Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

1 de Crónicas 12: Las tropas de David lo proclamaron rey

1 de Crónicas 12:1 El ejército de David. Estos son los que vinieron ante David en Siclag,[a] estando él aún encerrado por causa de Saúl hijo de Cis; eran de los valientes que le ayudaron en la guerra.

Este capítulo contiene muchas cosas que no se recogen en 1 y 2 Samuel. Habla de los partidarios de David en Siclag, de la tribu de Gad y de cómo algunos parientes de Saúl se pasaron a las filas de David.

Siclag era una ciudad filistea a la cual había escapado David para esconderse de Saúl. Aquis, el gobernante filisteo de esa área, estaba feliz de tener a un famoso guerrero israelita que había desertado de su tierra. Sin embargo, no sabía que David sólo estaba fingiendo su lealtad. Aquis dio la ciudad de Siclag a David, su familia, y su ejército. El paradero de David no era un gran secreto, y muchos seguidores leales se le unieron ahí.

David se rodeó de grandes guerreros, el mejor de los ejércitos israelita. ¿Qué cualidades reunieron para merecer ser guerreros y sirvientes de David?

(1) Habían practicado suficientemente para perfeccionar sus habilidades (con arco, honda, o lanza).

(2) Poseían una mentalidad firme y determinada («sus rostros eran como rostros de leones»).

(3) Estaban físicamente en forma («eran ligeros como las gacelas»).

(4) Estaban dedicados a servir a Dios y a David. Los líderes débiles se ven fácilmente amenazados por subordinados competentes, sin embargo los líderes poderosos se rodean de lo mejor. No se intimidan ante seguidores capaces y competentes.

1 de Crónicas 12:2 Estaban armados de arcos y usaban ambas manos para tirar piedras con la honda y flechas con el arco. De los hermanos de Saúl de Benjamín,

Los que usaban arcos y los que tiraban con hondas usaban armas específicas. La honda era discreta en apariencia pero mortal en batalla. Como un pequeño saco de piel con un cordón de piel o pelo de cabra atado a cada lado, la honda se giraba encima de la cabeza. Cuando se soltaba uno de sus lados, esto hacía que la piedra diera en un objetivo. El arco y la flecha habían sido usadas durante miles de años. Las puntas de las flechas eran de piedra, madera o hueso, debido a que los filisteos todavía tenían el monopolio de la metalúrgica. Las astas de las flechas eran de carrizo o madera, y las cuerdas de los arcos eran de tripas de animales.

1 de Crónicas 12:3 el jefe era Ahiezer, después Joás, hijos de Semaa, el gabaatita; Jeziel y Pelet hijos de Azmavet, Beraca y Jehú, el anatotita,

1 de Crónicas 12:4 Ismaías, el gabaonita, valiente entre los treinta, y jefe entre ellos; Jeremías, Jahaziel, Johanán, Jozabad, el gederatita,

1 de Crónicas 12:5 Eluzai, Jerimot, Bealías, Semarías, Sefatías, el harufita,

1 de Crónicas 12:6 Elcana, Isías, Azareel, Joezer y Jasobeam, coreítas,

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.