Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 de Crónicas 28: Salomón sucede a David

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El versículo 2 caracteriza el arca como un estrado de los pies de nuestro Dios. Esta clase de antropomorfismo (hablar de Dios en términos humanos) no es nada característico de la escuela sacerdotal al que pertenecía el Cronista. Desde luego, durante el tiempo de David este uso no era nada anormal. Los estratos escritos más primitivos del Pentateuco se remontan justo al tiempo del reino unido, y su fraseología es bien antropomórfica. Este será otro ejemplo de cómo el mismo Cronista ocupa en este “Sermón Levítico” ideas y hasta frases de textos mucho más primitivos.

Los versículos 4, 5, en unión con el versículo 7, aclaran que la perpetuidad de la dinastía está condicionada por la obediencia de Salomón a Dios. Crónicas son los únicos escritos bíblicos que hacen que Salomón sea escogido por Dios. La elección está supeditada a su obediencia a la ley y a su fidelidad en la construcción del templo. El que David tuviera muchos hijos hace que la selección de Salomón fuera aun más sobresaliente

Después del discurso de David dirigido a la congregación, comienza una charla pública, pero a la vez de índole muy personal, a Salomón. Estas palabras son dignas para que todo padre creyente las deje de legado a sus hijos. Primero, amonesta a Salomón a que no pierda de vista nunca su relación con Dios. Puesto que Dios conoce íntimamente al corazón de Salomón, éste ha de buscar una relación mutua con el. En virtud de esta relación, Salomón ha de obedecer en la construcción del templo. Dios lo conoce íntimamente; ¡a Salomón le competía esforzarse y trabajar!

Aunque a David no se le permitió construir el templo, nada le impedía que hiciera todos los planes y preparativos para que su hijo realizara la tarea). Al igual que Moisés, que por inspiración de Dios entregaba los planes del tabernáculo, David entrega los planes del templo a Salomón. El concepto del Cronista es que David gozaba de la misma clase de inspiración que Moisés. Se nota una y otra vez este énfasis del Cronista; busca no tan sólo relacionar la importancia de David con los personajes y eventos cruciales en la historia antigua de Israel, sino que busca comprobar la superioridad del pacto de Dios con David. De igual modo que el templo es superior al tabernáculo, David es, en cierta medida, superior a Moisés. En toda la literatura antiguotestamentaria el Cronista parece ser el vocero principal de este énfasis.

Los versículos 13-18 hablan de los preparativos adicionales hechos por David respecto a los planes para el templo. Se hace alusión a los arreglos realizados por David respecto a las mismas funciones de los levitas en el templo. Una de las mayores contribuciones de David era la provisión de los materiales necesarios para la realización de una construcción de esta magnitud. La mayor parte de estos textos, sin embargo, aluden a materiales para suplir lo más esencial desde el punto de vista del Cronista; son los muebles y utensilios para el culto divino: candelabros, lámparas, las mesas para la presentación de los panes, tenedores, tazones, vasijas, etc. Nunca el Cronista nos deja olvidar que el templo está únicamente para una sola cosa: la realización del culto hebreo.

El versículo 19 emplea una frase muy característica de la escuela sacerdotal: Todo esto… está por escrito, porque la mano de Jehová está sobre mi… Para estas alturas (el tiempo del Cronista), la voz viva del profeta se había callado; era delito ser profeta. La palabra de Dios se encontraba sólo en lo escrito. Aunque la historia verídica aludida se remonta al tiempo de David (500 años antes), la fraseología no puede menos que reflejar algo de los patrones de pensamiento contemporáneos con el Cronista.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El tren de la vida

La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas

Artículo Completo