Números 6: El voto de los nazareos

Núm 6:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

Núm 6:2 Habla a los hijos de Israel y diles: El hombre o la mujer que se apartare haciendo voto de nazareo,[a] para dedicarse a Jehová,

En los días de Moisés, un voto personal era tan obligatorio como un contrato por escrito. Una cosa era decir que iba a hacer algo, pero se consideraba con mucha mayor seriedad cuando uno hacía un voto solemne para hacerlo. Dios instituyó el voto de nazareo para los que querían dedicar algún tiempo exclusivamente para servirlo. Este voto podía ser por un período corto de treinta días, o uno tan largo como toda una vida. Era voluntario, con una excepción: los padres podían tomar el voto para sus hijos jóvenes, haciéndolos nazareos de por vida.

El voto incluía tres restricciones:

(1) debía abstenerse del vino y las bebidas fermentadas,
(2) su cabello no podía ser recortado ni la barba afeitada y
(3) le estaba prohibido tocar un cadáver.

El propósito del nazareato era levantar un grupo de líderes dedicados completamente a Dios. Sansón, Samuel y Juan el Bautista, fueron probablemente nazareos de por vida.

Nazareo es un sustantivo derivado de un verbo que puede traducirse como «apartar». La palabra define simplemente a aquel que se aparta a sí mismo para el Señor durante un tiempo específico. Este nazareo temporal es probablemente distinto de aquel que hacía voto de por vida, como fue el caso de Sansón.

Núm 6:3 se abstendrá de vino y de sidra; no beberá vinagre de vino, ni vinagre de sidra, ni beberá ningún licor de uvas, ni tampoco comerá uvas frescas ni secas.

Núm 6:4 Todo el tiempo de su nazareato, de todo lo que se hace de la vid, desde los granillos hasta el hollejo, no comerá.

Núm 6:5 Todo el tiempo del voto de su nazareato no pasará navaja sobre su cabeza; hasta que sean cumplidos los días de su apartamiento a Jehová, será santo; dejará crecer su cabello.

Núm 6:6 Todo el tiempo que se aparte para Jehová, no se acercará a persona muerta.

Núm 6:7 Ni aun por su padre ni por su madre, ni por su hermano ni por su hermana, podrá contaminarse cuando mueran; porque la consagración de su Dios tiene sobre su cabeza.

Núm 6:8 Todo el tiempo de su nazareato, será santo para Jehová.

Núm 6:9 Si alguno muriere súbitamente junto a él, su cabeza consagrada será contaminada; por tanto, el día de su purificación raerá su cabeza; al séptimo día la raerá.

Núm 6:10 Y el día octavo traerá dos tórtolas o dos palominos al sacerdote, a la puerta del tabernáculo de reunión.

Núm 6:11 Y el sacerdote ofrecerá el uno en expiación, y el otro en holocausto; y hará expiación de lo que pecó a causa del muerto, y santificará su cabeza en aquel día.

Núm 6:12 Y consagrará para Jehová los días de su nazareato, y traerá un cordero de un año en expiación por la culpa; y los días primeros serán anulados, por cuanto fue contaminado su nazareato.

Núm 6:13 Esta es, pues, la ley del nazareo el día que se cumpliere el tiempo de su nazareato: Vendrá a la puerta del tabernáculo de reunión,

Núm 6:14 y ofrecerá su ofrenda a Jehová, un cordero de un año sin tacha en holocausto, y una cordera de un año sin defecto en expiación, y un carnero sin defecto por ofrenda de paz.

Holocausto . . . expiación y ofrenda de paz es una trilogía familiar desde los inicios del ministerio sacerdotal de Aarón.

Núm 6:15 Además un canastillo de tortas sin levadura, de flor de harina amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite, y su ofrenda y sus libaciones.

Núm 6:16 Y el sacerdote lo ofrecerá delante de Jehová, y hará su expiación y su holocausto;

Núm 6:17 y ofrecerá el carnero en ofrenda de paz a Jehová, con el canastillo de los panes sin levadura; ofrecerá asimismo el sacerdote su ofrenda y sus libaciones.

Su ofrenda y sus libaciones no son ofrendas distintas, sino que forman parte del ritual de la ofrenda de paz . La necesidad de observar estos rituales para absolver a las personas de sus votos refuerza su importancia.

Núm 6:18 Entonces el nazareo raerá a la puerta del tabernáculo de reunión su cabeza consagrada, y tomará los cabellos de su cabeza consagrada y los pondrá sobre el fuego que está debajo de la ofrenda de paz.

Núm 6:19 Después tomará el sacerdote la espaldilla cocida del carnero, una torta sin levadura del canastillo, y una hojaldre sin levadura, y las pondrá sobre las manos del nazareo, después que fuere raída su cabeza consagrada;

Núm 6:20 y el sacerdote mecerá aquello como ofrenda mecida delante de Jehová, lo cual será cosa santa del sacerdote, además del pecho mecido y de la espaldilla separada; después el nazareo podrá beber vino.

Ofrenda mecida : Un tipo de ofrenda de paz.

Núm 6:21 Esta es la ley del nazareo que hiciere voto de su ofrenda a Jehová por su nazareato, además de lo que sus recursos le permitieren; según el voto que hiciere, así hará, conforme a la ley de su nazareato.(A)

Los tres aspectos del voto de nazareo son: abstinencia del fruto de la vid, no cortarse el pelo y evitar contaminarse entrando en contacto con un cadáver. Parece que cuidarse de estas cosas era considerado como actos específicos de disciplina y limpieza.

La bendición sacerdotal

Núm 6:22 Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 6:23 Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles:

Núm 6:24 Jehová te bendiga, y te guarde;

Te bendiga : Alude a que Jehová hace prosperar a los creyentes que protege contra cualquier daño.

Núm 6:25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;

Haga resplandecer su rostro sobre ti : Implica favorecer a quien adora al Señor, tratándolo con misericordia.

Núm 6:26 Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. m

Una bendición era una forma de pedir que el favor divino de Dios descansara en otros. La bendición antigua en estos versículos nos ayuda a comprender lo que se suponía que una bendición tenía que hacer. Sus cinco partes transmitían el deseo de que Dios

(1) lo bendijera y lo guardara (favor y protección),
(2) hiciera que su rostro resplandeciera sobre ellos (sea complacido),
(3) sea misericordioso (piadoso y compasivo),
(4) volviera su rostro hacia ellos (les diera su aprobación),
(5) les diera paz.

Cuando usted pide a Dios que lo bendiga a usted o a otros, le está pidiendo estas cinco cosas. La bendición que usted ofrece no sólo ayudará al que la recibe; además le demostrará amor, alentará a otros y proporcionará un modelo de interés en aquellos que observan.

Alce sobre ti su rostro: trae consigo paz , la provisión de todas las cosas necesarias para el bienestar del ser humano.

Núm 6:27 Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré.

Te y ti son formas singulares en hebreo, y se usan para dirigirse a un individuo, aunque aquí pueden ser interpretadas como una referencia a todo Israel. Se incluye aquí un poema con tres versos; cada uno de ellos contiene dos verbos que aluden a Jehová. Se le conoce como la bendición de Aarón y muchos cristianos hoy en día la citan literalmente.

Los nazareos

Cosas que contaminan a los nazareos.

El nazareo era uno que había hecho un voto especial de consagrarse enteramente a Dios. Parece que generalmente un individuo hizo el voto por su propia iniciativa y que su consagración duró por un tiempo determinado (aunque Sansón fue designado nazareo de por vida antes de su nacimiento según. El nombre nazareo viene de la misma raíz que “separado”; era entonces uno separado de todo lo que podía contaminarle. Tenía que abstenerse de la vid en todas sus formas, y evitar todo contacto con la muerte. Durante todo el período de su consagración tenía que dejarse crecer el cabello. El cabello era un símbolo visible de su santidad.

Las reglas demuestran que la santidad de un nazareo era del mismo nivel como la del sumo sacerdote, porque un sacerdote podía contaminarse cuando moría un pariente cercano, pero el sumo sacerdote no podía hacerlo. La muerte era causa de contaminación para todos los hombres de Israel, pero era especialmente severa la contaminación que causó para los que debían estar enteramente consagrados a Dios, como el sumo sacerdote y el nazareo.

La purificación de un nazareo contaminado.

Si el nazareo tuvo cualquier contacto con un cadáver durante el período de su dedicación, su cabeza consagrada llegó a estar contaminada. Tenía entonces que rasurarse, presentar varios sacrificios y empezar de nuevo su período de consagración.

El sacrificio por el pecado se presentó en casos cuando uno transgredía por inadvertencia algún mandamiento de Jehová. El pecado es como una mancha que hace que la persona sea inmunda o contaminada. El propósito de este sacrificio entonces era de limpiar a la persona y quitar la mancha (o sea de hacer expiación). Como la palabra hatt’t puede traducirse “pecado” o “purificación”, algunos prefieren llamarlo un sacrificio de purificación. El nazareo que había tenido contacto con la muerte tenía que limpiarse de esta contaminación.

Además, presentó un holocausto. Como todo el animal se quemaba sobre el altar en este sacrificio, a veces se le llama una ofrenda quemada. Puede tener algo de significado expiatorio, pero también expresa la idea de una nueva consagración a Dios. Como el animal entero se presentó a Dios sobre el altar, así la persona simbólicamente se dedicó enteramente a Dios.

El nazareo contaminado tenía que presentar también un sacrificio por la culpa. La idea aquí parece ser que el pecador tiene una deuda hacia Dios que debe pagar. Puede ser que el pecador ha retenido algo que pertenece a Dios, o no ha cumplido un voto a Dios, o que ha traspasado en algo que es el derecho exclusivo de Dios. De todos modos, tiene que hacer restitución o indemnización a Dios. El nombre de este sacrificio (‘asami ) es la misma palabra que se traduce “restitución”. Por eso, algunos prefieren llamarlo el sacrificio de restauración o restitución en vez del sacrifico por la culpa.

El cumplimiento del voto del nazareo.

Al cumplir el período de separación estipulado en el voto del nazareo, tenía que presentar en sacrificio un holocausto, un sacrificio por el pecado y un sacrificio de paz. En el último sacrificio, solamente una parte del animal se quemaba sobre el altar; el adorador y el sacerdote se comían el resto. Esta comida sagrada celebraba la (restauración de la) comunión o la paz con Dios. El sacrificio de paz se presentaba también en relación con el tomar y/o el cumplimiento de un voto. Los sacrificios se acompañaron por ofrendas cereales (o vegetales) y una libación de vino.

El sacerdote tomaba la espaldilla del sacrificio de paz, junto con parte de la ofrenda cereal, y las presentaba como una ofrenda mecida. Parece que el sacerdote tomaba esta ofrenda en sus manos y la movía desde un lado hasta el otro. Este movimiento horizontal simbolizaba que la ofrenda se presentaba ritualmente a Dios y después se recibía de vuelta para el uso del sacerdote. La ofrenda alzada parece ser semejante, pero en este caso el movimiento era vertical, porque el sacerdote la levantaba en alto y después la bajaba.

Los sacrificios presentados por el nazareo al cumplir su voto son semejantes a los presentados en la ocasión de la consagración de Aarón y sus hijos al sacerdocio, pero aquí marcan el fin del período de consagración, en vez de su comienzo. El nazareo también tenía que rasurarse la cabeza. Como el cabello era la señal de su consagración especial a Jehová, al volver a su estado anterior como laicos, tenía que dedicar o devolver a Dios el cabello santo quemándolo.

La bendición sacerdotal. Después de tratar de varias causas de contaminación y cómo responder para mantener la santidad del pueblo de Dios, encontramos esta bendición lindísima. Subraya la verdad de que sólo un pueblo santo puede gozar de las bendiciones de Dios, pero cuando el pueblo se mantiene limpio de contaminación, Jehová se deleita en poner su nombre sobre ellos y bendecirlos. Los sacerdotes solían pronunciar esta bendición al finalizar el sacrificio diario. Los arqueólogos han descubierto en una tumba en Jerusalén un amuleto que viene del siglo VII a. de J.C. con esta bendición inscrita, demostrando que ya estaba en uso común antes del exilio en Babilonia.

El pedido de que Jehová “bendiga” a uno puede incluir todo tipo de cosas buenas: tierra y bienes materiales, descendencia, buena salud y gozo espiritual en la presencia de Dios. Guardar se refiere a la protección de Dios sobre los suyos. Hacer el rostro resplandecer sobre uno significa mirarle con favo. Cuando Jehová tiene misericordia de uno, actúa en base a su pura gracia para salvarle de todo trance agudo. Levantar hacia uno su rostro quiere decir fijar la atención en uno con un propósito benevolente y notar en contraste la angustia experimentada cuando Jehová esconde su rostro. El último pedido, que Dios ponga en ti paz, es el más rico de todos. En el hebreo, shalom significa mucho más que la ausencia del conflicto; incluye las ideas de prosperidad, salud, gozo, bienestar total, y aun la salvación. ¡Qué bendición más rica que Dios ofreció a su pueblo si se mantenía santo y obediente! ¡Qué bendición que nos ofrece ahora en Jesucristo si somos obedientes!

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Trabajemos con Gozo

Una persona feliz no es una persona con un juego particular de circunstancias, sino más bien una persona con un juego particular de actitudes. Hugh Downs ¡Tenemos opciones de escoger cualquier cosa en este

Seguir Leyendo »

Poncio Pilato juzga a Jesús

Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era de mañana, y ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse, y así poder comer la pascua. Entonces salió Pilato a ellos, y

Seguir Leyendo »

La felicidad

Un gato grande ve como un gatito da vueltas sobre sí mismo, tratando de agarrarse la cola, y le pregunta: —¿Por qué lo haces?. Y, el gatito responde: —Porque me he dado cuenta de

Seguir Leyendo »