Salmo 144: Acción de Gracias por la Victoria

Salmo 144:1  Salmo de David. Bendito sea el SEÑOR, mi roca, que adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla.

Este cántico de guerra refleja la confianza que tenía David en que Dios le daría la victoria en la batalla , que era necesaria para preservar al pueblo escogido.

Salmo 144:2  Misericordia mía y fortaleza mía, mi baluarte y mi libertador, escudo mío en quien me he refugiado, el que sujeta a mi pueblo debajo de mí.

Salmo 144:3  Oh SEÑOR, ¿qué es el hombre para que tú lo tengas en cuenta, o el hijo del hombre para que pienses en él?

Salmo 144:4  El hombre es semejante a un soplo; sus días son como una sombra que pasa.

La vida es corta. David nos recuerda que es «semejante a la vanidad» y nuestros días «como la sombra que pasa». Acerca de esto, Santiago dice que la vida es «neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece». Debido a que la vida es corta, debemos vivir para Dios mientras tengamos tiempo. No desperdicie su vida al entregarse a un propósito inferior sin valor perdurable. Viva para Dios. El es el único que puede dar valor, propósito y significado a su vida.

Salmo 144:5  Oh SEÑOR, inclina tus cielos y desciende; toca los montes para que humeen.

Salmo 144:6  Despide relámpagos y dispérsalos; lanza tus flechas y confúndelos.

Salmo 144:7  Extiende tu mano desde lo alto; rescátame y líbrame de las muchas aguas, de la mano de extranjeros

Salmo 144:8  cuya boca habla falsedad y cuya diestra es diestra de mentira.

Salmo 144:9  Oh Dios, un cántico nuevo te cantaré; con arpa de diez cuerdas cantaré alabanzas a ti,

Un «soldado que canta» parece algo contradictorio a aquellos que no están instruidos en las realidades espirituales; pero quienes las conocen saben que no lo es.

Salmo 144:10  el que da la victoria a los reyes, el que rescata a David su siervo de espada maligna.

Salmo 144:11  Rescátame y líbrame de la mano de extranjeros, cuya boca habla falsedad, y cuya diestra es diestra de mentira.

Diestra : Alusión al uso de la mano para jurar y establecer pactos. El hostigamiento de Tobías contra los judíos que regresaban a Jerusalén es un ejemplo de tal engaño

Salmo 144:12  Sean nuestros hijos en su juventud como plantíos florecientes, y nuestras hijas como columnas de esquinas labradas como las de un palacio.

El propósito de las guerras libradas por David era ampliar el comercio pacífico. Esquinas : Pilares ornamentales o cornisas decorativas; símbolos de majestuosa belleza.

Salmo 144:13  Estén llenos nuestros graneros, suministrando toda clase de sustento, y nuestros rebaños produzcan miles y diez miles en nuestros campos.

Salmo 144:14  Esté cargado nuestro ganado, sin fracasos y sin pérdida, y no haya gritos en nuestras calles.

Salmo 144:15  Bienaventurado el pueblo a quien así le sucede; bienaventurado el pueblo cuyo Dios es el SEÑOR.

Cuando los israelitas tuvieron a Jehová como capitán de sus ejércitos, estaban seguros de la victoria en la guerra y de una subsecuente existencia pacífica

Salmo real. Oracion por victoria y prosperidad

El Salmo contiene palabras y frases semejantes a, o tomadas de, otros salmos; el más semejante es el Salmo 18. Así puede decir Salmo de David el título porque el autor tomó material de salmos de David, o puede ser otro salmo del mismo David.

La primera parte es la súplica de un rey, y la segunda una súplica comunitaria para la prosperidad de la nación, o una bendición del mismo rey sobre el pueblo.

Alabanza y reflexión

Los primeros dos versículos son parecidos a Job 18:1-2; el salmista usa toda una serie de metáforas para mostrar la grandeza de Dios y su cuidado sobre el salmista. De repente habla de lo débil y pasajero que es el hombre. El contraste sirve para resaltar más la grandeza de Dios y la maravilla de su misericordia para con el ser humano. Asimismo, nuestra pequeñez en comparación con Dios y nuestra vida tan corta deben apagar toda arrogancia y orgullo.

Petición de socorro

Como en tantos otros salmos, el salmista está siendo atacado por enemigos, está en crisis. Pero por lo que Dios ha hecho con él en el pasado sabe que interviene en la historia y puede sacarle del peligro. Así, pide socorro; sigue usando figuras; Dios es tan grande pero pide que “incline” los cielos y “descienda” para intervenir, aun usando elementos de su creación en esta situación.

Mucha de la oposición a la obra de Dios viene por lo que dicen, por su boca. Dos veces dice: cuya boca habla vanidad. La obra de Dios se hace por medio de su Palabra y por el mensaje hablado de sus siervos. También, los ataques del enemigo vienen por medio de palabras y pensamientos. En este caso, parece que los enemigos eran de un pueblo extranjero.

El versículo 9 parece ser el principio de un salmo de alabanza. En medio de su petición de socorro, el salmista canta alabanzas a Dios porque sabe que de él es la victoria y la hará efectiva en este caso. Nótese que menciona reyes y a David, evidentemente él es el autor o por lo menos el protagonista.

Bendición sobre el pueblo

Si la primera parte del Salmo fue una oración del rey, esta parte puede ser su oración de bendición sobre el pueblo. En los Salmos 127 y 128 los hijos eran flechas y brotes de olivo, ahora son grandes y fuertes, como columnas labradas. La bendición incluye el shalom (paz) de Dios que significa el bienestar físico, emocional y espiritual de todo el pueblo. Dios quiere que su pueblo disfrute de la prosperidad sana.

Esta bendición es para todo el pueblo, y el pueblo es bendecido porque su Dios es Jehová. ¿Qué cosa más deseada puede haber que ser objeto del cuidado de Dios?

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Mateo 5 El sermón del monte

Como ya hemos visto, Mateo tiene un esquema cuidadosamente preparado en su evangelio. En su relato del bautismo de Jesús nos Le muestra dándose cuenta de que ha sonado Su hora, de que Le

Seguir Leyendo »
El mendigo y el rey

El mendigo y el rey

En unas tierras lejanas, existía un Rey muy sabio y bondadoso; cierto día el rey había salido a pasear por los jardines de su castillo, pero para su sorpresa, junto al camino estaba un

Seguir Leyendo »