Salmo 105 Fidelidad de Dios a la Alianza

Salmo 105: Fidelidad de Dios a la Alianza

Salmo 105:1  Dad gracias al SEÑOR, invocad su nombre; dad a conocer sus obras entre los pueblos.

Sus obras : Este cántico y el próximo relatan brevemente la historia del surgimiento del pueblo israelita como descendiente de Abraham. Alabad : Esta estrofa es paralela al cántico que David compuso para Asaf y los demás músicos cuando el arca del pacto fue traída a Jerusalén.

Los primeros quince versículos de este salmo también se encuentran en 1 de Crónicas 16:8-22 donde se cantan como parte de la celebración de David al llevar el arca del pacto a Jerusalén. Otros tres salmos también son himnos que hablan de la historia de Israel: 78, 106 y 136.

Salmo 105:2  Cantadle, cantadle alabanzas; hablad de todas sus maravillas.

Salmo 105:3  Gloriaos en su santo nombre; alégrese el corazón de los que buscan al SEÑOR.

Salmo 105:4  Buscad al SEÑOR y su fortaleza; buscad su rostro continuamente.

Salmo 105:5  Recordad las maravillas que El ha hecho, sus prodigios y los juicios de su boca,

Si parece que Dios está muy lejos, persista en su búsqueda. Dios recompensa a quienes lo buscan con sinceridad. Jesús prometió: «Buscad, y hallaréis». David sugirió un método valioso para encontrar a Dios: familiarizarse con la forma en que El ha ayudado a su pueblo en el pasado. La Biblia narra la historia del pueblo de Dios. Al buscar en sus páginas descubriremos a un Dios amoroso que espera que lo encontremos.

Salmo 105:6  oh simiente de Abraham, su siervo, hijos de Jacob, sus escogidos.

Salmo 105:7  El es el SEÑOR nuestro Dios; sus juicios están en toda la tierra.

Él y sus se repiten por lo menos 49 veces en esta obra, donde se hace énfasis en las manifestaciones de la providencia de Dios en la historia de Israel.

Salmo 105:8  Para siempre se ha acordado de su pacto, de la palabra que ordenó a mil generaciones,

Salmo 105:9  del pacto que hizo con Abraham, y de su juramento a Isaac.

Salmo 105:10  También lo confirmó a Jacob por estatuto, a Israel como pacto eterno,

Salmo 105:11  diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán como porción de vuestra heredad.

La nación de Israel, el pueblo que Dios usó para revelar sus leyes a la humanidad, descendía de Abraham. Dios escogió a Abraham y le prometió que sus descendientes vivirían en la tierra de Canaán (ahora llamada Israel) y que serían tan numerosos que no se podrían contar. El hijo de Abraham fue Isaac, el hijo de este Jacob. Estos tres hombres se consideran los patriarcas o fundadores de Israel. Dios los bendijo debido a su fe.

Salmo 105:12  Cuando eran pocos en número, muy pocos, y forasteros en ella,

Salmo 105:13  y vagaban de nación en nación, y de un reino a otro pueblo,

Salmo 105:14  El no permitió que nadie los oprimiera, y por amor a ellos reprendió a reyes, diciendo:

Salmo 105:15  No toquéis a mis ungidos, ni hagáis mal a mis profetas.

No toquéis : Este mandato se refiere a las historias de Sara

Salmo 105:16  Y llamó al hambre sobre la tierra, quebró todo sustento de pan.

Salmo 105:17  Envió a un hombre delante de ellos, a José, vendido como esclavo.

Salmo 105:18  Con grillos afligieron sus pies, él mismo fue puesto en cadenas,

Salmo 105:19  hasta que su predicción se cumplió; la palabra del SEÑOR lo puso a prueba.

Le probó : Alude a los años de experiencia que necesitó José para madurar antes que los sueños de su infancia se realizaran

Salmo 105:20  El rey envió, y lo soltó, el soberano de los pueblos, lo puso en libertad.

Salmo 105:21  Lo puso por señor de su casa, y administrador sobre todos sus bienes,

Salmo 105:22  para que encarcelara a sus príncipes a voluntad suya, y a sus ancianos enseñara sabiduría.

Sabiduría : Esto es, cómo acumular provisiones para resistir siete años de hambruna en Egipto.

Salmo 105:23  También Israel entró en Egipto, así peregrinó Jacob en la tierra de Cam.

Salmo 105:24  E hizo que su pueblo se multiplicara mucho, y los hizo más fuertes que sus adversarios.

Salmo 105:25  Tornó el corazón de ellos para que odiaran a su pueblo, para que obraran astutamente contra sus siervos.

¿Fue Dios el que provocó que los egipcios odiaran a los israelitas? Dios no es el autor del mal, pero los escritores de la Biblia no siempre distinguen entre la acción final de Dios y los pasos intermedios. Por lo tanto, al bendecir Dios a los israelitas, los egipcios llegaron a odiarlos. Debido a que Dios bendijo a los israelitas, se dice que El también causó el odio de los egipcios hacia ellos. Dios usó su animosidad como medio para sacar a los israelitas de Egipto.

Salmo 105:26  Envió a Moisés su siervo, y a Aarón a quien había escogido.

Salmo 105:27  Estos hicieron las maravillas de Dios entre ellos, y prodigios en la tierra de Cam.

Salmo 105:28  Mandó tinieblas e hizo que se oscureciera, y ellos no se rebelaron contra sus palabras.

Salmo 105:29  Convirtió sus aguas en sangre, e hizo morir sus peces.

Salmo 105:30  Pululó su tierra de ranas hasta en las alcobas de sus reyes.

Salmo 105:31  El habló, y vinieron enjambres de moscas y mosquitos por todo su territorio.

Salmo 105:32  Les dio granizo por lluvia, y llamas de fuego en su tierra.

Salmo 105:33  Devastó también sus vides y sus higueras, y destrozó los árboles de sus territorios.

Salmo 105:34  El habló, y vinieron langostas, y orugas sin número;

Salmo 105:35  que devoraron toda la vegetación de su país, y se comieron el fruto de su suelo.

Salmo 105:36  También hirió de muerte a todo primogénito de su tierra; las primicias de todo su vigor.

Salmo 105:37  Pero a ellos los sacó con plata y oro, y entre sus tribus no hubo quien tropezara.

Salmo 105:38  Egipto se alegró cuando se fueron, porque su terror había caído sobre ellos.

Salmo 105:39  Extendió una nube para cubrirlos, y fuego para iluminarlos de noche.

Salmo 105:40  Pidieron, y les mandó codornices, y los sació de pan del cielo.

Salmo 105:41  Abrió la roca, y brotaron las aguas; corrieron como un río en tierra seca.

Salmo 105:42  Porque se acordó de su santa palabra dada a Abraham su siervo,

Salmo 105:43  y sacó a su pueblo con alegría, y a sus escogidos con gritos de júbilo.

Salmo 105:44  También les dio las tierras de las naciones, y poseyeron el fruto del trabajo de los pueblos,

Salmo 105:45  a fin de que guardaran sus estatutos, y observaran sus leyes. ¡Aleluya!

El propósito de Dios en salvar a los israelitas era «para que guardasen sus estatutos y cumpliesen sus leyes». Demasiado a menudo usamos nuestras vidas y libertad para agradarnos a nosotros mismos, pero deberíamos honrar a Dios. Ese es el propósito de El para nuestras vidas y lo que motivó que nos diera su Palabra.

La historia en el Libro de los Salmos

Para los primeros oyentes, los salmos históricos eran vívidos recordatorios de los hechos pasados de Dios por el bien de Israel. Estos cánticos históricos se escribieron con el propósito de que se trasmitieran lecciones importantes a las generaciones futuras. Alaban las muchas promesas que Dios hizo y cumplió con fidelidad, además hacían un recuento de la infidelidad del pueblo.

No podemos leer esta historia antigua sin reflexionar en la forma tan constante en la que el pueblo de Dios fracasó en aprender del pasado. Muchas veces le dieron las espaldas a los ejemplos recientes de la fidelidad y del perdón de Dios, solo para sumergirse de nuevo en el pecado. Dios puede usar estos salmos para recordarnos cuán a menudo hacemos exactamente lo mismo: teniendo todas las razones para vivir para Dios, decidimos todo lo contrario: vivir para todo menos para Dios. Si pusiéramos más atención a «la historia de Dios», no cometeríamos tantos errores en nuestras propias historias.

Los salmos históricos incluyen: 68; 78; 95; 105; 106; 111; 114; 135; 136; 149.

Un himno de agradecimiento por las maravillas deDios

Un Salmo histórico semejante a los Salmos 78, 106 y 136. Es uno de los cuatro salmos que empiezan con hodu dad gracias.

El uso en 1 Crónicas puede indicar que el Salmo es preexílico. Algunos opinan que el de 1 Crónicas es original y el salmista lo tomó de allí; pero lo inverso es más probable porque el canto de 1 Crónicas es tomado de varios pasajes. Probablemente este Salmo fue escrito para una de las fiestas israelitas.

La fe bíblica es una fe histórica; está ligada a actos específicos de Dios en la historia (el Ilamado de Abraham, el éxodo, la muerte y resurrección de Cristo). Por lo tanto este énfasis en los grandes hechos de Dios es parte íntegra de la fe y la alabanza del pueblo de Dios.

Alabanza por el poder manifiesto de Dios

¿Qué significa alabar a Dios? Los verbos imperativos aquí lo indican: Dad gracias, invocad, dad a conocer, cantadle, hablad, gloriaos, alégrese, buscad, acordaos. Son facetas de la adoración. Cada una merece todo un desarrollo. Hemos de ser agradecidos a Dios; hemos de hablar de lo que él ha hecho en nuestras vidas; hemos de buscar a Jehová.

Alégrese… Debemos sentirnos gozosos al buscar a Dios, pues él nos ama y quiere nuestra comunión.

Buscad a Jehová y su poder. Todo el Salmo habla del poder de Dios manifestado a favor de su pueblo. Mostramos gratitud por lo que Dios ha hecho cuando le buscamos continuamente. Dios quiere manifestar su poder; lo hace en respuesta a la oración de sus hijos. Aquí tenemos los mandatos específicos de buscar a Dios constantemente y de buscar su poder en nuestras vidas.

El último imperativo en la cadena es acordaos. Todo el Salmo nos ayuda a recordar las maravillas que Dios ha hecho. ¿Quién debe acordarse? Los descendientes de Abraham, el pueblo de Dios. Según Gálatas 3 y 4 todos los creyentes en Cristo somos descendientes de Abraham por la fe. Así, esta historia ya es parte de nuestra historia. Hemos de recordar estas maravillas y también lo que Dios ha hecho en nuestra vida personal, en nuestra familia y en nuestra iglesia.

Joya bíblica

Buscad a Jehová y su poder; buscad continuamente su rostro.

Acordaos de las maravillas que ha hecho, de sus prodigios y de los juicios de su boca 1 de Crónicas 105:5-6.

La promesa de la tierra

Ya el salmista hace lo que exhortó en el versículo 5; todo lo demás del Salmo va recordando lo que Dios hizo. Empieza haciendo bien claro quién hizo todas estas maravillas: El es Jehová, nuestro Dios. Es de suma importancia que nuestro concepto de Dios sea formado por la misma revelación de Dios; y este conocimiento de Dios va creciendo en la medida en que va creciendo nuestra comunión con él. También el salmista destaca que es nuestro Dios, es un Dios personal que se interesa en cada uno de sus hijos.

Tanto la fe como los hechos de Dios se basan en lo que él ha dicho; él es fiel a su promesas. Nótese el paralelo entre su pacto y la palabra que mandó (no en el sentido de enviar, sino de mandato).

El verbo se acordó Ileva dos complementos directos: su pacto… con Abraham y su juramento a Isaac. Luego sigue la cadena, pues lo confirmó a Jacob. Quizá hubo mucho tiempo (años) antes de una nueva confirmación del pacto; sin embargo, se iba formando una cadena de ellas. A través de la Biblia se destaca una cadena de promesas y respuestas. En nuestra historia personal y en nuestra historia contemporánea, también hemos de discernir “la cadena” de acciones de Dios.

Dios cuidó a los patriarcas

Dios protegió a los patriarcas aun cuando eran pocos y débiles dentro de un mundo hostil. Los versículos 14 y 15 parecen referirse especialmente a los episodios cuando Dios cuidó a Sara en Egipto y Sara y Rebeca entre los filisteos. Abraham es Ilamado profeta en Génesis 20:7.

José en Egipto

Trajo hambre es lit. “Ilamó hambre”. El salmista muestra el significado teológico a todos estos hechos: Dios, en su providencia, usaba los eventos para cumplir sus propósitos de amor y misericordia para con su pueblo. En el versículo 19 lo aprobó quiere decir que aprobó a José. En el versículo 22, Para que disciplinara… a los grandes, en heb. es “para que atara (o ligara) a los príncipes”. Algunos siguen variantes de las versiones antiguas y traducen “enseñar”. La RVA hace bien en traducir “disciplinar”, pues conlleva la idea de autoridad sobre los príncipes de Egipto.

Israel en Egipto

De nuevo el salmista indica un sentido teológico a los detalles de Exodo 1. Dios cuidó y desarrolló a su pueblo durante esos siglos en Egipto. El versículo 25 explica cómo los egipcios llegaron a ser los opresores de Israel.

Las plagas y el éxodo

Los grandes eventos del éxodo, las plagas y el cruce del mar Rojo, dejaron una impresión muy decisiva y duradera en el pueblo de Israel. Influyeron en toda su historia subsecuente. Para hacer estos prodigios, Dios Ilama a personas específicas y las hace instrumentos para manifestar su poder y su misericordia. Ha hecho lo mismo a través de la historia de Israel y de la iglesia.

En el versículo 28b el heb. dice: “pero no se rebelaron contra sus palabras”. Algunos, como RVA, siguen las versiones antiguas; otros lo hacen una pregunta: “¿No se habían rebelado contra sus palabras?” También puede referirse a la actitud del pueblo egipcio después de la plaga de tinieblas. En Éxodo 11:3 se dice que aceptaron la palabra de Moisés. La descripción aquí no sigue el orden cronológico de las plagas y omite varias.

El castigo de los presos

El párrafo llega a su clímax con la gran liberación del pueblo. Aun salieron con riquezas y Dios los cuidó de enfermedades.

Su cuidado en el desierto

Los milagros del cuidado del pueblo no terminaron con el éxodo, como en la vida del creyente no terminan con la experiencia de salvación. Dios sigue cuidando a su pueblo, y todavía sucederán muchas maravillas en el desierto. Se destacan la protección y la dirección de Dios. Dios proveyó para sus necesidades de agua y de comida. En el versículo 41 se juntan las experiencias de Refidim y de Cades, aunque el lenguaje corresponde a la primera.

El versículo 42 muestra de nuevo que en todo esto Dios parte de su pacto con Abraham. Dios es fiel a su pacto y a sus promesas.

La promesa de la tierra cumplida

Esta útlima estrofa indica el cumplimiento de la promesa. Israel tiene la tierra que Dios le prometió. ¡Dios cumplió su promesa! ¿Qué efecto debe tener esta recapitulación de los grandes hechos de Dios? La obediencia: si Dios hizo todo esto, su pueblo debe obedecerlo, pues él es fiel, sabe dirigirle, manifiesta su poder; no obedecerle sería una tontería, una muestra de ingratitud e incredulidad.

Así, el objetivo de este himno histórico es instar al pueblo a la alabanza, a la obediencia y a la búsqueda de Jehová y su poder. Este mismo Dios es fiel hoy, y quiere seguir haciendo maravillas en y a través de su pueblo.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Por qué no soy feliz, qué es lo que se necesita para ser feliz

Por qué no soy feliz

¿Qué crees tú que necesitas para ser feliz? ¿Qué cosas quisiera tener para experimentar felicidad? o ¿Qué personas necesitas tener a tu lado para sentirte feliz? o ¿Qué circunstancias necesitas que cambien para que

Seguir Leyendo »

Por qué pagar el precio de perderse

Durante la guerra Hispano-Americana, Clara Barton estaba supervisando el trabajo de la Cruz Roja Americana en Cuba. Un día, el Coronel Theodore Rooselvet acudió a verla, queriendo comprar alimentos para sus enfermos y heridos

Seguir Leyendo »