Números-8-Aarón-enciende-las-lámparas

Números 8: Aarón enciende las lámparas

Núm 8:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Núm 8:2 Habla a Aarón y dile: Cuando enciendas las lámparas, las siete lámparas alumbrarán hacia adelante del candelero.

Núm 8:3 Y Aarón lo hizo así; encendió hacia la parte anterior del candelero sus lámparas, como Jehová lo mandó a Moisés.

Núm 8:4 Y esta era la hechura del candelero, de oro labrado a martillo; desde su pie hasta sus flores era labrado a martillo; conforme al modelo que Jehová mostró a Moisés, así hizo el candelero.(A)

Relación jerárquica establecida entre Moisés y Aarón. Moisés se ha acercado al arca para escuchar la voz de Dios; Aarón tenía acceso solamente a la habitación donde estaban la mesa y el candelabro, excepto el Día de la Expiación.

El candelabro proporcionaba luz para los sacerdotes cuando llevaban a cabo sus deberes. La luz era además una expresión de la presencia de Dios. Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo”. El candelabro dorado es todavía uno de los mayores símbolos de la fe judía.

Consagración de los levitas

Núm 8:5 También Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 8:6 Toma a los levitas de entre los hijos de Israel, y haz expiación por ellos.

Núm 8:7 Así harás para expiación por ellos: Rocía sobre ellos el agua de la expiación, y haz pasar la navaja sobre todo su cuerpo, y lavarán sus vestidos, y serán purificados.

Estos eran los preparativos para la purificación del templo y tenían lugar antes de la ceremonia. Los asistentes de los sacerdotes debían ser lavados y purificados. Compárese con la ordenación de los sacerdotes en Levítico 8. Se les instaba a pasarse la navaja sobre todo su cuerpo como un símbolo de que se despojaban de toda impureza.

Núm 8:8 Luego tomarán un novillo, con su ofrenda de flor de harina amasada con aceite; y tomarás otro novillo para expiación.

Núm 8:9 Y harás que los levitas se acerquen delante del tabernáculo de reunión, y reunirás a toda la congregación de los hijos de Israel.

Núm 8:10 Y cuando hayas acercado a los levitas delante de Jehová, pondrán los hijos de Israel sus manos sobre los levitas;

Núm 8:11 y ofrecerá Aarón los levitas delante de Jehová en ofrenda de los hijos de Israel, y servirán en el ministerio de Jehová.

La imposición de manos significa que aquel que presenta la ofrenda se identifica con ella. La función de los levitas como ofrenda a Jehová. La ofrenda de los hijos de Israel es la porción del sacrificio que pertenece a los sacerdotes que ofician en el tabernáculo. De la misma manera, Jehová le entregó los levitas a Aarón y sus hijos.

Núm 8:12 Y los levitas pondrán sus manos sobre las cabezas de los novillos; y ofrecerás el uno por expiación, y el otro en holocausto a Jehová, para hacer expiación por los levitas.

Núm 8:13 Y presentarás a los levitas delante de Aarón, y delante de sus hijos, y los ofrecerás en ofrenda a Jehová.

Núm 8:14 Así apartarás a los levitas de entre los hijos de Israel, y serán míos los levitas.

Núm 8:15 Después de eso vendrán los levitas a ministrar en el tabernáculo de reunión; serán purificados, y los ofrecerás en ofrenda.

Núm 8:16 Porque enteramente me son dedicados a mí los levitas de entre los hijos de Israel, en lugar de todo primer nacido; los he tomado para mí en lugar de los primogénitos de todos los hijos de Israel.(B)

Núm 8:17 Porque mío es todo primogénito de entre los hijos de Israel, así de hombres como de animales; desde el día que yo herí a todo primogénito en la tierra de Egipto, los santifiqué para mí.(C)

Núm 8:18 Y he tomado a los levitas en lugar de todos los primogénitos de los hijos de Israel.

Núm 8:19 Y yo he dado en don los levitas a Aarón y a sus hijos de entre los hijos de Israel, para que ejerzan el ministerio de los hijos de Israel en el tabernáculo de reunión, y reconcilien a los hijos de Israel; para que no haya plaga en los hijos de Israel, al acercarse los hijos de Israel al santuario.

Para que ejerzan el ministerio : Significa que los levitas hacían expiación por los israelitas, presentándose como los primogénitos dedicados a Jehová. Para que no haya plaga : Una alusión a que los levitas rodeaban el tabernáculo para aislar a los israelitas

Núm 8:20 Y Moisés y Aarón y toda la congregación de los hijos de Israel hicieron con los levitas conforme a todas las cosas que mandó Jehová a Moisés acerca de los levitas; así hicieron con ellos los hijos de Israel.

Núm 8:21 Y los levitas se purificaron, y lavaron sus vestidos; y Aarón los ofreció en ofrenda delante de Jehová, e hizo Aarón expiación por ellos para purificarlos.

Núm 8:22 Así vinieron después los levitas para ejercer su ministerio en el tabernáculo de reunión delante de Aarón y delante de sus hijos; de la manera que mandó Jehová a Moisés acerca de los levitas, así hicieron con ellos.

Este es el comienzo del servicio levítico. Antes de esto, sólo Moisés, Aarón y los hijos de éste hacían el servicio del tabernáculo; ahora tienen quienes los asistan en la labor de atender el servicio del culto en el antiguo Israel.

Núm 8:23 Luego habló Jehová a Moisés, diciendo:

Núm 8:24 Los levitas de veinticinco años arriba entrarán a ejercer su ministerio en el servicio del tabernáculo de reunión.

Núm 8:25 Pero desde los cincuenta años cesarán de ejercer su ministerio, y nunca más lo ejercerán.

Núm 8:26 Servirán con sus hermanos en el tabernáculo de reunión, para hacer la guardia, pero no servirán en el ministerio. Así harás con los levitas en cuanto a su ministerio.

¿Por qué se suponía que los levitas tenían que retirarse a la edad de cincuenta años? Las razones eran probablemente más prácticas que teológicas.

(1) Transportar el tabernáculo y su mobiliario a lo largo del desierto requería fuerza. Los jóvenes podían realizar mejor el trabajo de levantar estos objetos pesados.

(2) Los levitas mayores de cincuenta años no dejaban de trabajar del todo, se les permitía asistir con varias tareas livianas en el tabernáculo. Esto ayudaba a los más jóvenes a asumir más responsabilidades y permitía que los de mayor edad pudieran instruirlos y aconsejarlos.

Aquí la edad para servir en el tabernáculo comienza a los veinticinco años, en comparación con los 30 de que se habla en 4.3. No se dice por qué fue disminuido el límite mínimo de edad. Como el límite máximo se estableció antes que se iniciara el servicio levítico, puede que haya resultado insuficiente para llenar las necesidades una vez que éste comenzó; de ahí el cambio. O quizás haya existido un período de entrenamiento entre los 25 y los 30 años.

El candelabro. Dios instruye a Moisés que el candelabro, al lado sur del lugar santo del tabernáculo, debe dar su luz hacia adelante. Esto indica que debe iluminar la mesa con el pan de la presencia, que estaba al lado norte del lugar santo. Había doce panes sobre la mesa para representar las doce tribus de Israel. La forma del candelabro, con su tronco, ramas y flores, era como un árbol, símbolo de vida y bendición. El diseño del candelabro es típico de los que estaban en uso entre los siglos XV y XIII a. de J.C., otra indicación de la antigüedad de los datos presentados en el libro. Cuando la luz del candelabro cae sobre los panes en la mesa, simboliza que Jehová da vida y bendición a su pueblo.

¿Por qué se incluye este pasaje aquí?, las tribus presentaron sus ofrendas para la dedicación del altar. Los sacerdotes usaron los utensilios cada día en hacer la ofrenda diaria sobre el altar. También tenían que atender el fuego del altar de incienso y del candelabro cada día. Pero además de esta asociación temporal entre el altar y el candelabro, hay una relación simbólica. En relación con la ofrenda diaria, los sacerdotes bendecían al pueblo. La luz del candelabro sobre los panes da un cuadro simbólico del cumplimiento de la bendición pedida por los sacerdotes al sacrificar los animales diariamente sobre el altar. Las bendiciones prometidas llegan a ser una realidad cuando el pueblo responde a las promesas de Dios con fe, obediencia y entrega.

La consagración de los levitas

Las instrucciones, y el cumplimiento.

Vimos que los levitas trataban con el santuario y con los muebles sagrados. Por eso, tenían que estar limpios antes de entrar en sus tareas santas. Aunque la ceremonia de su purificación no es tan elaborada como la consagración de los sacerdotes, son rociados con agua para purificación, se rasuran, lavan sus vestidos, y presentan sacrificios. En una ceremonia pública, el pueblo les impone las manos, probablemente a través de unos líderes que actúan en nombre de todo el pueblo). Aunque a veces la imposición de manos significa la recomendación de liderazgo y autoridad, parece que aquí, como en los sacrificios, simboliza la identificación del pueblo con lo presentado a Dios. Como el animal sacrificado toma el lugar de la persona que lo ofrece, los levitas toman el lugar de los primogénitos de todo el pueblo. Aunque los levitas son puestos aparte para un servicio especial, son los representantes ante Dios de todo el pueblo.

Los levitas son entonces presentados (simbólicamente) a Dios, pero como una ofrenda mecida, son recibidos de vuelta por los sacerdotes para su uso. Los levitas tienen que hacer sacrificios para hacer expiación por sus propios pecados. Sólo después de esto pueden hacer expiación por el pueblo en el sentido de pagar con sus vidas el precio del rescate de los primogénitos de todo el pueblo. Al ser purificados, los levitas pueden entrar en su servicio sagrado. Si uno del pueblo, no purificado especialmente para el servicio de Dios, intentara hacer lo que ellos hacen, sufrirían la muerte. En este sentido, los levitas evitan que haya mortandad entre el pueblo.

La edad de servicio de los levitas.

A la edad de 50 años, los levitas deben retirarse del servicio. La nota en la RVA interpreta este como servicio en el culto, pero parece mejor entender este servicio como el trabajo arduo de desmontar, transportar, y erigir el tabernáculo. Al llegar a los 50 años, podían ayudar en varias maneras, pero tenían que retirarse del trabajo duro. Un problema resulta de la afirmación que entran en el servicio a la edad de 25 años, mientras que la edad de servicio era entre los 30 y 50. Parece que este mandato se dio en relación con la consagración de los levitas, que probablemente tuvo lugar durante el primer mes del segundo año. Si el censo de los levitas en el cap. 4 se tomó alrededor de la ocasión del censo militar de todo el pueblo en el cap. 1, entonces tuvo lugar en el segundo mes. Quizás a la luz del número de levitas disponibles, la edad de su entrada en el servicio fue cambiada.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

La lucha

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder ver la mariposa cuando saliera del capullo. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se

Seguir Leyendo »

Los diez mandamientos de los padres

Amor: Todo niño necesita y espera ser amado por lo padres. Un amor a través de gestos y principalmente de dedicación (tiempo, paciencia, etc) y no apenas de palabras. Como respuesta a esta actitud

Seguir Leyendo »