Oseas-10

Oseas 10: A dónde nos llevará la religión falsa

Oseas 10:1 Israel es una frondosa viña[a] que da de sí abundante fruto. Cuanto más abundante era su fruto, más se multiplicaban los altares; cuanto mayor era la bondad de su tierra, mejor hacía sus ídolos.[b]

Israel es como una frondosa viña , pero su prosperidad sólo sirve para arrastrarlo a pecar más y más.

Israel prosperó bajo Jeroboam II, y cobró fuerza militar y económica. Pero mientras más próspero se volvía, más abundaba en sus ídolos. Parece ser que mientras más nos da Dios, más gastamos. Queremos casas más grandes, ropas más finas y una educación más costosa. Pero las cosas finas que el mundo ofrece nos llevan al camino de la destrucción. Cuando prospere, considere a dónde se está dirigiendo su dinero. ¿Lo usa para los propósitos de Dios o lo usa todo en usted mismo?

Oseas 10:2 Su corazón está dividido. Ahora serán hallados culpables. Jehová demolerá sus altares y destruirá sus ídolos.

Oseas 10:3 Seguramente dirán ahora: «No tenemos rey porque no temimos a Jehová. Pero, ¿qué haría el rey por nosotros?».

Habiendo abandonado a Dios, el verdadero Rey, un rey terrenal no podrá ayudarlos.

Oseas 10:4 Ellos pronuncian palabras, juran en vano al hacer un pacto; por tanto, el juicio florecerá como ajenjo en los surcos del campo.

Su sistema de justicia no funciona; es como ajenjo , un veneno mortal que destruye la fertilidad de la tierra.

Oseas 10:5 Por las becerras de Bet-avén[c] serán atemorizados los moradores de Samaria. Sí, su pueblo se lamentará a causa del becerro, lo mismo que los sacerdotes que se regocijaban de su gloria, la cual será disipada.

Bet – avén: La palabra hebrea que aquí se emplea para sacerdotes no es la usual «cohen», sino «comer», que designa a los sacerdotes que han servido a dioses paganos.

Bet-avén quiere decir “casa de perversidad”, y se refiere a Bet-el, “casa de Dios”, donde se adoraban dioses falsos. Si los ídolos de los israelitas hubieran sido dioses de verdad, hubieran podido proteger al pueblo. Cuán irónico resulta el hecho de que el pueblo temiera por la seguridad de sus dioses.

Oseas 10:6 El propio becerro será llevado a Asiria como presente al gran rey.[d] Efraín será avergonzado, e Israel se avergonzará de su consejo.[e]

Oseas 10:7 De Samaria fue cortado su rey como espuma sobre la superficie de las aguas.

Oseas 10:8 Los lugares altos[f] de Avén, el pecado de Israel, serán destruidos; sobre sus altares crecerá espino y cardo. Y dirán a los montes: «¡Cubridnos!»; y a los collados: «¡Caed sobre nosotros!».[g]

Oseas 10:9 «Desde los días de Gabaa,[h] tú has pecado, Israel. ¡Allí se han quedado! ¿No tomará la guerra en Gabaa a estos inicuos?

Gabaa sobresale por su crueldad y lujuria en Jueces, y por su rebelión en los días de Saúl

Oseas 10:10 Los castigaré cuando lo desee; los pueblos se juntarán contra ellos cuando sean castigados por su doble crimen.

Dios los castigará por su doble crimen , lo que quizás se refiera a las dos imágenes de carneros en Dan y Betel, o a sus rebeliones contra Dios y el rey

Oseas 10:11 »Efraín es como una novilla domada a la que le gusta trillar. Mas yo pasaré el yugo sobre su lozana cerviz;[i] yo unciré a Efraín, Judá tendrá que arar y Jacob quebrará sus terrones.

En su propia tierra, Israel había trabajado duro y gozado de sus frutos, pero en el exilio estarían obligados a realizar trabajos forzados.

Oseas 10:12 Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia;[j] haced para vosotros barbecho,[k] porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia.[l]

Sembrad, zara: Regar semillas, plantar semillas para incrementar los resultados, diseminar. El verbo zara aparece 55 veces en el Antiguo Testamento para referirse a la siembra de granos, así como a la siembra y a la multiplicación de seres humanos y animales. En el Salmo 97:11, semillas tan poco usuales como la «luz» y la «felicidad», se siegan para los santos de Jehová. Del verbo zara proviene el sustantivo zera, que significa «semilla», ya sea de fruta, grano, de fluidos seminales, o la línea de descendencia que procede de un individuo. Aquí se indica que quienes plantan justicia cosecharán tierna bondad. Compárense el plantar lágrimas y cosechar gozo

Barbecho : Tierra dejada sin cultivar para que recupere su fertilidad.

Oseas utilizó repetidamente ilustraciones acerca de los campos y las cosechas. Aquí habla de la tierra que ya está lista para recibir las semillas: ya no está dura ni llena de piedras, ha sido preparada cuidadosamente y está disponible. ¿Está su vida lista para que Dios trabaje en ella? Usted puede arar el suelo duro de su corazón al reconocer sus pecados y abrir su corazón al perdón de Dios.

Oseas 10:13 Habéis arado impiedad y segasteis iniquidad; comeréis fruto de mentira. Porque confiaste en tu camino[m] y en la multitud de tus valientes,

Los israelitas confiaban en la mentira de que el poder militar podía mantenerlos a salvo. Los creyentes de hoy pueden también ser embaucados por las mentiras. Los que quieren descarriar a otros a menudo siguen estas reglas para mentir bien: miente en grande; mantenla simple; repítela a menudo. Los creyentes pueden evitar caer en las mentiras si se preguntan:

(1) ¿Estoy creyendo en esto porque hay beneficios para mí?

(2) ¿Estoy tomando en cuenta todos los datos importantes?

(3) ¿Entra en conflicto con algún mandamiento directo de las Escrituras?

(4) ¿Hay algún paralelo bíblico con la situación que estoy enfrentando que me pueda ayudar a saber en qué creer?

Oseas 10:14 en medio de tus pueblos se levantará un alboroto; todas tus fortalezas serán destruidas, como destruyó Salmán a Bet-arbel en el día de la batalla, cuando fue destrozada la madre con sus hijos.[n]

Salmán : Se refiere al rey asirio Salmanasar, quien derrotó a las 10 tribus norteñas de Israel. Bet – arbel : pueblo de Galilea.

Algunos dicen que este Salmán es Salmanasar, rey de Asiria; otros dicen que se trata de Salmanu, un rey moabita que se menciona en los anales de Tiglat-pileser. Salmán invadió Galaad alrededor del año 740 a.C. y destruyó la ciudad de Bet-arbel, matando a mucha gente, incluyendo a las mujeres y a los niños. No era una crueldad fuera de lo común en las guerras antiguas. Oseas estaba diciendo que el destino de Israel sería como el de Bet-arbel.

Oseas 10:15 Así hará con vosotros Bet-el, por causa de vuestra gran maldad: al despuntar el día[ñ] desaparecerá para siempre el rey de Israel».

Israel depositó su confianza en el poder militar y no en Dios, como resultado, serían destruidos por el poder militar. El rey de Israel, quien había llevado al pueblo a la idolatría, sería el primero en caer. En ocasiones el castigo divino es rápido, pero siempre es seguro.

¿A dónde nos llevará la religión falsa?

Esta sección sigue empleando los términos de la fecundidad en respuesta a la pregunta: ¿A dónde nos llevará la religión falsa? Otra vez el punto de partida es que tiempo atrás en su historia Israel tenía muchas bendiciones del Señor. Este es el significado de la metáfora: Israel era… una vid exuberante. Sin embargo, la palabra “exuberante” sugiere que todo no está bien con esta vid porque una palabra homófona significa “vacía” o “podrida”. Oseas declara que Israel es una vid que da fruto, pero a la vez se levanta la imagen de una vid estéril.

Israel no entendió sus bendiciones como producto de la gracia de Dios, sino que tomó la actitud mecánica del baalismo en cuanto a ellas. Se pretendía conseguir las bendiciones por actos religiosos, y por multiplicar altares, erigir y adornar piedras rituales. Estos actos religiosos eran vistos como una manera de ganar aun más, como una inversión en el futuro. Entonces Oseas declara que el corazón de Israel es engañoso. Esta palabra significa “hacer liso” y se usa para “adular, engañar”. No obstante, jalaq también significa “dividir”. ¿Será posible que Oseas quiera decir que el corazón del pueblo está dividido entre el Señor y Baal y que por eso serán hallados culpables? Oseas está seguro de que Dios mismo rechazará todo el culto de Israel y destruirá los instrumentos de adoración. La religión falsa de Israel conduce a un culto sin bendiciones.

El versículo 3 también admite dos interpretaciones. En primer lugar, parece que la RVA lo entiende como una esperanza de Oseas de que en el futuro Israel reconocerá que sus problemas son producto de su culpa al no temer al Señor. Dirán que no tienen rey por causa de su pecado y confesarán que sin el temor de Dios aun un rey no podría garantizar bendiciones para Israel. Estas palabras forman la conclusión de la primera parte de esta sección y se presentan como las palabras de esperanza que hay después de un castigo futuro.

Otra posibilidad es que las palabras sean una representación de la actitud que Oseas ve entre el pueblo. Tomadas así, son el inicio de la presentación de los pecados verdaderos de Israel. Por supuesto Israel no diría con tales palabras: “No hemos temido al Señor”. Sin embargo, es exactamente lo que sus acciones significan. Aunque algunos quieren interpretar la palabra “rey” como otro título de Dios, es mejor entenderla en su sentido político. Vez tras vez Israel se encuentra envuelto en golpes de estado, y pierde a un rey pero el nuevo rey no puede mejorar la situación.

En el versículo 4 tenemos el porqué los reyes son ineficaces: Hablan sólo palabras, es decir que sus juramentos legales son falsos (juran en vano). Entran en alianzas políticas inestables, y su “justicia” envenena toda la tierra porque son en realidad “injusticias legales”. La frase no es una declaración del juicio de Dios; tiene que ser una descripción de la “justicia” que ofrecen los reyes de Israel. Debemos notar que mis tampoco está en TM. La palabra campos (saday) es una palabra poética en singular. Los versículos 3 y 4 muestran que la religión falsa arruina tanto al gobierno político como al culto espiritual de la nación.

Los versículos 5 al 8 presentan estos resultados en conjunto. Describen el día cuando los asirios llevarán en cautividad a los dos, ídolo y rey (si el rey de Samaria no es un título para Baal; ver arriba). En los versículos 5 y 6 se anuncia que los habitantes de Samaria que habitualmente adoraron (“temer”, tener reverencia) al ídolo en Betel ahora se lamentarán porque será llevado a Asiria como tributo. La RVA sigue la LXX y otras versiones antiguas. El TM en vez de “becerro” usa “novillas” de Betavén. Puede interpretarse como un plural de majestad y que la forma femenina indique que Oseas tiene desprecio por el toroBaal. También existe la posibilidad de que las “vacas de Betavén sean las devotas del ídolo, el “Habitante de Samaria” (en heb. es singular). Entonces el versículo 5 se traduciría: “Se conmovían a causa de las vacas de Betavén y el habitante de Samaria”. Sobre todo, hace énfasis en que todo el pueblo, incluso los sacerdotes del ídolo (aquí  usa komer, que en el AT siempre se refiere al sacerdote pagano) que se gozaron en la presencia del oro que adornó al becerro, se entristecerá por la pérdida del ídolo, del rey y de los centros culto.

El fin de la religión falsa es la vergüenza: Israel será avergonzado por su consejo (versículo 6c). En vez de “consejo” probablemente sería mejor traducir “desobediencia, rebelión o conflicto” como en Job 13:2 y 106:43. La desobediencia de Israel ha provocado la pérdida de todo. La muerte parece mejor que la vida y el pueblo clama por un terremoto que termine todo. Sin embargo, no es solo que quiere la paz de la muerte. Israel busca cubrir su vergüenza, quiere todavía esconderse de su Dios y su ira. Clamará el pueblo, pero no responderán ni los montes ni las colinas. No habrá en donde esconderse.

El fin viene

Que los versículos 9 al 15 formen la próxima sección se ve por la repetición de la palabra batalla al principio  y al final de la unidad. También la doble iniquidad del versículo 10b encuentra su equivalencia en el versículo 15, gran maldad (“maldad de maldad”, una duplicación de la palabra heb. raah). Con una variedad de metáforas la sección anuncia el fin de Israel y los motivos para esto.

El primer motivo para el fin es que ellos han permanecido en los pecados de Gabaa. Los inicuos de Gabaa sufrieron guerra en el pasado, y los del presente sufrirán igualmente por motivo de esta “doble iniquidad” en Gabaa. ¿Qué es esta doble iniquidad? Sin duda los eventos de Jueces 19-21 forman una parte del pecado de Gabaa. El crimen sexual y la guerra que resultó se ven como el pecado y su castigo. Sin embargo, se menciona un doble pecado. Por eso, hay algunos que notan que Gabaa es la ciudad de Saúl, el primer rey de Israel. Según ellos, Oseas considera la monarquía como un pecado. Entonces los dos pecados de Gabaa serían ese pecado sexual y la monarquía que comenzó con Saúl. Pero Saúl no fue proclamado rey en Gabaa sino en Gilgal y Milpa. Otros creen que los dos pecados son los pecados sexuales del pasado y del presente, y que el nombre no debe entenderse aquí como el lugar Gabaa, sino un término genérico que se traduciría “los collados”, y que sería un símbolo para todo Israel. Un estudio de Jueces 19-21 sugiere todavía otra interpretación de la frase doble iniquidad. Estos capítulos, juntamente con 17 y 18, forman la última sección del libro de Jueces. Probablemente esta colección circuló oralmente en forma independiente en el territorio de Efraín antes del año 721 a. de J.C. Son estos capítulos los únicos que contienen la frase: “En aquellos días no había rey en Israel, y cada uno hacía lo que le parecía recto ante sus propios ojos”. Oseas toma esta frase como condenación de los dos eventos preservados en estos capítulos. El primero cuenta la idolatría de Micaías que tuvo su efecto en Israel desde Efraín hasta Dan. El segundo cuenta el pecado sexual de Gabaa que también afectó a todo Israel. Para Oseas estos dos pecados, la idolatría y el pecado sexual, todavía constituyen la doble iniquidad que destruye al Israel actual.

En la segunda parte de esta sección, Oseas usa una metáfora agrícola para explicar otro motivo del fin de Israel. El pasado, futuro y presente de Israel se describen. El Señor escogió a Israel y el pueblo era obediente a esta elección. En el principio era fácil, como una vaca puede trillar y comer a la vez. Sin embargo, Dios esperaba más de su pueblo. Puso sobre Israel un yugo bello, bien hecho, ajustado y fácil de llevar, pero la nación se volvió en una vaca rebelde. Dios adorna a Efraín para que sea más útil en su obra. Podemos traducir el versículo 11b así: “Judá debe arar, y Jacob debe allanar para sí”. Dios tuvo una esperanza de servicio futuro por parte de Israel. Deben sembrar justicia, o sea actos conformes al pacto, y deben segar lealtad. Deben abrir los surcos de una relación personal con Dios para recibir las ricas bendiciones de su salvación o su justicia activa. Sin embargo, la realidad actual de Israel no era igual a su comienzo en el desierto ni a la esperanza futura a que fue llamado. En el presente el pueblo se mostró culpable de impiedad, injusticia y mentira. El fracaso de Israel en no ser fiel a su llamado es otro motivo de su destrucción.

La unidad termina empleando una vez más el simbolismo de la guerra. En vez de hablar de Gabaa y la guerra, allí usa el evento más reciente de Salmán en Betarbel. Con toda probabilidad, estas palabras se refieren a la campaña de Salmanasar III en su decimoctavo año (el año 841 a. de J.C.) cuando por primera vez los asirios pisaron la tierra de Israel. En esta campaña Salmanasar III pasó al sur de Damasco por Transjordania y el norte de Israel hasta el monte Carmelo en la costa. Se poseen hoy los relatos asirios del evento tan destructivo como el obelisco negro que muestra a Jehú doblado ante Salmanasar, pagando tributo. Por su idolatría, sus cultos sexuales y su incapacidad de ser fiel a su elección, Israel experimentará su fin con toda la violencia de una guerra.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

El viejo ermitaño

Se cuenta lo siguiente de un viejo anacoreta o ermitaño, es decir, una de esas personas que por amor a Dios se refugian en la soledad del desierto, del bosque o de las montañas

Seguir Leyendo »

Las siete maravillas del mundo

El maestro pide a los alumnos que compongan una lista de las 7 maravillas del mundo. Mas tarde les pidió que leyeran su lista. A pesar de algunos desacuerdos, la mayoría votó por lo

Seguir Leyendo »
Por qué no soy feliz, qué es lo que se necesita para ser feliz

Por qué no soy feliz

¿Qué crees tú que necesitas para ser feliz? ¿Qué cosas quisiera tener para experimentar felicidad? o ¿Qué personas necesitas tener a tu lado para sentirte feliz? o ¿Qué circunstancias necesitas que cambien para que

Seguir Leyendo »