Números 14: Los israelitas se rebelan contra Jehová

Categorías: Antiguo Testamento y Numeros.

Núm 14:1 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche.

Núm 14:2 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !!Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!

Vivir o morir como esclavos en Egipto era preferible a sufrir las penalidades del desierto, de acuerdo con las quejas de la gente. Ahora morir en el desierto parece preferible a morir en la tierra prometida.

Perdona ahora la iniquidad de este pueblo según la grandeza de tu misericordia, y como has perdonado a este pueblo desde Egipto hasta aquí.(C)

Núm 14:3 ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?

Núm 14:4 Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.

Cuando se levantó el coro de desesperación, todo el mundo se le unió. El mayor temor de ellos se estaba haciendo realidad. Al perder su perspectiva, el pueblo se vio atrapado en la emoción del momento, y se olvidó de lo que conocían acerca del carácter de Dios. ¿Qué hubiera pasado si el pueblo hubiera gastado la misma energía para marchar hacia adelante que la que usaron para retirarse? Hubieran conquistado la tierra prometida en mucho menos tiempo y con menos esfuerzo. Cuando un grito de desesperación surge a su alrededor, tome en cuenta el panorama total antes de unírsele. Quizá haya cosas mejores en las que pueda utilizar su energía en lugar de quejarse.

Núm 14:5 Entonces Moisés y Aarón se postraron sobre sus rostros delante de toda la multitud de la congregación de los hijos de Israel.

Se postraron sobre sus rostros : Una señal de desolación o de intercesión por parte de Moisés y Aarón.

Núm 14:6 Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos,

Rompieron sus vestidos : Una reacción de dolor.

El romperse las vestiduras era un modo habitual de demostrar profunda congoja, pena o desesperanza. Josué y Caleb estaban sumamente afligidos ante la negativa del pueblo a entrar a la tierra.

Núm 14:7 y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena.

Núm 14:8 Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.

Núm 14:9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová,(A) ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.

Los comeremos como pan : Probablemente una réplica a los enviados que habían dicho, que la tierra se tragaba a sus moradores. Su amparo : Literalmente: «su sombra», una gráfica referencia a los ídolos de los habitantes, que los protegerían de las inclemencias del sol.

Con grandes milagros, liberó de la esclavitud a los israelitas, a través del desierto desolado y hasta el mismo límite de la tierra prometida. El los protegió, los alimentó, y cumplió todas sus promesas. Y así cuando los alentó para que dieran el último paso de fe y entraran en la tierra, el pueblo rehusó. Después de ser testigos de grandes milagros, ¿por qué dejaron de confiar en Dios? ¿Por qué se negaron a entrar en recordamos todo lo que El ha hecho por nosotros.

Núm 14:10 Entonces toda la multitud habló de apedrearlos.

Pero la gloria de Jehová se mostró en el tabernáculo de reunión a todos los hijos de Israel,

La decisión de la congregación de ejecutar a Josué y Caleb no se lleva a cabo debido a la intervención de Jehová. En vez de ello son ejecutados por Jehová los otros diez enviados, mientras Josué y Caleb conservan la vida.

Dos hombres sabios, Josué y Caleb, alentaron al pueblo a actuar de acuerdo con la promesa de Dios y seguir adelante y entrar a la tierra. El pueblo rechazó su consejo e incluso habló de matarlos. No sea demasiado apresurado en rechazar el consejo que no le agrada. Haga una cuidadosa evaluación y compárelo con las enseñanzas contenidas en la Palabra de Dios. El consejo podría ser un mensaje de Dios.

Núm 14:11 y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo? ¿Hasta cuándo no me creerán, con todas las señales que he hecho en medio de ellos?

Núm 14:12 Yo los heriré de mortandad y los destruiré, y a ti te pondré sobre gente más grande y más fuerte que ellos.

Núm 14:13 Pero Moisés respondió a Jehová: Lo oirán luego los egipcios, porque de en medio de ellos sacaste a este pueblo con tu poder;

Núm 14:14 y lo dirán a los habitantes de esta tierra, los cuales han oído que tú, oh Jehová, estabas en medio de este pueblo, que cara a cara aparecías tú, oh Jehová, y que tu nube estaba sobre ellos, y que de día ibas delante de ellos en columna de nube, y de noche en columna de fuego;

Núm 14:15 y que has hecho morir a este pueblo como a un solo hombre; y las gentes que hubieren oído tu fama hablarán, diciendo:

Núm 14:16 Por cuanto no pudo Jehová meter este pueblo en la tierra de la cual les había jurado, los mató en el desierto.

Núm 14:17 Ahora, pues, yo te ruego que sea magnificado el poder del Señor, como lo hablaste, diciendo:

Pages: 1 2 3 4 5

Deja un comentario