Salmo 64: Suplica por proteccion de los enemigos

Categorías: Antiguo Testamento y Salmos.

Salmo 64:1 Al director del coro. Salmo de David. Escucha mi voz, oh Dios, en mi queja; guarda mi vida del terror del enemigo.

El mal puede llegar en forma de conspiración secreta o de emboscada debido a que Satanás quiere sorprendernos desapercibidos. Nos tienta en nuestros puntos más débiles cuando menos lo esperamos. Pero Dios mismo derribará a nuestros enemigos, sean físicos o espirituales. La maldad está muy extendida y nos afecta en muchas formas, pero la victoria final ya pertenece a Dios y a quienes confían y creen en El. Escucha , oh Dios : Puede que este salmo se refiera al tipo de incidente que ocurrió cuando el principal consejero de David se volvió en su contra.

Salmo 64:2 Escóndeme de los planes secretos de los malhechores, del asalto de los obradores de iniquidad,

Quizás creamos que Dios quiere escuchar solo algunas de nuestras peticiones. Si bien es cierto que debemos alabarlo, confesarnos y hacer peticiones respetuosas, también es cierto que Dios está dispuesto a escuchar cualquier cosa que deseemos contarle. David se expresó con sinceridad sabiendo que Dios podría escuchar su voz. El siempre escuchará con atención y nos comprenderá a plenitud.

Salmo 64:3 que afilan su lengua como espada, y lanzan palabras amargas como saeta,

Las palabras que se hablan en contra nuestra están entre los ataques más dolorosos que quizás nos toque enfrentar. Si confiamos en Dios, dichos ataques no nos herirán. Alabanza, shabach: Reconocer, alabar; adorar; gloriarse en algo; aquietar a alguien. Shabach tiene un doble significado: «alabar» y «calmar». El verbo aparece 11 veces en el Antiguo Testamento; en ocho de estas ocasiones se refiere a pronunciar palabras de alabanza. Las restantes tres hablan, ya sea de calmar el tumultuoso mar o de acallar la ira de nuestro corazón.

Salmo 64:4 para herir en oculto al íntegro; lo hieren repentinamente, y no temen.

Salmo 64:5 Se aferran en propósitos malignos; hablan de tender trampas en secreto, y dicen: ¿Quién las verá?

Salmo 64:6 Traman injusticias, diciendo: Estamos listos con una trama bien concebida; pues los pensamientos del hombre y su corazón son profundos.

Salmo 64:7 Pero Dios les disparará con saeta; repentinamente serán heridos.

Salmo 64:8 Vuelven su lengua tropezadero contra sí mismos; todos los que los vean menearán la cabeza.

Así también Ahitofel cayó cuando el consejo ofrecido a David se volvió contra él

Salmo 64:9 Entonces todos los hombres temerán, y declararán la obra de Dios, y considerarán sus hechos.

Nótese la diferencia entre el consejo secreto del mal y la abierta declaración de las obras de Dios.

Salmo 64:10 El justo se alegrará en el Señor, y en El se refugiará; y todos los rectos de corazón se gloriarán.

Páginas: 1 2 3

Deja un comentario