Salmo 102 Descripción de sufrimiento

Salmo 102: Descripción de sufrimiento

Salmo 102:1 Plegaria de uno que sufre, cuando desmaya y expone su queja ante el SEÑOR. Oh SEÑOR, escucha mi oración, y llegue a ti mi clamor.

Salmo 102:2 No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; inclina hacia mí tu oído; el día en que te invoco, respóndeme pronto.

Salmo 102:3 Porque mis días han sido consumidos en humo, y como brasero han sido quemados mis huesos.

El salmista se sentía tan mal que se olvidó de comer. Cuando nos enfrentamos a la enfermedad y a la desesperación, nuestros días pasan y no nos ocupamos ni siquiera de nuestras necesidades básicas. En esos momentos, Dios es nuestro único consuelo y fortaleza. Aun cuando estemos muy débiles para luchar, podemos apoyarnos en El. Es a menudo mediante nuestras debilidades que la gran fortaleza de Dios está a nuestro alcance.

Salmo 102:4 Mi corazón ha sido herido como la hierba y se ha secado, y hasta me olvido de comer mi pan.

Salmo 102:5 A causa de la intensidad de mi gemido mis huesos se pegan a la piel.

Salmo 102:6 Me parezco al pelícano del desierto; como el búho de las soledades he llegado a ser.

Estas aves simbolizan soledad y desolación. A veces quizás necesitemos estar solos y el retiro nos puede confortar. Pero debemos tener cuidado de no aguijonear a los que tratan de ayudarnos. No rechace ayuda ni conversación. Sufrir en silencio no es cristiano ni mucho menos saludable. En su lugar aceptemos con gentileza el apoyo y la ayuda de familiares y amigos.

Salmo 102:7 No puedo dormir; soy cual pájaro solitario sobre un tejado.

Salmo 102:8 Mis enemigos me han afrentado todo el día; los que me escarnecen han usado mi nombre como maldición.

Salmo 102:9 Porque cenizas he comido por pan, y con lágrimas he mezclado mi bebida,

Salmo 102:10 a causa de tu indignación y de tu enojo; pues tú me has levantado y me has rechazado.

Salmo 102:11 Mis días son como sombra que se alarga; y yo me seco como la hierba.

Hierba : Es un símbolo que comúnmente se emplea en la Biblia para referirse a lo fugaz de la vida

Salmo 102:12 Mas tú, SEÑOR, permaneces para siempre, y tu nombre por todas las generaciones.

Salmo 102:13 Tú te levantarás y tendrás compasión de Sion, porque es tiempo de apiadarse de ella, pues ha llegado la hora.

Salmo 102:14 Ciertamente tus siervos se deleitan en sus piedras, y se apiadan de su polvo.

Salmo 102:15 Y las naciones temerán el nombre del SEÑOR, y todos los reyes de la tierra, tu gloria.

Salmo 102:16 Porque el SEÑOR ha edificado a Sion, y se ha manifestado en su gloria.

El reino futuro de Cristo en la tierra abarcará dos acontecimientos mencionados en estos versículos. Se restaurará a Jerusalén (Sion) y todo el mundo adorará a Dios

Salmo 102:17 Ha considerado la oración de los menesterosos, y no ha despreciado su plegaria.

Salmo 102:18 Esto se escribirá para las generaciones futuras; para que un pueblo aún por crear alabe al SEÑOR.

El apóstol Pablo se inclinaba fuertemente a la idea de que el AT había sido escrito para beneficio de la generación venidera

Salmo 102:19 Pues El miró desde su excelso santuario; desde el cielo el SEÑOR se fijó en la tierra,

Salmo 102:20 para oír el gemido de los prisioneros, para poner en libertad a los condenados a muerte;

Salmo 102:21 para que los hombres anuncien en Sion el nombre del SEÑOR, y su alabanza en Jerusalén,

Salmo 102:22 cuando los pueblos y los reinos se congreguen a una para servir al SEÑOR.

Salmo 102:23 El debilitó mis fuerzas en el camino; acortó mis días.

Salmo 102:24 Dije: Dios mío, no me lleves en la mitad de mis días; tus años son por todas las generaciones.

Salmo 102:25 Desde la antigüedad tú fundaste la tierra, y los cielos son la obra de tus manos.

Tú fundaste : Esto lo cita el autor de Hebreos para mostrar la superioridad de Jesús, el Hijo de Dios, sobre los ángeles

Salmo 102:26 Ellos perecerán, pero tú permaneces; y todos ellos como una vestidura se desgastarán, como vestido los mudarás, y serán cambiados.

Salmo 102:27 Pero tú eres el mismo, y tus años no tendrán fin.

El escritor de este salmo sentía el rechazo y el abandono por sus grandes problemas. Los problemas y las angustias pueden abrumarnos y hacernos sentir que Dios nos ha olvidado. Pero Dios nuestro Creador está eternamente junto a nosotros y cumplirá todas sus promesas, aun cuando nos sintamos solos. El mundo perecerá, pero El permanecerá. Hebreos 1:10-12 cita estos versículos para mostrar que Jesucristo, el Hijo de Dios, también estaba presente y activo en la creación del mundo.

Salmo 102:28 Los hijos de tus siervos permanecerán, y su descendencia será establecida delante de ti.

Suplica individual de un afligido

El título de este Salmo, en vez de referirse a un dato histórico, dice en qué situación se debe usar. No se sabe quién lo escribió ni cuándo, pero los detalles sugieren que fue un israelita enfermo y desanimado en el exilio, cerca del tiempo del regreso a Jerusalén. Es una súplica individual, pero el salmista ve su futuro enlazado con el de Sion; mira hacia la restauración de Jerusalén; y en esa mirada profética, Dios lo usa para mirar también hacia el Mesías.

El Salmo se incluye entre las llamadas “oraciones de los enfermos”; también se considera uno de los salmos penitenciales.

Descripción de sufrimiento

El salmista está enfermo y desesperado; describe su sufrimiento en términos de: angustia, fiebre, debilidad, extenuación, sequedad, insomnio, opresión, luto y desfallecimiento.

Los versículos 1 y 2 repiten frases de clamor a Dios de varios otros salmos. Dice: no escondas, porque durante el exilio pareciera que Dios había escondido su rostro. La repetición de clamores pudiera dar la impresión de duda: “¿Si pido una vez, no sería duda seguir pidiendo?”, preguntan algunos. Pero Jesús recomendó la persistencia en la oración. Dios quiere que sus hijos dependan de él y que pidan sinceramente.

El salmista está muy enfermo; se le va la vida; tiene fiebre; está extenuado. El corazón está herido y secado cuando la sangre falta. Las figuras en los versículos 6 y 7 recalcan la soledad de la enfermedad y del cautiverio. El búho y la lechuza buscan lugares desolados, son impuros. El enfermo no puede dormir, es como un pájaro solo en el techo mientras todos dentro de la casa duermen.

El escarnio y la opresión de los enemigos hacen peor el sufrimiento. Está tan bajo el salmista que come ceniza y toma lágrimas. Reconoce que su situación es resultado del juicio de Dios sobre él y sobre el pueblo. Cuando el pueblo sufre el castigo de Dios, todos su miembros deben arrepentirse. El salmista cree que está muriendo.

Si los salmos nos enseñan cómo orar, este párrafo nos muestra que el creyente que sufre puede exponer todos sus sufrimientos delante de Dios. Puede explicar a Dios los detalles y puede seguir clamando con sinceridad y confianza.

Petición y confianza en Dios

Pero tú marca un cambio en el tono del Salmo. El salmista sigue clamando a Dios; pide su intervención (levántate) inmediata; apela a su misericordia y amor en su pacto con su pueblo. Pero ya, en vez de mirar a su propia vida que se está desvaneciendo, mira a Dios que permanece para siempre y que ha hecho promesas a su pueblo. La base de su esperanza se nota a través de esta sección: Jehová es rey para siempre, ya ha llegado el tiempo de restaurar a Sion, los corazones del pueblo anhelan la restauración, Dios escucha el clamor de los despojados, presos y sentenciados a muerte, un nuevo pueblo será creado, Dios será alabado en Sion y serán atraídas otras naciones.

Este párrafo contiene grandes enseñanzas. Aunque Jerusalén queda en ruinas (piedras y polvo), los siervos de Dios la aman. Aunque la iglesia esté en ruinas, hemos de amarla porque es la iglesia de Dios. También el párrafo destaca la gran importancia de la oración. Cuando Dios quiere restaurar a su pueblo, levanta intercesores para orar a su favor. Los versículos 16 y 17 dicen que la restauración sucederá en respuesta a la oración de los despojados.

Se envejecerán como un vestido

También el párrafo contiene una nota profética en cuanto al alcance del señorío y la gloria de Dios a las naciones. Aunque los versículos 25-27 son citados como mesiánicos en el NT, podemos ver aquí una profecía de la futura gloria de Jerusalén semejante a otras profecías que se cumplirán por medio del Mesías.

La seguridad de la respuesta

Podríamos dividir esta sección en dos párrafos. En los versículos 18-22, el salmista está seguro de la respuesta. El pueblo (posexílico) será creado y alabará a Dios. Es importante que estos acontecimientos estén registrados por escrito, pues así las futuras generaciones recordarán lo que hizo Dios y le alabarán. Se reiteran dos enseñanzas del párrafo anterior: Dios hace esto en respuesta a la oración de su pueblo y tendrá alcance a muchos pueblos y reinos.

El otro párrafo reitera el contraste de los versículos 11 y 12; la vida del salmista que desfallece y la grandeza de Dios que permanece. Para destacar la grandeza de Dios señala su obra como creador de todo; aunque la creación, tan grande, puede perecer, Dios no, nunca desfallece. El autor de Hebreos cita los versículos 25-27 y dice que hablan de Cristo.

Es significativo que la cita de los versículos 25-27 en Hebreos 1 está colocada precisamente entre una cita del Salmo 45 y otra del Salmo 110, los cuales son claramente mesiánicos. En vista de los elementos proféticos en los párrafos anteriores, tenemos que tomar en serio el carácter mesiánico de este Salmo.

De modo que de este Salmo apreciamos más la verdad de que Jesucristo es Señor de todo lo creado; él puede cambiar las cosas, pero él no cambia. Por eso podemos confiar en él; esto da seguridad a los que pertenecen a Dios.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Moraleja de la vida

Había una vez… … un muchacho que enfermó de cáncer. Un cáncer que no tenía cura. Con tan sólo 17 años, y podría morir en cualquier momento. Siempre vivió en su casa, bajo el

Seguir Leyendo »

Necesidades y capacidades

Érase una vez un hombre que llegó a un campo de leñadores en las montañas en busca de trabajo. Deseaba ganar mucho dinero porque su familia lo necesitaba. Sabía que era una persona fuerte

Seguir Leyendo »

El emperador y la luna

Había una vez un emperador chino cuya hija estaba a punto de celebrar de decimoséptimo cumpleaños. El emperador decidió que en lugar de darle una sorpresa, ella era lo suficientemente mayor para saber qué

Seguir Leyendo »