Números 32: Rubén y Gad se establecen al oriente del Jordán

Categorías: Antiguo Testamento y Numeros.

Con este capítulo comienza la ocupación de la tierra, por lo menos de aquella parte que correspondía al este del río Jordán. Dos y media tribus decidieron establecerse en el territorio recientemente conquistado, el cual era apropiado para la ganadería. La preocupación de Moisés giraba en torno a si el motivo real de su deseo de quedarse del otro lado del Jordán obedecía al temor de penetrar en la tierra prometida, lo que había sido el fallo de la primera generación. Cuando se resuelve ese problema, gracias al compromiso asumido por las dos y media tribus de participar en la conquista de la tierra prometida, se autorizó su pedido de vivir al este del río Jordán.

Tres tribus (Rubén, Gad, y la mitad de la tribu de Manasés) querían vivir al este del río Jordán (área al oriente del Jordán) en la tierra que ya habían conquistado. Moisés asumió de inmediato que tenían motivos egoístas y trataban de evitar ayudar a los demás a pelear por la tierra que estaba del otro lado del río. Pero Moisés sacó una conclusión equivocada. Al tratar con la gente, debemos indagar en todos los detalles antes de arribar a una conclusión. No debemos suponer automáticamente que sus motivos son equivocados, aun si sus planes suenan sospechosos.

Núm 32:1 Los hijos de Rubén y los hijos de Gad tenían una muy inmensa muchedumbre de ganado; y vieron la tierra de Jazer y de Galaad, y les pareció el país lugar de ganado.

Núm 32:2 Vinieron, pues, los hijos de Gad y los hijos de Rubén, y hablaron a Moisés y al sacerdote Eleazar, y a los príncipes de la congregación, diciendo:

Núm 32:3 Atarot, Dibón, Jazer, Nimra, Hesbón, Eleale, Sebam, Nebo y Beón,

Núm 32:4 la tierra que Jehová hirió delante de la congregación de Israel, es tierra de ganado, y tus siervos tienen ganado.

Núm 32:5 Por tanto, dijeron, si hallamos gracia en tus ojos, dése esta tierra a tus siervos en heredad, y no nos hagas pasar el Jordán.

Núm 32:6 Y respondió Moisés a los hijos de Gad y a los hijos de Rubén: ¿Irán vuestros hermanos a la guerra, y vosotros os quedaréis aquí?

Núm 32:7 ¿Y por qué desanimáis a los hijos de Israel, para que no pasen a la tierra que les ha dado Jehová?

¿ Y por qué desanimáis . . . ? a las otras tribus para que no participen en la conquista de la tierra al oeste del Jordán equivaldría a lo que hicieron los enviados. Ello tendría implicaciones para todo Israel.

Núm 32:8 Así hicieron vuestros padres, cuando los envié desde Cades-barnea para que viesen la tierra.

Núm 32:9 Subieron hasta el torrente de Escol, y después que vieron la tierra, desalentaron a los hijos de Israel para que no viniesen a la tierra que Jehová les había dado.(A)

Núm 32:10 Y la ira de Jehová se encendió entonces, y juró diciendo:

Núm 32:11 No verán los varones que subieron de Egipto de veinte años arriba, la tierra que prometí con juramento a Abraham, Isaac y Jacob, por cuanto no fueron perfectos en pos de mí;

Pages: 1 2 3 4 5

Deja un comentario