Salmo 54 Clamor de un perseguido

Salmo 54: Clamor de un perseguido

Salmo 54:1  Para el director del coro; con instrumentos de cuerda. Masquil de David, cuando los zifeos vinieron y dijeron a Saúl: ¿No está David escondido entre nosotros? ¡Sálvame! Oh Dios, por tu nombre, y hazme justicia con tu poder.

El nombre de Dios, que representa su fidelidad al pacto ofrecido a su pueblo, constituye también la base para la esperanza cristiana en el NT

Salmo 54:2  Escucha mi oración, oh Dios, presta oído a las palabras de mi boca.

Salmo 54:3  Porque extraños se han levantado contra mí, y hombres violentos buscan mi vida; no han puesto a Dios delante de sí. (Selah)

Muchos de los salmos de David siguen el patrón que aparece en estos dos versículos: transición de la oración a la alabanza. No temía ir a Dios y expresar sus verdaderos sentimientos y necesidades. De este modo, su espíritu se elevó y no pudo más que alabar a Dios, su ayudador, protector y amigo.

Salmo 54:4  He aquí, Dios es el que me ayuda; el Señor es el que sostiene mi alma.

Salmo 54:5  El devolverá el mal a mis enemigos; destrúyelos por tu fidelidad.

David dijo que Dios hacía que las malas acciones de sus enemigos se volvieran en contra de ellos mismos. Proverbios 26:27 advierte que los que causan problemas cosecharán problemas. Lo que hagamos a otros puede explotar en nuestra propia cara. A la larga, es más seguro, simple y fácil ser sincero y franco ante Dios y ante los demás.

Salmo 54:6  Voluntariamente sacrificaré a ti; alabaré tu nombre, oh Señor, porque es bueno.

Salmo 54:7  Porque El me ha librado de toda angustia, y mis ojos han visto a mis enemigos derrotados.

Ojos : Esto es, David tiene esperanzas porque ha alcanzado la victoria sobre sus enemigos en el pasado.

Salmo 54 : Clamor de un perseguido

No hay buena razón de negar el origen explicado en el título, pero el lenguaje del Salmo es aplicable a cualquier situación de persecución. En el Salmo 52, según el título, David fue traicionado por el edomita; aquí es rechazado por gente de su propia tribu. En este caso Saúl casi lo tiene atrapado; la salvación vino por la invasión de los filisteos que obligó a Saúl a abandonar la persecución.

El Salmo tiene la estructura típica de las súplicas individuales:

a) Clamor y petición a Dios
b) descripción del mal o acusación del enemigo
c) declaración de confianza
d) imprecación contra el enemigo
e) promesa de alabanza y acción de gracias

Clamor a Dios

El salmista apela a lo que Dios es, a su nombre y a su poder. Está seguro de su inocencia, que su causa es justa. No debemos esperar respuesta de Dios si clamamos por alguna causa injusta. Hemos de pedir “conforme a la voluntad de Dios”. Escucha… atiende indican una oración fervorosa.

El Talmud y algunas traducciones leen “arrogantes”, pero el texto heb. dice extraños. El Job 86:14 es casi igual pero tiene arrogantes. “Levantarse contra uno” significa “ejercer poder destructivo contra alguien”; buscan mi vida está en paralelo con esa frase. Los violentos generalmente son los que no toman en cuenta a Dios.

Dios es mi ayudador

Los versículos 4-7 destacan la confianza en Dios por:

1) una declaración de confianza;
2) una imprecación, Dios juzgará; y
3) la promesa. El secreto de la confianza es la convicción de que Dios es quien me ayuda.

La ayuda de Dios vendrá en su derrota de los enemigos. A menudo los planes malvados se vuelven contra sus propios autores. El salmista confía en el justo juicio de Dios y lo expresa también en una imprecación, que Dios los destruya. El heb. ?emet normalmente significa verdad, que incluye la veracidad y la fidelidad de Dios. Aquí habla de su fidelidad.

Agradecimiento a Dios

A veces el salmista habla de “votos”, pero aquí su sacrificio es voluntario, espontáneo. El verdadero adorador da a Dios por amor y gratitud. El salmista está seguro de la respuesta de Dios. La palabra derrota no se encuentra en el texto pero es sobreentendida.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Isaias 49: El Siervo de Yahvé

Isaías 49:1  Escuchadme, islas, y atended, pueblos lejanos. El Señor me llamó desde el seno materno, desde las entrañas de mi madre mencionó mi nombre. El segundo de los cánticos del Siervo. Antes de

Seguir Leyendo »