Salmo 50 Misericordia, Dios mío, por tu bondad

Salmo 50: Misericordia, Dios mío, por tu bondad

Salmo 50 :1  Salmo de Asaf. El poderoso Dios, el Señor, ha hablado, y convocado a la tierra, desde el nacimiento del sol hasta su ocaso.

Dios juzga a quienes lo toman a la ligera. Primero, habla a la gente que aparenta ser religiosa y que realiza sus sacrificios solo en forma automática. No honran a Dios con una alabanza y gratitud verdaderas. Segundo, reprende a las personas duras de corazón y malvadas ya que sus palabras perversas salen de bocas mentirosas y vidas inmorales. A los que son superficialmente religiosos les pide una confianza y gratitud sinceras. A los malvados les advierte considerar sus obras, para que no les destruya en su enojo.

Asaf (título): Uno de los más destacados músicos de David, quien tocaba los címbalos y escribía salmos. El Dios de dioses , Jehová (en hebreo El, Elohim y Yahweh , hace énfasis en su fuerza, su naturaleza sublime y su carácter inmutable. Tierra significa «a todos sus habitantes» que serían testigos de lo que será anunciado.

Salmo 50 :2  Desde Sion, perfección de hermosura, Dios ha resplandecido.

Salmo 50 :3  Que venga nuestro Dios y no calle; el fuego consume delante de El, y a su derredor hay gran tempestad.

Salmo 50 :4  El convoca a los cielos desde lo alto, y a la tierra, para juzgar a su pueblo,

Este salmo comienza como si Dios al fin estuviera listo para juzgar a los malvados de la tierra. Pero de repente, leemos que la gran furia de Dios se dirige contra su propio pueblo (o al menos hacia los que dicen ser suyos). El juicio de Dios debe comenzar con los suyos. Cielos . . . tierra : Esta abarcadora frase se usa frecuentemente en la literatura religiosa hebrea

Salmo 50 :5  y dice: Juntadme a mis santos, los que han hecho conmigo pacto con sacrificio.

Salmo 50 :6  Y los cielos declaran su justicia, porque Dios mismo es el juez. (Selah)

Salmo 50 :7  Oye, pueblo mío, y hablaré; Israel, yo testificaré contra ti. Yo soy Dios, tu Dios.

Los testigos han sido convocados, se ha anunciado al juez , se ha citado al acusado; ahora se anunciarán los cargos y el veredicto.

Salmo 50 :8  No te reprendo por tus sacrificios, ni por tus holocaustos, que están continuamente delante de mí.

Salmo 50 :9  No tomaré novillo de tu casa, ni machos cabríos de tus apriscos.

La naturaleza moral perfecta de Dios demanda el juicio del pecado con la muerte. Una persona podía ofrecer un animal a Dios como un sustituto de sí mismo, simbolizando así su fe en la misericordia y el perdón de Dios. Sin embargo, ¡el pueblo ofrecía sus sacrificios y se olvidaba de su significado! El propio acto del sacrificio mostraba que alguna vez estuvieron de acuerdo en seguir a Dios con todo el corazón. Pero ahora sus corazones ya no estaban allí. Nosotros podemos caer en este mismo patrón cuando participamos en actividades religiosas, diezmos, o asistimos a la iglesia por hábito o por conformismo y no por obediencia y amor sinceros. Dios quiere justicia y no rituales vacíos.

Salmo 50 :10  Porque mío es todo animal del bosque, y el ganado sobre mil colinas.

Los millares : Alude al ganado disperso en los collados

Salmo 50 :11  Toda ave de los montes conozco, y mío es todo lo que en el campo se mueve.

Salmo 50 :12  Si yo tuviera hambre, no te lo diría a ti; porque mío es el mundo y todo lo que en él hay.

Salmo 50 :13  ¿Acaso he de comer carne de toros, o beber sangre de machos cabríos?

Becerros : El autor distingue el ritual simbólico de los sacrificios del concepto pagano de que los dioses se alimentan con lo que se les ofrece en sacrificio.

Salmo 50 :14  Ofrece a Dios sacrificio de acción de gracias, y cumple tus votos al Altísimo;

Aquí se habla de la alabanza del corazón, no de la que se ofrece por medio del sacrificio ritual (Lev_7:12). Los sacrificios, como el diezmo, se instituyeron como una demostración de que todo pertenece a Dios.

Salmo 50 :15  e invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me honrarás.

Salmo 50 :16  Pero al impío Dios le dice: ¿Qué derecho tienes tú de hablar de mis estatutos, y de tomar mi pacto en tus labios?

Algunas personas recitan sin reflexión las leyes de Dios, pero están llenas de engaño y maldad. Reclaman las promesas de Dios, pero se niegan a obedecer sus leyes. Esto es pecado y Dios las juzgará por ello. También nosotros somos hipócritas cuando no vivimos conforme a lo que decimos ser. Permitir que esto suceda muestra que no somos verdaderos seguidores de Dios.

Salmo 50 :17  Pues tú aborreces la disciplina, y a tus espaldas echas mis palabras.

Salmo 50 :18  Cuando ves a un ladrón, te complaces con él, y con adúlteros te asocias.

Salmo 50 :19  Das rienda suelta a tu boca para el mal, y tu lengua trama engaño.

Salmo 50 :20  Te sientas y hablas contra tu hermano; al hijo de tu propia madre calumnias.

Las instrucciones a que aquí se alude son el octavo, el séptimo y el noveno mandamientos del Decálogo

Salmo 50 :21  Estas cosas has hecho, y yo he guardado silencio; pensaste que yo era tal como tú; pero te reprenderé, y delante de tus ojos expondré tus delitos .

Esto es, Dios ha presentado los cargos y ha dictado el veredicto de culpable.

En ocasiones pareciera que Dios guarda silencio. Este silencio no significa que pasa por alto el pecado o es indiferente ante él. En realidad retarda el castigo merecido, dando tiempo para que la gente se arrepienta. Dios no se agrada de la muerte del impío y quiere que se vuelva de su mal. Pero este silencio no es para siempre, llegará el momento del castigo.

Salmo 50 :22  Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios, no sea que os despedace, y no haya quien os libre.

El castigo está atemperado por la misericordia: se concede un espacio de tiempo a fin de que reconsideren (entended ahora) su conducta y se arrepientan.

Salmo 50 :23  El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios.

La alabanza : el camino hacia el éxito, la senda de la alabanza. Todo este capítulo habla del poder, la majestad y la gloria divina. Se resume en estos versículos, que se aplican tanto a nosotros como al pueblo israelita. Si dejamos a Dios fuera de nuestras vidas, y vivimos en rebelión, nos espera la destrucción. En contraste con esto, se nos presenta el sencillo camino hacia el éxito:

1) Alabar y glorificar a Dios. La alabanza se dirige hacia Dios, pero en su sabiduría nosotros somos los beneficiarios.
2) Recibimos poder para ordenar nuestra conducta; por lo tanto, adoptamos un estilo de vida obediente a Dios.
3) El resultado : Recibimos una revelación (entendimiento), es decir, conocimiento profundo sobre la salvación divina. Nuestra alabanza se convierte en un vehículo para que Dios llegue a nosotros y nos ayude.

Salvación : Aquellos que responden restaurando la pureza del culto se salvarán del inminente castigo.

Una ceremonia de renovacion del pacto

Un Salmo didáctico que une lo sapiencial con la enseñanza profética. La mejor explicación es que este Salmo es una liturgia antes de la ceremonia de la renovación del pacto entre Jehová y su pueblo (nótese pacto en los versículos 1-5, los Diez Mandamientos, versículos  7, 8-13, leyes y pacto, versículo  16). Así Dios, el juez de los buenos y los malos, aparece sobre su monte Sion, como apareció para hacer el pacto en el monte Sinaí. La ceremonia de renovación del pacto incluía el ofrecimiento de sacrificios y el recital de los estatutos de la ley. Era una ocasión cuando el pueblo renovaba su compromiso, su entrega a Dios y su fe.

Este Salmo, entonces, era una liturgia celebrada en la mañana del mismo día de la renovación del pacto. Dios aparece como juez para examinar a los pactantes antes de la ceremonia de renovación. Por lo tanto hace tres Ilamados:

a) llama a toda la tierra, a todo el mundo
b) llama a los cielos y la tierra como testigos del proceso jurídico, versículo  4 (la imagen de un proceso jurídico entre Dios y su pueblo es muy común en los profetas); y
c) llama a su pueblo del pacto para el juicio o escrutinio, versículo  5. Dios reprocha al pueblo por sus errores y le enseña sobre la naturaleza del verdadero cumplimiento del pacto.

Aparece el juez

Se destaca la persona de Dios, pues se usan tres palabras que denotan a Dios: El  Elohim  y Jehová.  ¡Qué maravilloso es que este Dios ha hablado! La mención de que sale el sol puede sugerir que este Salmo fue usado en la mañana.

La visión de Dios que viene en misericordia y en poder evoca el recuerdo de su teofanía en el monte Sinaí. Como Dios vino cuando hizo el pacto allí, así viene ahora para esta renovación del pacto.

Cuando uno entiende el lenguaje jurídico en Israel, se sorprende de la cantidad de veces que los profetas usan esta misma metáfora para mostrar el juicio de Dios sobre su pueblo. El juicio es para advertir al pueblo de Dios, para corregirlo y para enseñarlo.

Los versículos  5 y 6 pide que reunan a su pueblo, fieles, los que están en un pacto con Dios, para que él los escudriñe antes de renovar el pacto. La clave para entender el Salmo está en el versículo  5; lo que se traduce han hecho… pacto es un participio que se usaba para “estar para hacer un pacto”. Dios está Ilamando a “los que están para hacer (renovar) un pacto conmigo mediante sacrificios”. Por eso, en el próximo párrafo enseña la actitud necesaria de corazón para el verdadero sacrificio a Dios.

El verdadero significado del sacrificio

Escucha se usa en el sentido de “obedece” como en Exodo 20:2 y en Deuteronomio 5:1, otra renovación del pacto. La intención del párrafo es enseñar, pero la frase testificaré contra ti indica que hace falta reproche también.

No te reprocharé… por haber hecho sacrificios sino por la falta de la actitud correcta. No es que hayan descuidado los sacrificios, más bien era la falta de un corazón sumiso a todo lo que Dios quería. Lo que sigue caricaturiza a un Dios débil que necesita los sacrificios para subsistir. Un cumplimiento meramente legalista de los sacrificios sería semejante a tal visión de Dios. La esencia de los sacrificios era la alabanza a Dios de un corazón agradecido y la fe en él.

Lo que Dios quiere está en los versículos  14 y 15. Dios sabe que el corazón agradecido está abierto a su obra y la comunión con él. ¡Paga tus votos…! se refiere a las ofrendas de acción de gracias prometidas a él en tiempo de dificultad; así la segunda línea del versículo  14 es paralela a la primera.

El versículo 15 sigue mostrando lo que agrada a Dios, la confianza en él. Cuando la relación con Dios está bien, el pueblo puede clamar a él, puede ver su obra maravillosa, y le glorificará.

El verdadero significado de la ley

La sección anterior reprochaba a los formalistas que hacen los ritos sin corazón humillado y agradecido a Dios. Este párrafo reprocha a los hipócritas, que hablan de la ley pero no la obedecen. Si esta liturgia fue celebrada en la mañana, los israelitas iban a hacer sacrificios y recitar los estatutos más tarde el mismo día. Dios quiere advertir que sólo repetir las leyes y decir que uno está de acuerdo no es suficiente. Los acusa de recitar mis leyes pero a la vez echas a tus espaldas mis palabras, y sigue mencionando mandamientos que quebrantan.

Cuando Dios no juzga inmediatamente, los seres humanos creen que andan bien; quieren hacer a Dios a su propia imagen; decir que él aprueba lo que ellos desean hacer.

Los que os olvidáis de Dios son los que repiten las palabras de la ley pero no obedecen a Dios. Dios conoce el corazón y quiere el corazón sincero. El salmista termina con este énfasis y una promesa. La acción de gracias y “glorificar a Dios” van juntos, y “ordenar su camino” se hace tomando en serio lo que Dios ha pedido. El Salmo enfatiza lo que los profetas repitieron, que Dios no quiere los rituales ni legalismos vacíos sin amor para con él. Señala la misma verdad de Juan 4:24 : Es necesario que los que le adoran, le adoren en espíritu y en verdad.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Jeremías 50: Profecía sobre Babilonia

Jeremías 50:1  Palabra que el Señor habló acerca de Babilonia, la tierra de los caldeos, por medio del profeta Jeremías: El otro profeta que habló contra Babilonia fue Isaías. En este extenso oráculo, Jeremías

Seguir Leyendo »

Carta a Dios

Me dirijo a Ti porque eres el consultor de todos los problemas, el inspirador de todos los planes y el conductor de todos los caminos. Me dirijo a Ti a ver si puedes darme

Seguir Leyendo »