Proverbios 25 Otros dichos de Salomón

Proverbios 25: Otros dichos de Salomón

Proverbios 25:1  También éstos son proverbios de Salomón, que transcribieron los hombres de Ezequías, rey de Judá:

Estamos de nuevo ante el terso estilo de Salomón, en una colección de proverbios copiados por «los varones de Ezequías». Ello debe haber ocurrido alrededor del 720 a.C., después de haber sobrevivido más de doscientos años; sin embargo, no tenemos indicios de cuál pudo haber sido la fuente o la historia del documento de donde los escribas lo copiaron. Muchos de los proverbios de esta sección son más agudos y mordaces que los otros. Parece como si se tratara de los últimos escritos por Salomón, cuando estaba en la plenitud de sus facultades creadoras. Sin embargo, muchos de los que se hallan en los capítulos 25 y 26 aparecen también (a veces con las mismas palabras) en la primera colección de proverbios salomónicos. Excepto en el caso de unos pocos pasajes, se trata de conceptos muy sintetizados, cada uno de los cuales se expresa en un solo verso.

La historia del rey Ezequías se relata en 2 Reyes; 2 Crónicas e Isaías. Fue uno de los pocos reyes de Judá que honró a Dios. En contraste, su padre Acaz literalmente clavó las puertas del templo para que permanecieran cerradas. Ezequías restauró el templo, destruyó los centros de idolatría y se ganó el respeto de las naciones vecinas, muchas de las cuales llevaron regalos a Dios debido a Ezequías. No es de sorprenderse que mandara a copiar y leyera estos proverbios ya que: «En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley y los mandamientos, buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón y fue prosperado»

Proverbios 25:2  Es gloria de Dios encubrir una cosa, pero la gloria de los reyes es investigar un asunto.

Encubrir . . . escudriñarlo : El ser humano siempre siente la necesidad de escudriñarlo todo; Dios no, porque todo lo sabe.

Proverbios 25:3  Como la altura de los cielos y la profundidad de la tierra, así es el corazón de los reyes, inescrutable.

Proverbios 25:4  Quita la escoria de la plata, y saldrá un vaso para el orfebre;

Los impíos son indeseables en todas partes.

Proverbios 25:5  quita al malo de delante del rey, y su trono se afianzará en la justicia.

Proverbios 25:6  No hagas ostentación ante el rey, y no te pongas en el lugar de los grandes;

Es mejor ocupar una posición humilde y ser invitado a ascender; una verdad cuya esencia repite Jesús

Proverbios 25:7  porque es mejor que te digan: Sube acá, a que te humillen delante del príncipe a quien tus ojos han visto.

Jesús hizo de este proverbio una parábola. No debemos buscar honor para nosotros mismos. Es mucho mejor que con fidelidad y discreción hagamos el trabajo que Dios nos ha encomendado. En la medida que otros perciban la calidad de nuestras vidas, dirigirán hacia nosotros su atención.

Proverbios 25:8  No te apresures a litigar; pues ¿qué harás al final, cuando tu prójimo te avergüence?

Proverbios 25:9  Discute tu caso con tu prójimo y no descubras el secreto de otro,

Proverbios 25:10  no sea que te reproche el que lo oiga y tu mala fama no se acabe.

Proverbios 25:11  Como manzanas de oro en engastes de plata es la palabra dicha a su tiempo.

Proverbios 25:12  Como pendiente de oro y adorno de oro fino es el sabio que reprende al oído atento.

Proverbios 25:13  Como frescura de nieve en tiempo de la siega es el mensajero fiel para los que lo envían, porque refresca el alma de sus señores.

En tiempo de la siega : Lo que normalmente es un tiempo de agotadora labor se alivia ante la frescura inesperada traída por la nieve. Así es la obra del mensajero fiel.

A menudo es muy difícil encontrar gente confiable de verdad. Un empleado fiel («mensajero») es puntual, responsable, honesto y trabajador. Esta valiosa persona ayuda a quitar algo de la presión que está sobre su patrón. Averigüe qué debe hacer para facilitar el trabajo de su patrón y realícelo.

Proverbios 25:14  Como las nubes y el viento sin lluvia es el hombre que se jacta falsamente de sus dones.

La mayoría de las iglesias, organizaciones misioneras y grupos cristianos dependen de las ofrendas de la gente para mantener funcionando sus ministerios. Pero muchos de los que prometen dar, no lo hacen. La Biblia es muy clara acerca del efecto que esto tiene en los que trabajan en el ministerio. Si usted hace una promesa, cúmplala.

Proverbios 25:15  Con la mucha paciencia se persuade al príncipe, y la lengua suave quebranta los huesos.

Proverbios 25:16  ¿Has hallado miel? Come sólo lo que necesites, no sea que te hartes y la vomites.

Hay cosas que repugnan cuando se disfrutan demasiado.

Proverbios 25:17  No frecuente tu pie la casa de tu vecino, no sea que él se hastíe de ti y te aborrezca.

Proverbios 25:18  Como maza y espada y aguda saeta es el hombre que levanta falso testimonio contra su prójimo.

La mentira («falso testimonio») es cruel. Sus efectos pueden ser permanentes como los de una puñalada. La próxima vez que se sienta tentado a divulgar un pequeño chisme, imagínese que hiere a la víctima de esas declaraciones con una espada. Esta imagen puede impresionarlo de tal manera que guarde silencio.

Proverbios 25:19  Como diente malo y pie que resbala es la confianza en el hombre pérfido en tiempo de angustia.

Este tipo de dolor es agudo y crónico.

Proverbios 25:20  Como el que se quita la ropa en día de frío, o como el vinagre sobre la soda, es el que canta canciones a un corazón afligido.

La chocante contradicción que encierran estos dos símiles se expresa en la frase: «Para cada cosa hay su momento». Se critica aquello que no viene al caso o es de mal gusto.

Proverbios 25:21  Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer pan, y si tiene sed, dale de beber agua;

La venganza de Dios es más eficaz y sin embargo la más difícil de hacer. Pablo citó este proverbio. Jesús nos animó a orar por los que nos dañan. Al devolver bien por mal, reconocemos a Dios como el que salda toda cuenta y confiamos en El como nuestro Juez.

Proverbios 25:22  porque así amontonarás brasas sobre su cabeza, y el SEÑOR te recompensará.

Proverbios 25:23  El viento del norte trae la lluvia, y la lengua murmuradora, el semblante airado.

Proverbios 25:24  Mejor es vivir en un rincón del terrado que en una casa con mujer rencillosa.

Este es un ejemplo, en el libro de Proverbios, de las enseñanzas que recomiendan controlar la lengua. Rencillosa : ¡Qué arma mortal!

Proverbios 25:25  Como agua fría para el alma sedienta, así son las buenas nuevas de una tierra lejana.

Aquí «el justo que cae delante del impío» significa echar a un lado las normas de lo que es bueno y lo que es malo. Ninguno que se acomoda con el impío puede ayudar a alguien.

Proverbios 25:26  Como manantial hollado y pozo contaminado es el justo que cede ante el impío.

El justo que cae : Alguien que actúa correctamente enturbia su proceder cuando se muestra indeciso ante la tentación. Ello afecta su capacidad de servir a otros.

Proverbios 25:27  No es bueno comer mucha miel, ni el buscar la propia gloria es gloria.

Pensar en la gloria que se merece puede ser muy dañino. Puede amargarlo, desalentarlo o molestarlo, y no le dará la gloria que cree que debe ser suya. Aferrarse a lo que debería haber recibido quizás le ocasione la pérdida de la satisfacción de saber que hizo todo lo mejor que pudo.

Proverbios 25:28  Como ciudad invadida y sin murallas es el hombre que no domina su espíritu.

Cuando un río se torna en pantano, sin la disciplina de las riberas, así (en el lenguaje de la época), una ciudad sin muros no es una ciudad. Y la persona que no tiene autocontrol no es persona.

Aun cuando los muros de la ciudad limitaban los movimientos de los habitantes, el pueblo estaba contento de tenerlos. Sin ellos hubieran sido vulnerables a los ataques de cualquier grupo de saqueadores que pasara. El dominio propio nos limita, pero se necesita porque nos permite estar seguros. Una vida sin control es vulnerable a toda clase de ataques del enemigo. Piense en el dominio propio como si fuera un muro construido para defenderlo y protegerlo.

Otros dichos de Salomón

Esta sección detalla una lista de aprox. 135 distintos proverbios de Salomón. Estos proverbios representan 15% del libro y fueron “removidos” (copiados de un rollo a otro) por “los hombres” (sabios) del rey Ezequías, quien reinó entre 716 y 687 a. de J.C. Su reinado se caracterizó por la piedad, la fe y la admiración de la tradición. Estos proverbios suman el valor númerico del nombre de Ezequías (j=8 + z=7 + q=100 + y=10 + h=5 = 130). Aprox. 10% del material repite textualmente o en forma teológica lo encontrado en los capítulos anteriores.

El ambiente apropiado en el gobierno

Ya han pasado aproximadamente 250 años y los sabios de Ezequías están reafirmando y ordenando una lista de los proverbios antiguos de Salomón (del verbo hebreo ‘ataq, traducido en Genesis  como trasladó y en Job como trastorna).

Los versículos 2 y 3 se unen a través de la palabra hebrea jaqar para “escudriñar” (lo positivo) e “inescrutable” (lo negativo). El versículo 2 subraya la majestad y el misterio de Dios. La segunda parte afirma la tarea real, que es la búsqueda de la voluntad y la naturaleza divinas. Por el otro lado, el versículo 3 presenta el elemento misterioso de tres cosas: La altura de los cielos, la profundidad de la tierra y el corazón de los reyes. Los cielos y la tierra muestran el misterio y la majestad de la naturaleza.

Los versículos 4 y 5 muestran un paralelismo entre las escorias y el impío, como dignos de quitarse de la plata y de la presencia del rey. Así saldrá el objeto (es decir, utensilio para la casa) y la justicia que afirma el trono real. La buena formación requiere quitar lo inútil y lo destructivo de la vida.

Los versículos 6 y 7 subrayan el peligro de “pretender ser importante”, especialmente ante el rey que se coloca junto a los grandes. Mejor será subir al lugar para los grandes que pedir que alguien deje el puesto para que otro venga.

La importancia del mantenimiento de los bienes

1.     Es un paso necesario por la naturaleza

(1)     Sin mantenimiento todo se deteriora.
(2)     Sin mantenimiento los cardos toman ventaja
(3)     Sin mantenimiento la seguridad se arriesga

2.     Es un paso económico a la larga.

(1)     Porque evita gastos mayores posteriormente.
(2)     Porque nos permite alcanzar otras metas.

3.     Es un paso ventajoso para el dueño.

(1)     Su finca produce más.
(2)     Su ejemplo da buen testimonio de la diligencia
(3)     Su finca dará ganancia durante muchos años en el futuro.

La palabra inoportuna y la palabra amena

Los versículos 7-10 declaran la superioridad de la reconciliación sobre la acción legal. El que habla ha sido un testigo presencial y lo lleva al nivel de un pleito, sin siquiera hablar con el “pecador”. Las palabras porque y no sea subrayan el concepto de “para evitar”. Al testificar en una forma apresurada, el testigo se avergüenza públicamente. Hay que entender toda la circunstancia de una ofensa y solucionarla en privado cuando sea posible. “Deshonrar” puede significar “poner en vergüenza”.

Los versículos 11-13 dan a conocer tres cosas que son muy especiales. En primer lugar, la palabra dicha oportunamente es como los adornos preciosos en el hogar. En segundo lugar, el maestro que corrige al oído enseñable es como las joyas preciosas que se usan en el cuerpo. En tercer lugar, el mensajero fiel cumple su misión exitosamente y llega de regreso como algo refrescante de la naturaleza.

El versículo 14 muestra que así como hay una falsa esperanza de lluvia en las nubes y los vientos, hay una falsa esperanza de un regalo de aquel que pretende ser rico; Aristóteles, Ethica Nicomachea, apunta a la liberalidad como una de las once virtudes y cómo hay una deficiencia en el hombre que no regala a otros).

El versículo 15 afirma la superioridad de la paciencia y la lengua blanda, aún para lograr lo deseado del jefe y para lograr la victoria física (la paciencia y la palabra son superiores a la violencia). “Más moscas se cazan con miel que con vinagre” refleja el espíritu del dicho.

Las advertencias sobre diversas relaciones

Los versículos 16 y 17 reiteran la moderación de las cosas en vez de la excesividad. Por un lado, la miel (algo muy apreciado) ha de comerse con moderación (¿es un eufemismo para otra cosa?) Por otro lado, las visitas a la casa de tu vecino han de ser moderadas. Hartes… harte une los dos versículos, mientras los dos resultados, “el vómito” y “el odio”, son llamativos.

Los versículos 18-20 apuntan a tres personajes que lastiman a otros. En primer lugar, se compara el testigo falso con el mazo (el hebreo traduce saqueador), espada y flecha dentada: armamentos peligrosos. En este mismo sentido, se compara la confianza en el traicionero con el diente quebrado (así se complica el comer) y el pie que resbala (así se complica el andar). Especialmente se nota la presencia del traicionero en el tiempo cuando se necesita. Asimismo, se nota el diente quebrado cuando hay que comer y el pie que resbala cuando hay que andar. Por lo tanto, el tercer personaje subraya la escena insensible donde un cantante alegre rinde su música al “corazón pesado” (afligido), así comparable con aquel que quita la ropa en tiempo de frío o cuando se pone el vinagre sobre el jabón, es decir, el vinagre destruyendo la eficacia del “jabón antiguo” (la Septuaginta reemplaza “jabón” con “herida”, para hacer la comparación más precisa). Hay que cantar algo más apropiado, algo para el afligido y no para la fiesta que no existe.

Los versículos 21 y 22 tratan la relación entre el oyente y el enemigo (“aborrecer” u “odiar”). El enemigo se encuentra en un estado de extrema necesidad (hambre y sed). En vez de aprovechar la situación para quitarle algo o burlarse de él, el oyente ha de ser su auxilio dando vergüenza al enemigo y recibiendo recompensa de Dios.

Los proverbios pintorescos

El versículo 23 vuelve a citar una metáfora de la naturaleza. Se compara el viento del norte con el rostro airado o “indignado”. El viento “gira hacia afuera” la lluvia mientras el rostro “gira hacia afuera” la lengua detractora (“encubierta”, “secreto”), así la lengua encubierta se abre y sale afuera lo oculto.

El versículo 24 repite 21:9, con una pequeña modificación, en que se elimina la preposición le (para), lo cual no cambia el sentido.

El versículo 25 utiliza la metáfora del agua fría al alma (o “garganta”, de la palabra nepesh) con las buenas nuevas de lejanas tierras.

El versículo 26 muestra cómo el justo que vacila (o “tambalea”) ante el impío, es como la vertiente y la fuente que son deliberadamente contaminadas; la vertiente por medio de pisar el agua embarrándola y haciéndola inútil, y la fuente a través de ser arruinada a propósito.

El texto hebreo del versículo 27 no es muy claro. Sin embargo, la interpretación apunta al rechazo de la mucha miel y la vanagloria o posiblemente la alabanza de otras personas.

El versículo 28 compara una ciudad sin muralla a un espíritu del hombre sin “control” (una palabra que se refiere al dominio propio;. Tal persona es muy vulnerable y se autodestruye. Hay un dicho que afirma este mashal: “Un barco sin timón tendría más posibilidades que un hombre sin disciplina.”

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Isaías 35: La redención de Sion

Isaías 35:1 Futuro glorioso de Sión[a] Se alegrarán el desierto y el erial; la estepa se gozará y florecerá como la rosa. Tras la consumación del juicio, Dios reinará en justicia y paz. Esta

Seguir Leyendo »

Tal vez

Tal vez yo voy a envejecer muy rápido, pero lucharé para que el día haya valido la pena. Tal vez sufra innumerables desilusiones en el transcurso de mi vida, pero haré que ellas pierdan

Seguir Leyendo »