Zacarías 4 La visión del candelabro

Zacarías 4: La visión del candelabro

Forman parte de la quinta visión dos mensajes a Zorobabel , el gobernador. Su objetivo es que éste complete el proyecto del templo con mi Espíritu , dice Jehová.

Zacarías 4:1 Volvió el ángel que hablaba conmigo, y me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño.

El candelabro de oro con un depósito de aceite y siete lámparas se refiere a una existencia constante de aceite y significa que el poder de Dios se refleja en la luz. El aceite se obtenía al majar aceitunas y se usaba en depósitos con mechas para producir luz. Los dos olivos representan los oficios sacerdotales y reales.

Zacarías 4:2 Y me dijo: ¿Qué ves? Y respondí: He mirado, y he aquí un candelabro todo de oro, con un depósito encima, y sus siete lámparas encima del candelabro, y siete tubos para las lámparas que están encima de él;

Lo que representa el candelabro no está claro; puede que constituya un símbolo del pueblo de Israel, o de la presencia de Dios. Si fuese esto último, las siete lámparas corresponderían a los «siete… ojos de Jehová» que se mencionan en el versículo 10.

Zacarías 4:3 Y junto a él dos olivos, el uno a la derecha del depósito, y el otro a su izquierda.

Zacarías 4:4 Proseguí y hablé, diciendo a aquel ángel que hablaba conmigo: ¿Qué es esto, señor mío?

Zacarías 4:5 Y el ángel que hablaba conmigo respondió y me dijo: ¿No sabes qué es esto? Y dije: No, señor mío.

Zacarías 4:6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Como gobernador de Judá, Zorobabel era en definitiva el responsable de reconstruir el templo, pero se le ha prohibido confiar en los recursos humanos para llevar a cabo la tarea. Así debe ser hoy con el santo templo de Dios, la Iglesia, la cual debe ser edificada y sostenida no con las riquezas, los esfuerzos o la virtud de sus miembros, sino con mi Espíritu, dice el Señor.

ejército, chayil : Fortaleza, poder, fuerza, poder militar, valor, riqueza. Chayil está más de 230 veces. Su significado básico es fuerza, especialmente la militar. Puede referirse al poder derivado de la acumulación de bienes, es decir, a las «riquezas», como en Deuteronomios 8:17. Ocasionalmente, chayil se traduce por «valiente», sobre todo cuando se habla de un militar; como «ejército» en Deuteronomios 11:4 y 2 de Crónicas 14:8. En este pasaje, Dios informa al constructor del templo que la tarea no podrá llevarse a cabo utilizando la fuerza de un ejército (chayil), ni mediante el poder muscular o la resistencia física de los trabajadores; se alcanzaría más bien mediante el poder del Espíritu de Dios.

Muchas personas piensan que para sobrevivir en este mundo deben ser duras, fuertes, inflexibles y rudas. Pero Dios dice: «No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu». Solo a través del Espíritu de Dios se logran cosas de valor duradero. Los cautivos que regresaban eran débiles, acosados por enemigos, cansados, desalentados y pobres. ¡Pero tenían a Dios a su lado! Al vivir para DIos, propóngase no confiar ni en sus fuerzas ni en sus capacidades. Más bien dependa de Dios y actúe con el poder de su Espíritu.

Zacarías 4:7 ¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido a llanura; él sacará la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella.

Cuando se complete el templo, todos reconocerán su belleza y se darán cuenta de que no es el resultado de esfuerzos humanos, sino de la gracia de Dios. Oh gran monte : Posible referencia a los adversarios del proyecto del templo, al desalentado grupo de constructores, o a algún tipo de disturbio entre el pueblo. Dios se ocupará de que quede convertido en una llanura . El uso de «monte» en el NT y la obvia alusión de Zacarías a Isa_40:4, también hacen de estas palabras una promesa para el futuro. El reino futuro del Mesías del NT también servirá de escenario a la remoción de muchos «montes» por la gracia de Dios.

Zacarías 4:8 Vino palabra de Jehová a mí, diciendo:

Zacarías 4:9 Las manos de Zorobabel echarán el cimiento de esta casa, y sus manos la acabarán; y conocerás que Jehová de los ejércitos me envió a vosotros.

Tras años de desaliento, se asegura a Zorobabel que verá el cumplimiento del propósito de Dios para él

El templo se terminó en 516 a.C.

Zacarías 4:10 Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel. Estos siete son los ojos de Jehová, que recorren toda la tierra.

Muchos de los judíos ancianos estaban descorazonados cuando se dieron cuenta de que el nuevo templo no sería tan grande ni tendría el esplendor del anterior, construido en el reinado de Salomón. Sin embargo, lo más grande y hermoso no siempre es lo mejor. Lo que hace para Dios quizás parezca pequeño e insignificante en ocasiones, pero Dios se regocija con lo que es bueno, no necesariamente con lo que es grande. Sea fiel en las pequeñas oportunidades. Comience donde esté, dé lo mejor y deje los resultados a Dios.

Zacarías 4:11 Hablé más, y le dije: ¿Qué significan estos dos olivos a la derecha del candelabro y a su izquierda?

Zacarías 4:12 Hablé aún de nuevo, y le dije: ¿Qué significan las dos ramas de olivo que por medio de dos tubos de oro vierten de sí aceite como oro?

Zacarías 4:13 Y me respondió diciendo: ¿No sabes qué es esto? Y dije: Señor mío, no.

Zacarías 4:14 Y él dijo: Estos son los dos ungidos que están delante del Señor de toda la tierra.

Los dos ungidos («dos olivos», versículo 3) son Josué, quien representa a la autoridad religiosa, y Zorobabel, a la autoridad civil. Son arquetipos de los dos testigos mencionados.

Los dos ungidos quizás sean Josué y Zorobabel, dedicados a esta tarea especial. Note que en Revelaciones 11:3 se levantan dos testigos para profetizar a la nación en tiempos de tribulación. A estos testigos los asesinarían, pero se levantarían

Visiones de Zacarías

1.7-17 : Zacarías ve mensajeros informando a Dios que las naciones vecinas que han oprimido a Judá viven con indolencia ante lo espiritual y el pecado.

Importancia : Israel se preguntaba: «¿Por qué no castiga Dios a los malvados?» Las naciones malvadas pueden prosperar, pero no será para siempre. Dios les dará el castigo que merecen.

1.18-21 : Zacarías ve cuatro cuernos, que representan las cuatro potencias mundiales que oprimieron y esparcieron el pueblo de Judá e Israel. Luego ve cuatro carpinteros que derribarían los cuernos.

Importancia : Dios hará lo que prometió. Después que las naciones malvadas realicen su voluntad al castigar a su pueblo, Dios las destruirá por su pecado.

2.1-13 : Zacarías ve a un hombre que mide la ciudad de Jerusalén. Algún día la ciudad estaría repleta de personas y Dios mismo sería una muralla alrededor de la ciudad.

Importancia : La ciudad será restaurada en el futuro reino de Dios. El cumplirá su promesa de proteger a su pueblo.

3.1-10 : Zacarías ve a Josué, el sumo sacerdote, parado delante de Dios. Sus vestiduras viles las cambian por ropas limpias; Dios rechaza las acusaciones de Satanás en contra de Josué

Importancia : La posición de Josué como sumo sacerdote describe cómo las vestiduras viles de pecado se sustituyen por el lino puro de la justicia de Dios. Cristo ha quitado nuestras vestiduras de pecado y las ha sustituido por la justicia de Dios. (Véanse Eph_4:24; 1Jo_1:9.)

4.1-14 : Zacarías ve un candelabro que está continuamente encendido debido a una reserva ilimitada de aceite. Esta ilustración recuerda al pueblo que solo mediante el Espíritu de Dios tendrá éxito, no por su propio poder ni sus recursos.

Importancia : El Espíritu de Dios se nos da sin medida. El esfuerzo humano no determina nada. La obra de Dios no se puede realizar por fuerza humana.

5.1-4 : Zacarías ve un rollo que vuela, el cual representa la maldición de Dios. La Palabra de Dios y su Espíritu juzgará a cada persona. Aquí se enfoca el pecado individual, no el de la nación.

Importancia : Cada persona es responsable de sus actos: nadie tiene excusa alguna. La maldición de Dios es un símbolo de destrucción; todo pecado se juzgará y quitará.

5.5-11 : Zacarías ve una visión de una mujer en un efa. Ella representa la maldad de las naciones. El ángel volvió a meter a la mujer en el efa y la envió de regreso a Babilonia.

Importancia : Los pecados de los individuos se juzgaron en la última visión (5.1-4); ahora el pecado se quitaba de la sociedad. El pecado tiene que erradicarse para limpiar a la nación y a los individuos.

6.1-8 : Zacarías ve una visión de cuatro carros y sus caballos. Estos representan el juicio de Dios sobre el undo: uno se envía hacia el norte, desde donde procedían la mayoría de los enemigos de Judá. Los demás caballos recorrían el mundo, listos para ejecutar el juicio a una orden de Dios.

Importancia : El juicio vendrá sobre los que oprimen al pueblo de Dios: vendrá según su tiempo y su mandato

La visión del candelabro

La visión aparentemente tuvo como fondo el templo judío; el candelabro formaba parte del mobiliario del mismo. En la visión aparece el candelabro con las siete lámparas; el depósito para el combustible era alimentado por dos olivos. Entrando un poco en el detalle de los elementos podemos distinguir algunas cosas.

1) El candelabro era elaborado de un material sólido y fino como es el oro, que simboliza la presencia misma de Dios, además de su santidad y la consistencia de su carácter moral. Las siete lámparas simbolizan la luz completa y perfecta.

2) El depósito es un símbolo del constante suministro de combustible que viene a constituir una fuente de poder. Sin aceite las lámparas se apagan; la ausencia de luz era uno de los desastres más grandes que podían suceder en el templo.

3) Los dos olivos. El aceite que se usaba en la combustión de las lámparas era sustraído del olivo; tener dos olivos, uno a cada lado, es símbolo de la seguridad de un suministro permanente. Estos tres elementos nos proveen una gama de información capaz de alentar y fortalecer a cualquier líder.

Reconstruir el templo era una obra de gran envergadura que requería no solo de los recursos, sino de una gran motivación. Los líderes y el pueblo mismo habían perdido toda motivación para seguir reconstruyendo este monumento nacional. La decadencia espiritual de la nación se reflejaba en la despreocupación por la reconstrucción de este centro de adoración.

Este capítulo se destaca por el versículo 6. éste quizá es uno de los versículos más citados y predicados en la actualidad, debido a que el movimiento cristiano se mueve con un énfasis especial en el Espíritu Santo. Esta declaración es una joya bíblica que conforta al cristiano.

Josué y Zorobabel son los dos ungidos de Dios para dirigir y motivar a un pueblo pasivo sin ánimo para trabajar. Los profetas Zacarías y Hageo tenían el mandato de Dios de predicar sobre la reconstrucción del templo, basado en una reconstrucción espiritual.

Es interesante notar que el decreto de Ciro, que el pueblo judío regresara a su tierra, era para edificar la casa de Dios. Ellos regresaron, pusieron los cimientos pero, por causa de la oposición que provocaron los samaritanos, dicha obra fue suspendida por 16 años. Recomenzar era un reto grande; no contaban con un ejército para hacer frente a los enemigos, ni tenían suficientes espadas, pero tenían el Espíritu de Jehová de los Ejércitos.

En el versículo 7 se hace referencia a Zorobabel, mientras que en la visión anterior fue el sumo sacerdote Josué quien fue mencionado. Estos dos hombres tenían sobre sus hombros la responsabilidad de lograr el objetivo de reconstruir el templo; esta labor sería posible gracias al poder del Espíritu Santo.

La construcción del templo era a base de piedras que traían de las montañas. Conseguir y labrar piedras buenas era una ardua tarea. La escena presenta a Zorobabel recogiendo la piedra principal que los artesanos habían encontrado; se le entrega para sellar la obra. Esta piedra se colocaba al finalizar la obra, y a esto se debe la exclamación de Zorobabel: ¡Qué hermosa, qué hermosa! En otras versiones dice: “gracia gracia”. La conclusión de esta obra era una gracia desde el principio hasta el fin. Se le estaba garantizando a Zorobabel que la obra sería concluida bajo su mando, y así fue. Ellos no contaban con los recursos necesarios para realizarla; sus enemigos y aun parte del pueblo se burlaban de ellos, ridiculizándolos, menospreciando el trabajo que estaban realizando. Estos burladores serían ridiculizados cuando vieran el templo concluido, cambiarían de actitud, se alegrarían cuando vieran a Zorobabel supervisando los últimos detalles.

El rollo que volaba

En esta visión al profeta le es dado un mensaje de condenación. Observó un rollo muy largo y ancho, del tamaño del pórtico del templo de Salomón, en el cual estaba señalada la maldición que sobrevendría sobre la tierra a causa de la maldad de sus habitantes. El rollo era excesivamente grande como para no divisarlo de lejos; visible, como sería visible la maldición que vendría sobre la tierra. En el rollo se señalaban únicamente dos males que representan toda la maldad de la tierra: el robo que atenta contra el prójimo, y el juramento en falso que también atenta contra el prójimo, con el agravante de atentar contra Dios puesto que acostumbraban hacer juramentos en el nombre de Dios, tomando así el nombre de Jehová en vano, dos acciones claramente prohibidas en la ley. El hecho de mencionar solamente estos dos males no indica de que no hubiera otros. Estos representan el rompimiento de las relaciones: nadie le robaría a un buen amigo, y ninguno que estuviera en buena relación con Dios juraría en su nombre en vano.

El castigo que el gran rollo contiene se resume en la sentencia: será excluido. La maldición entrará en la casa del ladrón y el que jura falsamente y consumirá a toda la casa. No solo él sufrirá el castigo; su descendencia también será exterminada.

La mujer dentro del efa

La maldad es personificada por una mujer sentada dentro de una caja de efa. La efa era una unidad de medida para los granos básicos. El hecho de que ella estuviera en una caja encerrada con una tapa tan pesada (plomo), es, seguramente, señal de la potestad que Dios tiene sobre la misma.

Esta visión tiene una gran importancia si tenemos en cuenta que su mensaje es la purificación de la tierra, la erradicación completa de la maldad. Esta visión guarda una relación muy estrecha con la anterior que señalaba el castigo que vendría sobre la tierra por causa de la maldad de los hombres; pero el pecado de la humanidad solo podrá ser erradicado cuando la misma fuente de maldad sea también destruida.

El ángel que presenta esta visión selló la caja con una tapa de plomo, como una señal de que el pecado no tendrá más dominio sobre la tierra; su poder ha sido anulado por el poder de Dios. Esta caja además de ser sellada será llevada lejos de Judá a la tierra de Sinar, o sea Babilonia.

Babilonia fue usada como símbolo de la maldad. En el Apocalipsis de Juan vemos también a Babilonia como símbolo de pecado. Babilonia representaba para Israel:

1) La opresión; los judíos estaban regresando de Babilonia de este oprobioso cautiverio del que fueron víctimas.

2) Inicio de la maldad, pues en su seno floreció la maldad en el tiempo de Noé y después del diluvio cuando intentaron edificar la torre de Babel.

3) Era la tierra de las más variadas religiones. El paganismo estaba tan arraigado en esa tierra, que probablemente habrían edificado un templo a la maldad como una muestra de la degradación moral que estaba sufriendo esa región.

El profeta no vacila en señalar a la corrupta Babilonia como el santuario de la maldad. Bien harían los israelitas en erradicar de su tierra todas aquellas prácticas que aprendieron en Babilonia. En una nueva nación las prácticas viejas deben quedar en el olvido para empezar una nueva vida.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Qué ironía

Hoy las Cámaras Legislativas en Puerto Rico quieren legalizar el Incesto. Hace tiempo, diría, tiempos inmemoriales el hombre ha puesto todo su esfuerzo en tratar de hacer ver bueno lo malo y proyectar a

Seguir Leyendo »

El abrazo de Dios

Un fuerte viento soplaba en una friolenta noche de marzo en las afueras de un pequeño hospital de Dallas, mientras el doctor entró en el cuarto donde se encontraba Diana Blessing. Ella aun estaba

Seguir Leyendo »