Salmo 56 Oracion de confianza

Salmo 56: Oracion de confianza

Salmo 56:1 Para el director del coro; según la tonada de La paloma silenciosa de los que están lejos. Mictam de David cuando los filisteos lo prendieron en Gat. Ten piedad de mí, oh Dios, porque el hombre me ha pisoteado; me oprime combatiéndome todo el día.

La paloma silenciosa: Puede que sea una nota al pie del salmo anterior; viene bien con el tópico que allí se aborda. Me devoraría : Puede que este salmo se refiera a los tiempos cuando David era acosado en la ciudad filistea de Gat, después de haber escapado de Saúl. Tal vez este salmo se escribió en la misma ocasión que el Salmo 34, cuando David huía de Saúl al territorio filisteo. Tuvo que fingir locura ante Aquis cuando algunos oficiales sospecharon de él.

Salmo 56:2 Mis enemigos me han pisoteado todo el día, porque muchos son los que con soberbia pelean contra mí.

Salmo 56:3 El día en que temo, yo en ti confío.

Salmo 56:4 En Dios, cuya palabra alabo, en Dios he confiado, no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?

David afirma: «¿Qué puede hacerme el hombre?» ¿Cuánto daño puede hacernos la gente? Puede causarnos dolor, sufrimiento y muerte. Pero nadie nos puede robar nuestras almas ni el futuro más allá de esta vida. ¿Cuánto daño podemos hacernos nosotros? Lo peor que podemos hacer es apartarnos de Dios y perder nuestro futuro eterno. Jesús dijo: «No temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar». En su lugar, debemos temer a Dios.

Salmo 56:5 Todo el día pervierten mis palabras; todos sus pensamientos contra mí son para mal.

Salmo 56:6 Atacan, se esconden, espían mis pasos, como esperando para quitarme la vida.

Salmo 56:7 Por causa de la iniquidad, arrójalos, en tu ira humilla a los pueblos, oh Dios.

Salmo 56:8 Tú has tomado en cuenta mi vida errante; pon mis lágrimas en tu redoma; ¿acaso no están en tu libro?

La idea de que Dios anota todo lo que sucede en un libro se halla en Exodo 32:32 y aparece confirmada en el NT. Aun en nuestra tristeza más profunda, ¡Dios se interesa por nosotros! Jesús nos recordó un poco más acerca de cuánto nos comprende Dios: conoce la cantidad de cabellos que hay en nuestra cabeza. A menudo tambaleamos entre la fe y el temor. Cuando se sienta tan desalentado que piense que nadie lo comprende, recuerde que Dios conoce todos los problemas y ve cada una de nuestras lágrimas.

Salmo 56:9 Entonces mis enemigos retrocederán el día en que yo te invoque. Esto sé: que Dios está a favor mío.

Salmo 56:10 En Dios, cuya palabra alabo, en el Señor, cuya palabra honro;

Salmo 56:11 en Dios he confiado, no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?

Esta confianza en el cuidado constante de Dios se reafirma en Hebreos 13:6.

Salmo 56:12 Están sobre mí, oh Dios, los votos que te hice; ofrendas de acción de gracias te ofreceré.

Salmo 56:13 Pues tú has librado mi alma de la muerte, y mis pies de tropiezo, para que yo pueda andar delante de Dios en la luz de la vida.

Oracion de confianza

Aun cuando está en serias dificultades, el salmista entona su canto de confianza a Dios. Si el título indica su origen, el Salmo surge de una de las peores crisis en la vida de David, un peligro real que sólo la mano de Dios podría evitar. Otros salmos con mictam en el título son 16, 57, 58, 59 y 60. El Salmo sigue la estructura de las súplicas individuales.

Muchos salmos hablan de enemigos; a menudo son pueblos extranjeros; pero muchas veces son del mismo pueblo de Israel pero con motivos malos. Los enemigos a veces se refieren a adversarios espirituales y el NT también los aplica así. Así podemos aplicar estos salmos a los peligros de adversarios físicos y humanos y también a los adversarios espirituales, pues los dos nos ponen en peligros reales. Spurgeon, comentando este Salmo, dice: “Si podemos clamar a Dios así contra enemigos humanos, mucho más contra el enemigo de nuestras almas, el diablo… Cuanto más violento el ataque de Satanás, más fuerte será nuestro clamor por liberación.” Hablando de los poderes enemigos en estos salmos individuales, el teólogo Kraus habla del “carácter demoníaco y alevoso de ellos”. Dice: “Esos poderes pretenden separar de Dios a los pobres, a los justos y a los enfermos… Se describen poderes ocultos y prototípicamente malos: fuerzas del destructor, enemigo de la vida, de lo que separa de Yahvé y corrompe la creación.”

El clamor a Dios

Ten misericordia de mí; esta petición incluye todo lo que necesitamos, pues si recibimos la misericordia de Dios tenemos todo. Dios quiere que busquemos su socorro: Clama a mí, y te responderé.

El salmista usa varios vocablos para referirse a los hombres que quieren destruirlo. Aquí hombre es ?enosh que a veces conlleva la idea de debilidad. El salmista sabe que Dios es más poderoso que sus enemigos.

Una declaración de fe

Si temo al hombre, el antídoto es confiar en Dios. Confiar en Dios cuando no haya ninguna razón de temer puede ser una fe sólo nominal. Dice Spurgeon: “Pero confiar en Dios cuando las razones para alarma son muchas y agobiantes es la fe vencedora de los elegidos de Dios.”

¿Cómo puede uno aumentar su fe? La fe es por el oír, y el oír por la palabra de Cristo. Nótese cómo el salmista concuerda: En Dios, cuya palabra alabo, en Dios he confiado. Porque se basa en las promesas de Dios, la fe puede ser “específica”, no sólo un sentimiento vago.

He confiado es igual al “creer en”.

El peligro expuesto

Todo el día enfatiza el vigor del enemigo; persiste en el ataque. El salmista describe los peligros de enemigos humanos de Dios; también el párrafo puede describir las acechanzas del diablo. Usan todo tipo de engaño, tergiversan sus palabras y observan cada cosa que hace para atraparlo y destruirlo.

¿Debemos pedir mal sobre los opresores? Según el NT debemos amar a nuestros enemigos. Hemos de pedir su liberación del mal. En el caso de las asechanzas del diablo, pedimos su derrota y su destrucción, pues ya ha sido vencido por Cristo. Hemos de pedir a Dios la derrota de las fuerzas de maldad y corrupción que están destruyendo nuestra sociedad.

El lindo paralelismo del versículo 8 (contar mis andanzas, poner mis lágrimas en su odre, escribir todo en su libro) destaca una verdad: Dios está consciente de todos mis peligros, problemas y sufrimientos.

Es notable el uso de la palabra de Dios y libro en este Salmo. Los salmos hablan a menudo de libros que Dios guarda. Aquí Dios registra todos los sufrimientos; en 69:29 anota a los justos en un libro; en 139:16 todos los detalles de mi vida, aun de mi embrión, fueron escritos en su libro; en 87:6 Dios inscribió a los pueblos. Dios no olvida ningún detalle de nuestra vida; tampoco olvida su propia palabra.

La oración y el poder de Dios

Mis enemigos retrocederán. Es el poder de Dios que hace volver atrás los enemigos de Dios. Dios lo hace en respuesta a la intercesión de sus hijos. Cuando intercedemos colaboramos en la obra de Dios.

Esto sé… ; ¡qué confianza! Es lo mismo que dice Romanos 8:31 : Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Cuya palabra alabo, se repite lo mismo que en el versículo 4. Se enfatiza la confianza en Dios y que esta confianza se basa en su palabra. Dice Calvino: “Aunque hoy parece que Dios me ha dejado, porque no veo su ayuda, todavía descanso en su palabra. Si sucede lo mismo mañana y pasado mañana, persistiré en alabarla.” Hombre aquí es adam y en el versículo 4 es basar, “carne”.

Gratitud por la victoria de Dios

Sacrificios de acción de gracias se usa para sacrificios o por cánticos de gratitud. Los salmistas nos dan un buen ejemplo, pues siempre están seguros de que Dios escucha y siempre alaban a Dios por su respuesta.

El versículo 13 tiene dos grandes enseñanzas:

1) Dios me ha librado de la muerte y de la caída; y lo ha hecho muchas veces en respuesta a mi oración y a la de otros hermanos. Y
2) Dios nos libra con un propósito: que andemos delante de Dios en la luz de la vida. El contraste entre los justos y los malos es evidente: para los justos Dios es el centro de su vida; pero los malos hacen caso omiso de él.

Una conducta razonable

Recordemos las palabras del Señor: “Pues, ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero y perder su alma? Porque, ¿qué dará el hombre en rescate por su alma?”

Nos hallamos en una fase de la historia en la que debe configurarse una nueva sociedad. Existe una corriente subterránea de insatisfacción y, por la razón que sea, el crecimiento y la prosperidad económica, la democracia, la libertad y la educación no son suficientes.

Carecemos del significado de nuestras vidas, como individuos y como colectividad, y se puede respirar la alienación, la zozobra y la desesperanza, tan patentes, que no se pueden ignorar.

¿Qué sentido tienen nuestras vidas en el mundo de hoy? ¿Qué sentido tiene ser cristiano? ¿Qué valor tienen las instituciones y formar parte de ellas?

Una de las más claras y conmovedoras reflexiones sobre estas preguntas fue la que planteó Lee Alwater poco antes de morir. Para quienes no lo conozcan, Lee Alwater fue el arquitecto de las victorias del partido Republicano de Estados Unidos durante las décadas de 1970 y 1980. El famoso director de las campañas de los ex presidentes Reagan y Bush, el hombre que sabía luchar como nadie en todas las lides políticas, deseoso de llevar a la práctica cualquier táctica con tal de que funcionase.

Alwater dijo lo siguiente: “Mucho antes de que me sobreviniese el cáncer, advertí que la sociedad norteamericana se angustiaba en su interior. Algo fundamental faltaba en la vida de las gentes. Yo intenté que el partido Republicano sacara provecho de estas circunstancias; sin embargo, no sabía exactamente qué era lo que la sociedad requería. Mi enfermedad me ayudó a distinguir con claridad que tan sólo necesitábamos un poco de corazón y mucho de hermandad.

“Los años ochenta —continua afirmando Alwater—, tuvieron como único tema la ambición, riqueza, poder y prestigio. Yo adquirí más riqueza, poder y prestigio que la mayoría de los ciudadanos. Pero podemos conseguir todo lo que deseamos y sentirnos vacíos. ¿Qué poder no cambiaría yo por un poco más de tiempo con mi familia? ¿Qué precio no pagaría yo por una tarde con los amigos? Fue necesaria una enfermedad mortal para apreciar en su verdadera valía todas estas cosas. Necesidades que el país, atrapado en las ambiciones despiadadas y en la decadencia moral, debe aprender. No sé quiénes nos gobernarán en los noventa, pero tendrán que dar respuestas a este vacío espiritual en el corazón de la sociedad, a este tumor del alma.”

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Humanos de un ala

Un día un ángel se arrodilló a los pies de Dios y habló: Señor, visité toda tu creación. Estuve en todos los lugares. Vi que eres parte de todas las cosas. Y por eso

Seguir Leyendo »

Isaias 17: Profecía contra Damasco

Isaias 17:1 Profecía contra Damasco[a] Profecía sobre Damasco:[b] «He aquí que Damasco dejará de ser ciudad; será montón de ruinas. Israel y Siria se aliaron para pelear contra Asiria. Sin embargo, Tiglat-pileser III capturó

Seguir Leyendo »