Salmo 114: Benignidad de Dios con los humildes

Sal 114:1  Cuando Israel salió de Egipto, la casa de Jacob de entre un pueblo de lengua extraña,

Esta referencia a Egipto le da su nombre al grupo de salmos llamados «El aleluya egipcio ». La fe del AT se apoyaba en acontecimientos históricos concretos, no en hechos mitológicos, como sucedía con otras religiones antiguas.

Cuando Dios ordenó la Ley en el Sinaí, el monte tembló en la presencia de Dios. Aun con nuestra gran tecnología, los mares, los ríos y las montañas siguen presentándonos retos formidables. Pero para Dios, quien controla la naturaleza, no son nada. Cuando observe el poder de una ola del océano o la majestad del pico de una montaña, piense en la grandeza y en la gloria de Dios que es mucho más sorprendente que las maravillas naturales que pueda ver. Temblar ante la presencia de Dios significa reconocer todo el poder y la autoridad en comparación con nuestra fragilidad.

Sal 114:2  Judá vino a ser su santuario, Israel, su dominio.

Sal 114:3  Lo miró el mar, y huyó; el Jordán se volvió atrás.

Muy brevemente el salmista describe la historia del éxodo de Egipto, del cruce del Mar Rojo y del río Jordán sobre un paso seco

Sal 114:4  Los montes saltaron como carneros, y los collados como corderitos.

Saltaron : Se refiere a los estremecimientos del monte Sinaí cuando la Ley le fue dada a Moisés

Sal 114:5  ¿Qué te pasa, oh mar, que huyes, y a ti, Jordán, que te vuelves atrás,

Sal 114:6  a vosotros, montes, que saltáis como carneros, y a vosotros, collados, que saltáis como corderitos?

Sal 114:7  Tiembla, oh tierra, ante la presencia del Señor, ante la presencia del Dios de Jacob,

Sal 114:8  que convirtió la roca en estanque de agua, y en fuente de aguas el pedernal.

El milagro de la peña que producía agua se halla en Exodo 17:6, y la fuente se refiere al acontecimiento de Numeros 20:11

El poder de dios en el Éxodo

Con lenguaje vigoroso y espíritu alegre el salmista adora a Dios por la manifestación de su poder en la naturaleza. El Salmo es parte del “Hallel egipcio” (cf. 113) cantado en la celebración de la Pascua. Aunque él es el centro de la alabanza por sus milagros, Dios no se menciona hasta la última estrofa (vv. 7, 8). En este detalle se destaca otra enseñanza del salmista: quiere mostrar que su pueblo es el instrumento por el cual Dios revela su poder y su gloria; el pueblo redimido y siguiendo a Dios es el “locus” de la demostración del poder de Dios.

Levanta del polvo al pobre

La presencia de Dios en su pueblo

Cuando… salió habla de un tiempo específico. Los hechos salvíficos de Dios tienen lugar y fecha. Dios actúa en la historia, en nuestra historia. Así, cuando los israelitas celebraron la Pascua, no pensaban sólo en el pasado, expresaban su fe también en la acción de Dios en su propia historia cotidiana.

Se mencionan Judá e Israel paralelamente; quizá el autor quiso incluir tanto el reino del norte como el del sur, pero también los usa como sinónimos para hablar de toda la nación.

Su santuario… su señorío. Dios no se menciona, pero es claro que el pronombre se refiere a Dios. La señal visible de la santidad de Dios y de su reino es su pueblo. Cuando el pueblo de Dios realmente es su santuario (le adora) y está rendido a su señorío (o dominio) Dios se manifiesta en poder y es glorificado delante de las naciones.

Milagros en la naturaleza

El salmista incluye todo el proceso del éxodo; el cruce del mar Rojo y del Jordán marcan el principio y el fin de ello.

Nótese la poesía linda con lenguaje vigoroso; frente al pueblo, donde se manifestó el poder de Dios, todos los elementos de la naturaleza se espantaron: el mar … huyó. No sólo las aguas se asustaron, también los montes saltaban. El salmista está recordando cuando Sinaí temblaba y humeaba.

En los versículos 7 y 8, con vitalidad poética, medio en broma, el salmista hace preguntas. ¡Qué extraño! ¿Por qué se salieron de la rutina?

La presencia y el poder de Dios

Ahora el salmista habla de Dios y presenta la respuesta: es la presencia y poder de Dios manifestados en su pueblo. A un observador no creyente lo que le impacta es lo que sucede fuera de lo ordinario con este pueblo. Dios quiere mostrar su poder y su gloria en el mundo; usa la fe, la alabanza, la oración y la obediencia de su pueblo para hacerlo.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Los Problemas

Los problemas

La gente que ha vivido y realizado con éxito las más grandes contribuciones a la vida, es frecuentemente aquella que ha tenido también que vencer los más grandes problemas. Sir Walter Scott estuvo plagado

Seguir Leyendo »

Los patos muertos no aletean

Hace muchos años, un hombre rico fue a cazar patos con un empleado llamado Sam. Llevaron consigo un caballo y un carruaje, y por el camino se le salió un aro a una de

Seguir Leyendo »