Nahum 1: La ira vengadora de Dios

Publicaciones realizadas por ángeles que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar

Nahum sirvió como profeta para Judá y Asiria desde el año 663 al 654 a.C. Manasés, uno de los reyes más perversos de Judá, gobernaba la tierra. Abiertamente desafió a Dios y persiguió a su pueblo. Asiria, la potencia mundial de esa época, hizo de Judá un súbdito. El pueblo de Judá quería ser como los asirios, quienes parecían tener todo el poder y las posesiones que querían. El poderoso imperio asirio que oprimía al pueblo de Dios pronto caería. Los que practican el mal y oprimen a los demás algún día tendrán un final amargo. Contemporáneo de Sofonías (640-621)

Nah 1:1 Profecía sobre Nínive.(A) Libro de la visión de Nahum de Elcos.

Libro : El mensaje de Nahum es la única profecía del AT que se identifica como un libro. Nínive , como representante de todo el imperio asirio, era una ciudad magnífica, localizada en la orilla oriental del río Tigris, en el moderno Irak. Fue fundada por Nimrod y estaba rodeada de un muro de casi 12 km de circunferencia. La ciudad llegó a tener aproximadamente 300.000 habitantes dentro del perímetro urbano.

Nahum, como Jonás, fue un profeta en Nínive, la capital del Imperio Asirio y profetizó entre 663-654 a.C. Un siglo antes, Jonás vio a la ciudad arrepentirse (véase el libro de Jonás), pero esta cayó de nuevo en la maldad. Asiria, la potencia mundial que controlaba el Creciente Fértil, parecía incontenible. Sus salvajes y rudos guerreros conquistaron Israel, el reino del norte, y le provocaban gran sufrimiento a Judá. Por lo tanto, Nahum proclamó la ira de Dios en contra de la maldad de Asiria. En muy pocas décadas, Babilonia derribaría a Nínive.

Nah 1:2 Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos.

Jehová es el nombre del Dios del pacto. Es Dios celoso , que demanda consagración total, y tiene como propósito proteger y vindicar a su pueblo.

Unicamente Dios tiene el derecho de ser celoso y de llevar a cabo la venganza. Los celos y la venganza pueden ser términos que nos llenen de sorpresa al asociarse con Dios. Por lo general, cuando los humanos celan y se vengan, actúan con un espíritu egoísta. Sin embargo, es apropiado que Dios insista en nuestra lealtad completa y es justo que El castigue a los malhechores que no se arrepientan. Su celo y venganza no están mezclados con el egoísmo. Su propósito es erradicar el pecado y restaurar la paz en el mundo.

Nah 1:3 Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. Jehová marcha en la tempestad y el torbellino, y las nubes son el polvo de sus pies.

Dios es lento para la ira, pero cuando está listo para castigar, hasta la tierra tiembla. Muchas personas no buscan a Dios porque ven maldad en el mundo e hipocresía en la iglesia. No comprenden que como Dios es lento para la ira, ofrece a sus seguidores tiempo para hablar de la realidad de su amor a los pecadores. Pero el castigo llegará; Dios no dejará pecado sin castigo para siempre. Cuando la gente pregunte por qué Dios no castiga el mal de inmediato, ayúdeles a recordar que si lo hiciera, ninguno de nosotros estaría aquí. Todos debemos estar agradecidos de que Dios nos conceda tiempo para volvernos a El.

Nah 1:4 El amenaza al mar, y lo hace secar, y agosta todos los ríos; Basán fue destruido, y el Carmelo, y la flor del Líbano fue destruida.

Nahum se refiere a la separación de las aguas y a la liberación de Israel del cautiverio egipcio, y a la ocasión cuando hizo secar el Jordán para facilitar a Israel su entrada a Canaán. Basán , el Carmelo y el Líbano eran áreas famosas por su fertilidad.

Nah 1:5 Los montes tiemblan delante de él, y los collados se derriten; la tierra se conmueve a su presencia, y el mundo, y todos los que en él habitan.

Hasta los grandes símbolos de fuerza y estabilidad, los montes, los collados, y la tierra , tiemblan en la presencia de Dios.

Nah 1:6 ¿Quién permanecerá delante de su ira? ¿y quién quedará en pie en el ardor de su enojo? Su ira se derrama como fuego, y por él se hienden las peñas.

Deja un Comentario. Tu opinión es valiosa para nosotros

Lionel Valentin Calderón

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Nuevo Testamento

Antiguo Testamento

Historias para Reflexionar

La vida con Amor

La justicia con Amor te hace justo, sin Amor te hace duro. La amabilidad con

Solicita Nuetro Boletín

Al enviar esta solicitud acepto los Términos y Condiciones de Bendiciones Cristianas