Nehemías-12-Sacerdotes-y-levitas

Nehemías 12: Sacerdotes y levitas

Nehemías 12:1 Sacerdotes y levitas[a] Estos son los sacerdotes y levitas que subieron con Zorobabel hijo de Salatiel, y con Jesúa: Seraías, Jeremías, Esdras,[b]

Nehemías 12:2 Amarías, Maluc, Hatús,

Nehemías 12:3 Secanías, Rehum, Meremot,

Nehemías 12:4 Iddo, Gineto, Abías,

Nehemías 12:5 Mijamín, Maadías, Bilga,

Nehemías 12:6 Semaías, Joiarib, Jedaías,

Nehemías 12:7 Salú, Amoc, Hilcías y Jedaías. Estos eran los principales sacerdotes y sus hermanos en los días de Jesúa.

Nehemías 12:8 Los levitas: Jesúa, Binúi, Cadmiel,[c] Serebías, Judá y Matanías, que con sus hermanos oficiaba en los cantos de alabanza.

Nehemías 12:9 Y Bacbuquías y Uni, sus hermanos, cada cual en su ministerio.

Nehemías 12:10 Jesúa engendró a Joiacim, Joiacim engendró a Eliasib, y Eliasib engendró a Joiada;

Nehemías 12:11 Joiada engendró a Jonatán[d] y Jonatán engendró a Jadúa.

Nehemías 12:12 En los días de Joiacim los sacerdotes jefes de familia fueron: de Seraías, Meraías; de Jeremías, Hananías;

Nehemías 12:13 de Esdras, Mesulam; de Amarías, Johanán;

Nehemías 12:14 de Melicú, Jonatán; de Sebanías, José;

Nehemías 12:15 de Harim, Adna; de Meraiot, Helcai;

Nehemías 12:16 de Iddo, Zacarías; de Ginetón, Mesulam;

Nehemías 12:17 de Abías, Zicri; de Miniamín,[e] de Moadías, Piltai;

Nehemías 12:18 de Bilga, Samúa; de Semaías, Jonatán;

Nehemías 12:19 de Joiarib, Matenai; de Jedaías, Uzi;

Nehemías 12:20 de Salai, Calai; de Amoc, Eber;

Nehemías 12:21 de Hilcías, Hasabías; de Jedaías, Natanael.

Nehemías 12:22 Los levitas en días de Eliasib, de Joiada, de Johanán y de Jadúa fueron inscritos como jefes de familia; también los sacerdotes, hasta el reinado de Darío el persa.[f]

Nehemías 12:23 Los hijos de Leví, jefes de familia, fueron inscritos en el libro de las crónicas hasta los días de Johanán hijo de Eliasib.

Nehemías 12:24 Los principales de los levitas eran: Hasabías, Serebías, Jesúa hijo de Cadmiel, y sus hermanos estaban frente a ellos, para alabar y dar gracias, conforme al estatuto de David, varón de Dios, durante su turno[g] de servicio.

Nehemías 12:25 Matanías, Bacbuquías, Obadías, Mesulam, Talmón y Acub, eran porteros y hacían guardia en las entradas de las puertas.

Nehemías 12:26 Estos vivieron en los días de Joiacim hijo de Jesúa hijo de Josadac, y en los días del gobernador Nehemías y del sacerdote y escriba Esdras.

Estas eran listas de los sacerdotes y levitas que regresaron desde los primeros momentos hasta la época en que se escribe el texto.

Nehemías 12:27 Dedicación del muro[h] Para la dedicación del muro de Jerusalén, buscaron a los levitas de todos los lugares donde vivían y los llevaron a Jerusalén, para hacer la dedicación y la fiesta con alabanzas y con cánticos, con címbalos, salterios y cítaras.

Nehemías 12:28 Los hijos de los cantores[i] acudieron, tanto de la región alrededor de Jerusalén, como de las aldeas de los netofatitas;

Nehemías 12:29 también de la casa de Gilgal y de los campos de Geba y de Azmavet, porque los cantores se habían edificado aldeas alrededor de Jerusalén.

Nehemías 12:30 Los sacerdotes y los levitas se purificaron, y luego purificaron al pueblo, las puertas y el muro.[j]

Nehemías 12:31 Hice entonces subir a los gobernantes de Judá sobre el muro, y organicé dos grandes coros que fueron en procesión; el primero a la derecha, sobre el muro, marchaba hacia la puerta del Muladar.[k]

Nehemías 12:32 Detrás de ellos iban Osaías, con la mitad de los gobernantes de Judá,

Nehemías 12:33 Azarías, Esdras, Mesulam,

Nehemías 12:34 Judá y Benjamín, Semaías y Jeremías.

Nehemías 12:35 De los hijos de los sacerdotes iban con trompetas: Zacarías hijo de Jonatán hijo de Semaías, hijo de Matanías, hijo de Micaías, hijo de Zacur, hijo de Asaf;

Nehemías 12:36 y sus hermanos Semaías, Azarael, Milalai, Gilalai, Maai, Natanael, Judá y Hanani, quienes iban con los instrumentos musicales de David, varón de Dios; y el escriba Esdras[l] marchaba delante de ellos.

¿De dónde sacaron los sacerdotes los instrumentos musicales? David había instituido la música como parte de la adoración en el templo, y por lo tanto probablemente guardaban allí sus instrumentos. Cuando Nabucodonosor destruyó el templo, se llevó muchos artículos a Babilonia. Muy probablemente fueron preservados en Babilonia y Ciro se los devolvió a los israelitas cuando regresaron a su tierra.

Nehemías 12:37 A la altura de la puerta de la Fuente, subieron derecho por las gradas de la Ciudad de David, por la subida del muro, desde la casa de David hasta la puerta de las Aguas, al oriente.

Nehemías 12:38 El segundo coro iba del lado opuesto; yo iba detrás, con la mitad del pueblo, sobre el muro, desde la torre de los Hornos hasta el muro ancho,

Nehemías 12:39 pasando por la puerta de Efraín, la puerta Vieja, la puerta del Pescado, la torre de Hananeel y la torre de Hamea, hasta la puerta de las Ovejas; y se detuvieron en la puerta de la Cárcel.

Nehemías 12:40 Llegaron luego los dos coros a la casa de Dios. A mi lado estaban la mitad de los oficiales,

Nehemías 12:41 y los sacerdotes Eliacim, Maaseías, Miniamín, Micaías, Elioenai, Zacarías y Hananías, con trompetas;

Nehemías 12:42 y Maasías, Semaías, Eleazar, Uzi, Johanán, Malquías, Elam y Ezer. Y los cantores cantaban en alta voz, dirigidos por Izrahías.

Nehemías 12:43 Aquel día se ofrecieron numerosos sacrificios,[m] y se regocijaron, porque Dios los había recreado con grande contentamiento; también se alegraron las mujeres y los niños. Y el alborozo de Jerusalén se oía desde lejos.

Nótese la doble procesión en el servicio de dedicación. La procesión de Esdras le dio la vuelta a Jerusalén en sentido contrario de las manecillas del reloj, mientras Nehemías lo hacía a la inversa, hasta reunirse en la explanada del templo. De esta manera se honraron las contribuciones del sacerdote y el gobernador.

Nehemías 12:44 Porciones para sacerdotes y levitas En aquel día fueron puestos hombres sobre los depósitos de los tesoros, de las ofrendas, de las primicias y de los diezmos, para almacenar en ellos las porciones que la Ley otorga a sacerdotes y levitas, las cuales llegaban de las ciudades; porque era grande el gozo de Judá con respecto a los sacerdotes y levitas que servían.

Se dictaron posteriores disposiciones para el mantenimiento de los que servían en el templo. Las cámaras eran administradas por hombres que se ocupaban de la recolección y distribución apropiada de los diezmos y contribuciones. Estas cámaras debían ser amplias para almacenar todo el grano que el pueblo entregaba. La administración de las mismas era una responsabilidad importante.

Nehemías 12:45 Ellos cumplían en el servicio de su Dios, y en el servicio de la expiación, junto con los cantores[n] y los porteros,[ñ] conforme al estatuto de David y de Salomón, su hijo.

Nehemías 12:46 Porque desde el tiempo de David y de Asaf, ya de antiguo, había un director de cantores para los cánticos, las alabanzas y la acción de gracias a Dios.

Nehemías 12:47 Y todo Israel, en días de Zorobabel y en días de Nehemías, daba alimentos a los cantores y a los porteros, cada cosa en su día. Entregaban asimismo sus porciones a los levitas, y los levitas entregaban su parte a los hijos de Aarón.[o]

El sostén de los sacerdotes y levitas era generoso, ya que habían ministrado bien.

La dedicación de la ciudad estuvo llena de gozo, alabanza y canto. Nehemías mencionó en repetidas ocasiones al rey David, quien inició la costumbre de utilizar coros en la adoración. En los días de David, Israel era una nación vigorosa y temerosa de Dios. Estos desterrados que habían regresado querían que su Jerusalén fuera el centro de una nación renovada, fortalecida por Dios. Por lo tanto, dedicaron a Dios su ciudad y a sí mismos.

Ahora Puedes adquirir los Libros de Estudio

Al adquirir tus libros de estudios estarás ayudando este Ministerio para cumplir con la Gran Comisión de «Id y llevad el Evangelio a toda criatura en todo lugar. Contamos con tu ayuda. Dios te Bendice rica, grande y abundantemente.

Comparte esta publicacion en tus redes favoritas

También hemos publicado para ti

Depende de quién son las manos

Una pelota de basketball en mis manos vale 19 dólares En las manos de Michael Jordan vale 33 millones de dólares. Depende de quien son las manos. Una pelota de baseball en mis manos

Seguir Leyendo »