Números-2-Campamentos-y-jefes-de-las-tribus

Números 2: Campamentos y jefes de las tribus

Núm 2:1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:

Núm 2:2 Los hijos de Israel acamparán cada uno junto a su bandera, bajo las enseñas de las casas de sus padres; alrededor del tabernáculo de reunión acamparán.

Completado el censo militar, se dan instrucciones para la organización de las tribus y sus ejércitos. El campamento se organiza con tres tribus a cada lado del tabernáculo, de manera que la morada de Jehová se encuentre en el medio. Cuando éstas dejaban el campamento e iniciaban la marcha, las seis tribus situadas al este y al sur se ponían al frente, seguidas por los levitas que viajaban junto al tabernáculo en el centro; a continuación marchaban las seis tribus acampadas al oeste y al norte, respectivamente. Ya sea acampadas, o sobre la marcha, el tabernáculo se mantenía en el lugar central. Se le daba prioridad a una de las tribus que ocupaban cada uno de los lados del tabernáculo, Judá al este, Rubén al sur, Efraín al oeste y Dan al norte.

Bajo las enseñas de las casas de sus padres : Parece que se refiere al símbolo no militar alrededor del cual se agrupaban las tribus en el campamento, mientras la bandera se referiría específicamente a la agrupación militar. Se habla de los integrantes no militares del campamento, mientras que el resto del capítulo trata de las formaciones militares.

La nación de Israel estaba organizada en tribus por varias razones:

(1) Era un medio eficaz de administrar y gobernar un grupo tan grande.(2) Hacía más fácil la división de la tierra prometida.

(3) Era parte de su cultura y herencia (la gente no era conocida por su apellido, sino por su familia, clan y tribu).

(4) Se podía llevar más fácilmente un registro de las genealogías cuando las tribus estaban juntas. Las genealogías eran la única forma de demostrar que uno era un miembro legítimo del pueblo escogido de Dios.

(5) Los viajes eran más eficientes. Todas las personas conocían el estandarte de su tribu (una especie de bandera) y de esta manera permanecían juntos y evitaban perderse.

Núm 2:3 Estos acamparán al oriente, al este: la bandera del campamento de Judá, por sus ejércitos; y el jefe de los hijos de Judá, Naasón hijo de Aminadab.

Núm 2:4 Su cuerpo de ejército, con sus contados, setenta y cuatro mil seiscientos.

Núm 2:5 Junto a él acamparán los de la tribu de Isacar; y el jefe de los hijos de Isacar, Natanael hijo de Zuar.

Núm 2:6 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta y cuatro mil cuatrocientos.

Núm 2:7 Y la tribu de Zabulón; y el jefe de los hijos de Zabulón, Eliab hijo de Helón.

Núm 2:8 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta y siete mil cuatrocientos.

Núm 2:9 Todos los contados en el campamento de Judá, ciento ochenta y seis mil cuatrocientos, por sus ejércitos, marcharán delante.

Núm 2:10 La bandera del campamento de Rubén estará al sur, por sus ejércitos; y el jefe de los hijos de Rubén, Elisur hijo de Sedeur.

Núm 2:11 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cuarenta y seis mil quinientos.

Núm 2:12 Acamparán junto a él los de la tribu de Simeón; y el jefe de los hijos de Simeón, Selumiel hijo de Zurisadai.

Núm 2:13 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta y nueve mil trescientos.

Núm 2:14 Y la tribu de Gad; y el jefe de los hijos de Gad, Eliasaf hijo de Reuel.

Núm 2:15 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta.

Núm 2:16 Todos los contados en el campamento de Rubén, ciento cincuenta y un mil cuatrocientos cincuenta, por sus ejércitos, marcharán los segundos.

Núm 2:17 Luego irá el tabernáculo de reunión, con el campamento de los levitas, en medio de los campamentos en el orden en que acampan; así marchará cada uno junto a su bandera.

Este versículo ofrece la clave para la comprensión del capítulo, al indicar que la centralidad del tabernáculo de reunión era la cuestión más importante.

Núm 2:18 La bandera del campamento de Efraín por sus ejércitos, al occidente; y el jefe de los hijos de Efraín, Elisama hijo de Amiud.

Núm 2:19 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cuarenta mil quinientos.

Núm 2:20 Junto a él estará la tribu de Manasés; y el jefe de los hijos de Manasés, Gamaliel hijo de Pedasur.

Núm 2:21 Su cuerpo de ejército, con sus contados, treinta y dos mil doscientos.

Núm 2:22 Y la tribu de Benjamín; y el jefe de los hijos de Benjamín, Abidán hijo de Gedeoni.

Núm 2:23 Y su cuerpo de ejército, con sus contados, treinta y cinco mil cuatrocientos.

Núm 2:24 Todos los contados en el campamento de Efraín, ciento ocho mil cien, por sus ejércitos, irán los terceros.

Núm 2:25 La bandera del campamento de Dan estará al norte, por sus ejércitos; y el jefe de los hijos de Dan, Ahiezer hijo de Amisadai.

Núm 2:26 Su cuerpo de ejército, con sus contados, sesenta y dos mil setecientos.

Núm 2:27 Junto a él acamparán los de la tribu de Aser; y el jefe de los hijos de Aser, Pagiel hijo de Ocrán.

Núm 2:28 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cuarenta y un mil quinientos.

Núm 2:29 Y la tribu de Neftalí; y el jefe de los hijos de Neftalí, Ahira hijo de Enán.

Núm 2:30 Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta y tres mil cuatrocientos.

Núm 2:31 Todos los contados en el campamento de Dan, ciento cincuenta y siete mil seiscientos, irán los últimos tras sus banderas.

Núm 2:32 Estos son los contados de los hijos de Israel, según las casas de sus padres; todos los contados por campamentos, por sus ejércitos, seiscientos tres mil quinientos cincuenta.

El versículo ofrece un resumen sobre el tamaño de los ejércitos.

Núm 2:33 Mas los levitas no fueron contados entre los hijos de Israel, como Jehová lo mandó a Moisés.

La excepción hecha con los levitas es un eco de 1.49-53 y sirve de prólogo a los dos capítulos siguientes.

Núm 2:34 E hicieron los hijos de Israel conforme a todas las cosas que Jehová mandó a Moisés; así acamparon por sus banderas, y así marcharon cada uno por sus familias, según las casas de sus padres.

¡Este debió haber sido uno de los campamentos más grandes que el mundo haya visto! Debió haber abarcado casi 31 km para levantar las tiendas de los 600,000 guerreros, sin considerar a las mujeres y a los niños. Moisés seguramente tuvo dificultades para manejar un grupo tan grande. En las primeras etapas del viaje y en el monte Sinaí, el pueblo fue básicamente obediente tanto a Dios como a Moisés. Pero cuando el pueblo abandonó el monte Sinaí, repentinamente comenzó a quejarse, refunfuñar y a desobedecer. Pronto surgieron los problemas y Moisés ya no pudo manejar de manera eficaz a los israelitas. Los libros de Exodo, Levítico y Números presentan un tremendo contraste entre lo mucho que podemos lograr cuando obedecemos a Dios y cuán poco podemos realizar cuando no lo hacemos.

La organización del pueblo para la marcha.

Instrucciones generales. El pueblo debe acampar alrededor del tabernáculo. La costumbre antigua era de poner la tienda del rey en el centro del campamento. Así la ubicación central del tabernáculo indica que Jehová fue reconocido como el Rey divino de Israel. Además, como el tabernáculo estaba en el centro del campamento, la adoración de Jehová era el foco de la vida de Israel. Esto refleja la verdad de que Dios debe tener el lugar central en nuestras vidas y debemos reconocer su señorío en cada aspecto de la vida.

El lado este Las tribus de Judá, Isacar y Zabulón acampan al este del tabernáculo. Salen primero en el orden de marcha, bajo el liderazgo de Judá. Así que se da el lugar preeminente a la tribu de Judá, de la cual vendría al fin el Mesías. (En todo este capítulo, los nombres de los líderes de las tribus son los mismos que ayudaron con el censo, y las cifras para cada tribu son las mismas encontradas.

El lado sur. Las tribus de Rubén, Simeón y Gad acampan al sur. Salen en el segundo lugar, bajo el liderazgo de Rubén, el mayor de todos los hijos de Jacob.

El centro del campamento. Los levitas acampan alrededor del tabernáculo. Salen en medio de las tribus donde los clanes levíticos de Gersón y Merari salen antes del grupo bajo Rubén, y el clan de Cohat, con las cosas más sagradas, sigue el grupo bajo Rubén).

El lado oeste, 2:18-24. Las tribus de Efraín, Manasés, y Benjamín acampan al oeste del tabernáculo. Efraín y Manasés eran hijos de José, pero Jacob los adoptó y les dio una herencia como a sus propios hijos. Entonces las tribus de los hijos de Raquel están todas juntas en el campamento. Salen terceros en la marcha bajo el liderazgo de Efraín. Después de la conquista de la tierra, Efraín llegaría a ser la tribu dominante entre las del norte; tanto que después de la división del reino, las diez tribus de Israel del norte a menudo se llaman Efraín.

El lado norte. Las tribus de Dan, Aser y Neftalí acampan al norte del tabernáculo. Salen en último lugar, bajo el liderazgo de Dan.

Resumen. Se destaca la obediencia del pueblo a los mandamientos de Jehová.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Los cuatro elementos

La clase estaba más llena de lo habitual. Podía notarlo. También más callada. La vuelta a la normalidad se realizaba lentamente, pero a todos nos costaba. Y mucho. En poco tiempo habíamos pasado de

Seguir Leyendo »
Santiago 2: La fe y las discriminaciones

Santiago 2: La fe y las discriminaciones

Ustedes, hermanos míos, que creen en nuestro glorioso Señor Jesucristo, no deben hacer discriminaciones entre una persona y otra. Hermanos, no podéis creer que tenéis fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo, y sin embargo

Seguir Leyendo »

Fe y paraguas

En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos sus habitantes debido a que subsistían con el fruto del trabajo del campo. A

Seguir Leyendo »