer disgusto anoche, y él dijo muchas cosas crueles, que en verdad me ofendieron. Pero sé

Artículo Completo

La Iglesia en Jerusalén

Justo González- Los que recibieron su palabra fueron bautizados, y se añadieron aquel día como tres mil personas. Hechos 2. 41 El libro de Hechos nos da a

Artículo Completo

El Mundo Grecorromano

Justo González- Empero en esa diseminación la nueva fe tuvo que abrirse paso a través de situaciones políticas y culturales que unas veces le abrieron camino, y otras

Artículo Completo