Zacarías 7: Instrucción sobre el ayuno

Publicaciones realizadas por ángeles que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar

Zacarías 7:1 El ayuno que Dios reprueba Aconteció que en el año cuarto del rey Darío, a los cuatro días del mes noveno, que es Quisleu, llegó palabra de Jehová a Zacarías.[a]

La fecha de estas dos colecciones de sermones puede fijarse casi dos años después de la señalada en 1.7. Los sermones destacan ciertos temas de las visiones; la reconstrucción de Jerusalén y el templo, la obediencia, y la participación de la nación en el futuro reino de Dios.

El año 518 a.C. fue el cuarto del reinado de Darío. Durante los setenta años anteriores, el pueblo realizaba un ayuno en agosto para recordar la destrucción de Jerusalén. Ahora que Jerusalén se estaba reconstruyendo, acudieron al templo para preguntar si debían continuar con esta fiesta anual. Dios no respondió su pregunta en forma directa. En vez de eso, les dijo que su conducta era más importante que sus fiestas religiosas. Lo que quería de su pueblo era el juicio según la verdad y que hiciera misericordia y piedad con los débiles.

Zacarías 7:2 En aquel tiempo el pueblo de Bet-el había enviado a Sarezer, con Regem-melec[b] y sus hombres, a implorar el favor de Jehová,

Zacarías 7:3 y a preguntar a los sacerdotes que estaban en la casa de Jehová de los ejércitos, y a los profetas: «¿Lloraremos en el mes quinto? ¿Haremos abstinencia, como la hemos venido haciendo desde hace algunos años?».[c]

Zacarías 7:4 Recibí, pues, esta palabra de Jehová de los ejércitos:

Zacarías 7:5 «Di a todo el pueblo del país, y a los sacerdotes: “Cuando ayunabais y llorabais en el quinto y en el séptimo mes durante estos setenta años,[d] ¿habéis ayunado para mí?

Zacarías 7:6 Y cuando comíais y bebíais, ¿no comíais y bebíais para vosotros mismos?”».[e]

Zacarías 7:7 ¿Acaso no son estas las palabras que proclamó Jehová por medio de los primeros profetas,[f] cuando Jerusalén estaba habitada y tranquila, y las ciudades de sus alrededores y el Neguev y la Sefela estaban también habitados?[g]

El ayuno en el mes quinto parece que conmemora la destrucción del templo en el 587 a.C. Zacarías aprovecha la pregunta teológica para recordarle a Judá que la cuestión importante del ayuno son los motivos y las actitudes.

Los israelitas perdieron su deseo sincero hacia Dios. Zacarías les dijo que celebraban ritos religiosos, tales como el ayuno o las festividades santas, sin la actitud, el arrepentimiento ni la adoración adecuadas. Realizaban estos ritos sin pensar en Dios. Cuando usted asiste a la iglesia, ¿ora o tiene comunión con otros creyentes? ¿Lo hace por un simple hábito o por lo que puede obtener por ello? Dios dice que una actitud de adoración sin un deseo sincero hacia El lo llevará a usted a la ruina.

El Neguev era la región sur de Judá.

Zacarías 7:8 La desobediencia, causa del cautiverio Recibió también Zacarías esta palabra de Jehová:

Zacarías 7:9 «Así habló Jehová de los ejércitos: Juzgad conforme a la verdad; haced misericordia y piedad cada cual con su hermano;

Zacarías 7:10 no oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al pobre, ni ninguno piense mal en su corazón contra su hermano».[h]

Se ofrecen instrucciones claras y específicas sobre cómo agradar a Dios.

Deja un Comentario. Tu opinión es valiosa para nosotros

Lionel Valentin Calderón

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Nuevo Testamento

Antiguo Testamento

Historias para Reflexionar

Hablando de Jesús

Sucedió hace algunos años en la Universidad de Carolina del Sur. Había un profesor de

Solicita Nuetro Boletín

Al enviar esta solicitud acepto los Términos y Condiciones de Bendiciones Cristianas